Domingo, 23 Sep,2018

BLOG / NACIONAL / AGO 26 2016 / Comentarios

Aguamasa

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Primero se acaba el aguamasa que los marranos” era una de las frasecitas que más repetía en vida mi padre y de muchacho me costó mucho entender que quería decir. Esta semana con la firma del “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” se me vino de inmediato a la cabeza, cuando uno de mis estudiantes, habiendo terminado clase se me acerca y me dice, en un curioso tono de pregunta-afirmación: “un tío me explicó el porqué hay que votar por el NO”, “¿?”.

En un pasado no muy lejano, pero olvidado de nuestra memoria, Perú invadió un buen día de nuestro señor a Colombia y se tomó Leticia a bala.

Desde luego se inició una guerra. No hay registros del presidente Olaya citando a los ciudadanos a un plebiscito a preguntarles si todos estaban de acuerdo con defender el territorio nacional y por tanto iniciar el último conflicto transnacional en el cual este país se vio envuelto. Simplemente tuvo que tomar la decisión de ir a la guerra.

Así como nunca nadie preguntó a nuestros abuelitos si querían hacer la guerra, ahora menos propicio preguntar si queremos hacer la paz. No sé si sea una aventura como la Odiseo en la que se ha montado el gobierno, pero yo me cansé de ver a mexicanos, peruanos, chilenos, y tantos otros más burlándose de nosotros, los colombianos, por averiguar si queremos hacer la paz.

La lógica dictaría que el SI abrumador atestaría las urnas de votación el próximo octubre. Pero a estas alturas, en un país tan ilógico como el nuestro, creo que esta minicampaña se volverá un remedo de fuerzas de caras a futuras contiendas electorales. Y terminaríamos haciendo el oso más monumental de la historia al ganar el NO.

Esta votación debería ser algo personal, así:

¿Conoció personas que hayan muerto por el conflicto armado? ¿Preferiría que siguieran vivas? SI o NO.

El país malgasta más de la tercera parte de su producto sosteniendo el conflicto ¿Preferiría que se invirtiera mejor la riqueza nacional? SI o NO.

Esas son las preguntas que cada quien debería cuestionarse, las demás todas conducen a reforzar el odio y la venganza que se apoderan de las almas por el dolor acumulado por tantas décadas.

No será de marranos el disentir, pero que presente tengo hoy a mi padre con sus frasecitas, al ver a tanto recalcitrante y obstinado terco, que sigue convencido vive en tiempos de Laureano y camina campante y tranquilo, como si aquí no hubiera ocurrido nada, ofreciendo consejos y pontificando desde su porfía.

 

CARLOS ANDRES GARCIA GIRALDO

@_carlosandresgg

Lea otras de mis reflexiones en “El Colombiano Capitalista”: http://opinioncarlosandres.blogspot.com/

NOTICIAS RELACIONADAS

Política

Fidel y la paz

El título pareciera tener dos palabritas que no caben en la misma sentencia. Castro murió en su Habana caribeña entre los retozos tranquilos de los cocoteros en la playa y de viejo en una cómoda cama de nogal siendo ...

Actualidad

El fin de la democracia

Walter Lippmann es aún hoy, cuarenta años después de su muerte, tal vez el pensador político más influyente de los EEUU y tal vez una figura muy pertinente para entender lo que ha sucedido con los fenómenos ...

Nacional

La tal reforma

Esta mañana en la televisión veía al señor director de la Dirección Nacional de Impuestos dar una explicación sobre la Reforma Tributaria. Lo bueno de ser funcionario público y estar en ese nivel ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net