Sabado, 15 Jun,2019
BLOG / ACTUALIDAD / ABR 12 2019 / Comentarios

Nuestro entorno vale

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Se ha vuelto normal que con los años, nos acostumbremos a ver los parques, zonas verdes, quebradas y en general diversos espacios en condiciones de contaminación, generadas por nosotros. Adoptar conductas poco amables con el medio ambiente es preocupante, pero convertirlas en rutina es sumamente grave. La forma en la que interactuamos con nuestro entorno habla del nivel de pertenencia y cultura ciudadana que tenemos; no podemos brindar este ejemplo a las generaciones que se están formando y las que llegarán. 

Armenia es una ciudad con un gran potencial; hay mucho por hacer y nosotros debemos ser protagonistas del proceso; debemos participar en los temas de ciudad. En una problemática como la contaminación hay que ponerse la camiseta; somos privilegiados en cuestión de recursos naturales y espacios verdes, es nuestra obligación garantizar el cuidado, limpieza y preservación de dichas áreas. 

El pensamiento individualista no puede seguir siendo un obstáculo en la construcción de ciudad; no podemos seguir pensando exclusivamente en nuestras necesidades e intereses, dejando de lado los objetivos colectivos que le apuntan al beneficio común. Las problemáticas sociales nos afectan a todos; por lo tanto el trabajo en equipo es la única alternativa para gestionar cambios reales y sostenibles. 

El cambio climático, las afectaciones con el abastecimiento y condiciones del agua; nuestras quebradas que se convierten en basureros y los parques que parecieran sitios de recolección de desechos; opacan lo positivo de la ciudad en temas de espacio público; pero también denotan la indiferencia ciudadana. La reglamentación que castiga las conductas que atentan contra el medio ambiente, no ha sido suficiente; hasta que como ciudadanos no tengamos conciencia de la situación real y sus consecuencias difícilmente se darán cambios. Ha faltado mano dura en la aplicación de dichas normatividades, se debe generar un impacto que transforme la visión actual de los armenios. 

Es momento de entender que nuestro entorno vale; apreciar el papel fundamental que juega la naturaleza. Debemos trabajar de la mano para mantener limpio nuestro territorio, apropiarnos de los espacios verdes, tener sentido de pertenencia porque son nuestros. Esto solo lo podremos lograr cuando interioricemos que la responsabilidad de sacar adelante Armenia es compartida; tenemos derechos pero también deberes; como ciudadanos debemos contribuir positivamente en la transformación de ciudad; no debería ser un tema ni siquiera de obligación sino de amor y compromiso social y ciudadano. 

Estamos a tiempo, para edificar una ciudad más verde, sostenible, diversa, habitable y cívica. El momento para comprometernos con y por Armenia es ahora. 

#NoNosDaIgual
Twittter: @Felipevilla08
[email protected]

Temas Relacionados:

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net