Miércoles, 14 Nov,2018

BLOG / CIUDADANíA / OCT 16 2018 / Comentarios

Recuperemos Confianza

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La confianza es un elemento fundamental que nos permite creer en el otro o en el buen fin de una situación, por tanto siempre esperamos que se haga lo correcto, se cumplan nuestras expectativas y que no nos decepcionen. La facilidad para creer en los demás se ha visto eclipsada por la ausencia del correcto proceder; se ha marcado la tendencia del “piensa mal y acertarás”, lo cual es un factor contraproducente que genera barreras en la manera en cómo nos relacionamos. 

Culturalmente en Colombia la desconfianza ha primado por los diferentes momentos que hemos vivido a través de los años; como lo han sido: el narcotráfico, la corrupción, la delincuencia, entre otras variables determinantes que han naturalizado el no confiar en el otro, en las instituciones, en las promesas y sobre todo en la palabra, que anteriormente era una escritura pública.

Por ende, uno de los focos principales de desconfianza se ve evidenciado en el ejercicio de la política, tal vez la profesión con más mala imagen del país, reconocida por sus falsas promesas, sonrisas simuladas, abrazos sin cariño y poca gestión.

Asimismo, debemos reconocer que en la actualidad muchas son las críticas que reciben los políticos y las instituciones en las redes sociales, diarios y medios de comunicación, muchas personas inconformes y con justa razón. Pero lo realmente importante a examinar, es ¿Qué estamos haciendo para mejorar?, es allí donde la incertidumbre crece, donde queremos que hagan pero no hacer, criticamos pero no proponemos, decimos pero no actuamos.

En efecto, los que debemos cambiar, respetar el pensamiento del otro, actuar sin segundas intenciones, trabajar desinteresadamente por un fin colectivo, proponer y luchar en equipo somos nosotros. Demostrar que no nos da igual nuestro entorno y los demás.

La política no es mala, de hecho en su esencia es determinante para una sociedad, tiene un fin muy significativo como lo hemos escuchado: “el arte de gobernar” ya que pretende direccionar las políticas de desarrollo e instituciones, con el fin de hacer el bien o como muchos políticos lo dicen fervientes en campaña “el arte de servir” teniendo en cuenta el ayudar a los demás. Para mí la política es “el arte de pensar en colectivo”, en los demás, en trabajar unidos por un mismo fin.

Todos debemos trabajar en equipo para sacar adelante la ciudad, contribuyendo desde nuestro entorno, participando activamente y siendo veedores de lo que pasa con Armenia, siendo dolientes y solidarios frente a lo que vive el otro, entendiendo que debemos ser primero ciudadanos comprometidos para construir una mejor ciudad. 

#NoNosDaIgual

[email protected]
Twitter: @Felipevilla08

NOTICIAS RELACIONADAS

Ciudadanía

Armenia 129 años

Armenia es una de las capitales de Colombia donde evidentemente se destacan sus colores verdes, bellos paisajes, gente buena, conexión estratégica con otras ciudades, además de contar con el privilegio de ubicarse en el ...

Ciudadanía

Armenia nuestra razón

En la actualidad tenemos diferentes intereses y gustos, relacionados con nuestra crianza, los espacios compartidos y los contextos en los que interactuamos. Esas cualidades que nos identifican, no pueden ser un factor determinante para no tener una ...

Actualidad

Me preguntaron: ¿cómo es un quindiano?

Recuerdo la época en que estaba estudiando la maestría en gobierno y políticas públicas en Bogotá en la universidad Externado de Colombia, donde tuve la oportunidad de estudiar con gente maravillosa de Cali, ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net