Sabado, 23 Feb,2019
BLOG / SEXUALIDAD / NOV 18 2018 / Comentarios

Cefalea coital: cuando la cabeza duele de verdad

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

El dolor de cabeza presente durante la actividad sexual —coito, sexo oral o masturbación—, es más frecuente de lo que la gente se imagina. Es mayor en hombres que en mujeres —relación 4:1, a partir de los 50 años de edad—. Es inusual que el dolor se extienda más allá de los treinta minutos, pero puede durar hasta una hora, sin hacerse presente en ningún otro momento del día o durante cualquier otra actividad, —es exclusivo de la actividad sexual—; con la ventaja de que rara vez puede llegar a ser limitante y sin asociación con ninguna patología. No se trata de migraña ni de la vieja excusa para no tener relaciones sexuales.

La cefalea coital —orgásmica o sexual benigna— se caracteriza por un dolor de cabeza de carácter intenso, previo o posterior al orgasmo. Se inicia con pequeños latidos en la frente o a nivel temporal bilateral, para después extenderse a todo el cráneo, intensificándose durante el orgasmo, para luego desaparecer espontáneamente.

Se han descrito múltiples razones para explicar la cefalea sexual benigna, siendo más habitual secundaria al estrés —esfuerzo por mantener una actividad sexual óptima, preocupaciones cotidianas, etc.—, angustia, cansancio físico, deporte excesivo, depresión o tristeza. En los hombres es más frecuente su presencia debido a los siguientes aspectos: ingesta de fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil o de la eyaculación precoz, deseo imperioso de adoptar una actitud sexual más competitiva o diferente a lo usual y en presencia de una nueva pareja.

La cefalea coital ha sido clasificada de diferentes formas y maneras, pero yo sugiero la siguiente, por lo fácil y práctica: a) tipo I: dolor de predominio occipital que se acrecienta durante el orgasmo; b) tipo II —explosiva—: dolor pulsátil, fronto-occipital, cuya aparición coincide con el orgasmo. Es el subtipo más común. Se asocia a un aumento de las contracciones musculares involuntarias en la región maxilofacial en respuesta al orgasmo; c) tipo III —postural—: dolor de carácter opresivo, suele aparecer luego del orgasmo. Es la menos común y la que más puede durar —incluso varias semanas—. 

Las entidades a descartarse en una persona con cefalea coital son: cefalea tensional crónica, cefaleas secundarias a otras patologías, migraña, tratamiento crónico antihipertensivo, etcétera.

La mayoría de las personas con cefalea coital no buscan ayuda. En ellas el aspecto psicológico influye tanto en la aparición del dolor como en la intensidad y la duración del mismo; sin embargo, no hay justificación para evitar la actividad sexual, ya que esto lo único que hace es agravar el rechazo al sexo. La invitación es a consultar, no se quede al aire de sus vientos, el fin es encontrarle solución a esta agobiante situación. 

Temas Relacionados: Cefalea Sexo Sexualidad

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net