Blogs / Actualidad / Enero 10 de 2017 / Comentarios

Respeto por las normas de tránsito

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Esto puede sonar a cartilla institucional de cualquier entidad de tránsito, transporte o movilidad, tal vez lo hayamos visto en muchos avisos, afiches o señales públicas, pero en muchas ocasiones es claro que el mensaje no llega, no cala en la gente, no entendemos la dinámica o la gran irresponsabilidad que puede llevar el no acatar dichas normas.

En primera instancia es bueno mencionar dos puntos importantes como lo son el peatón y el conductor. El primero se conoce como la persona que se moviliza a pie por una vía pública, pero quien representa la figura de víctima o como el responsable cuando cruza las calles por fuera de la cebra y se atraviesa a los carros, no respeta el semáforo peatonal como en muchas ocasiones se presenta en la pompeyana del parque fundadores, que cruzan muchas veces estando el semáforo en rojo.

Además, los peatones responden con improperios hacia los conductores, también cuando caminan por la carretera y no por el andén, o cuando paran o se bajan del bus en cualquier lugar, teniendo en cuenta que hay paraderos, pero buscan su comodidad, entre otras acciones que afectan una buena movilidad para todos.

La otra cara de la moneda son los conductores, como en todo no se puede generalizar, ya que hay bastantes que respetan las normas de tránsito y son decentes al momento de conducir, pero también hay una gran indiferencia cuando los conductores no respetan la cebra, se entiende que encima de la cebra no se debe parquear, es más, si el semáforo está en rojo, se debe hacer atrás de la cebra y dejar pasar a las personas porque es prioridad el peatón.

Otro punto importante es cuando no se respeta el semáforo estando en amarillo o rojo, muchos se lo atraviesan a altas velocidades, entendiendo que el amarillo es precaución para frenar si está cambiando para rojo y prepararse para arrancar si está cambiando para verde, pero, por el contrario, muchos lo mal entienden como el momento para acelerar lo que más se pueda.

Asimismo, se entiende que el carril izquierdo es para adelantar, no el derecho, y que se deben poner las direccionales que poco se utilizan en la actualidad. Estas son cuestiones culturales que debemos recordar porque existen hace mucho en el Código Nacional de Tránsito, tal como el prohibido parquear, que afecta no solo la movilidad sino que representa un problema para toda la ciudad, pues en muchas ocasiones por facilidad de todos nos parqueamos en cualquier lugar, obstruyendo un carril y afectando así la movilidad en general. Recuerden que hay suficientes parqueaderos para empezar a culturizarnos en no parquear en zonas públicas prohibidas.

Por otro lado, la contaminación auditiva al pitar de manera constante, el pelear con otro conductor por atravesarse o estar parqueado en la vía nos hace intolerantes. Esto que he mencionado aplica para conductores de carro, moto, taxis, bicicleta, buses, etc. Ya que, independientemente del medio de transporte, se debe respetar la cebra, el semáforo, colocar direccionales para adelantar o las estacionarias para parar, hay que respetar al otro conductor, al peatón, porque la ciudad es de todos.

Simplemente son unos comentarios respetuosos sobre las normas de tránsito, entendiendo que todos como conductores y/o peatones, tenemos un compromiso de ciudad, con las normas de tránsito, con nuestros coterráneos, vías, calles y andenes. Todos podemos aportar a hacer de Armenia una mejor ciudad, incluyente, respetando a los demás, cuidando nuestra ciudad, siendo más tolerantes, cívicos y cultos.

 

felipevilla088@hotmail.com

Twitter: @Felipevilla08

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2017 todos los derechos reservados