Blogs / Moda / Octubre 07 de 2017 / Comentarios

Moda responsable

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Para escribir esta nota lo primero que pienso es en mi estilo de vida y qué estoy haciendo para alargar la vida útil de mis prendas y no caer en el “exceso” y a su vez en el desperdicio de ropa. Lo anterior porque para hablar de moda sostenible o responsable es ideal ser congruente con lo que se escribe y con el ejemplo.

Es de anotar que con este tema se van a sentir más identificados los millennials y los de generación z, ya que estos son más conscientes de lo que está pasando en el mundo y las facturas que está dando el cambio climático, porque es un tema que nos compete a todos. Para muestra de un botón son todos los fenómenos ambientales vividos últimamente y quien no se sienta identificado vive en otras latitudes.

Por todo lo anterior cada vez más los usuarios desean y están dispuestos a pagar por una ropa de buena calidad, donde esta no solo dure una temporada, sino que su vida útil sea por muchos meses y, por qué no, por varios años. Definitivamente, pienso, debemos apostarle a este tipo de procesos sociales y medios ambientales.

El primero reflejado por las grandes industrias que le apuestan a procesos textiles no tan destructivos del medio ambiente como el uso adecuado del agua, es decir, en cuanto a la disposición correcta que se le hace de ella en el entorno, de modo que no se perjudiquen los ríos o cuencas. También se contribuye con esa responsabilidad social, ambiental y de moda, utilizando fibras textiles de primera calidad, es decir, que el proceso de esta ayude y contribuya al cuidando de su entorno donde se da. Estas dos meras acciones, entre muchas, determinan un buen proceso para que una prenda sea sostenible. Insisto, hoy más que nunca se necesitan de estos procesos, además soy consciente que esto tiene un costo adicional y está en cada uno de nosotros en acceder a pagar o ser sencillamente indiferente a esta problemática. 

Además yo sé que desde sus casas y armarios, ustedes puede reinventar esas prendas que tanto ama, sin necesidad de comprar nuevamente y tirar y es por esto que estos tips son super fáciles y prácticos y, lo mejor, se trata de materiales que se encuentran en el mercado local. 

- Cambiar los cuellos desgastados.

- Agregar detalles a blusas y jeans que estén viejos, degastados o rotos, como bordados de flores o animales, que están muy de moda y se pueden encontrar en las distribuidoras de materiales para confección o artesanías.

- Rediseñar esa prenda que tanto le gusta, cortándole las mangas o agregando esta en otro material o color.

- Y como tip local, en el barrio Las Sesenta Casas hay una señora con el ya casi en desuso arte de tejer y lo hace de una manera divina. Ella puede recuperar prendas que están rotas y vaya manera de hacerlo. De hecho vi un trabajo con unos zapatos en lona cuyo “parche” tejido parece una obra de arte. 

Aquí lo importante es que usted sea consciente que el mundo necesita de ideas y actitudes que lo ayuden a conservar y qué mejor que ser responsable con las prendas, evitando en cuanto se pueda esa costumbre de “comprar y tirar”, actitud que nos ayudará a comprar la ropa que estrictamente necesitamos. Por todo lo anterior pienso que de mi parte y espero de ustedes, apostemos siempre por una moda responsable. 

Temas Relacionados: Moda Calidad Responsabilidad

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2017 todos los derechos reservados