Jueves, 23 May,2019
BLOG / ACTUALIDAD / SEP 16 2018 / Comentarios

El lenguaje no sexista y la inclusión de los géneros

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

En palabras del escritor y filósofo Francis George Steiner: “Lo que no se nombra no existe”. Si lo aplicamos al idioma, en especial el español, queda claro que nuestra lengua contribuye a la invisibilización de la mujer. Es posible entender la necesidad o no, de una alarma al respecto, pero es conveniente aclarar con la fuerza crítica de la razón, que a la mujer no se le puede degradar ni convertir en un ente desechable o sin valor. 

Es incuestionable, el idioma no le ofrece una representación a lo femenino, negándose la igualdad entre los sexos, por lo tanto, lamentablemente, es la manera subliminal de no hablar de forma equilibrada. Y esto, en la actualidad, ha generado todo tipo de críticas, causando perturbaciones o agregando molestias a mucha gente. 

El propósito de un lenguaje no sexista, consiste en no camuflar ni someter, subestimar o discriminar a la mujer; para lo cual sería conveniente echarle una ojeada al artículo: “Language and Woman’s Place” —“El lenguaje y el lugar de la mujer”— de la lingüista Robin Lakoff, donde se hace un reflexivo llamado a la inclusión de los géneros, así para muchas personas represente la ruptura del acomodamiento de su forma de expresarse. 

La fortuna de todo lo anterior, es que las personas de hoy, no somos las de antes, en las que pensar distinto era pecado. Sin embargo, la manera como hombres y mujeres minimicemos el asunto es la clave. La propuesta pretende omitir los géneros —masculino y femenino— de las frases, al resultar excluyente para la población general; de ese modo, sugieren el uso de palabras como «elles», «nosotres» y «todes»; lo cual tácitamente involucra a todas las personas, por ende, están obligadas a sentirse identificadas, sin el rigor del género u orientación sexual.

Es obvio que el lenguaje, en sí mismo, no es sexista ni excluyente, pero si el silogismo resulta etéreo y sutil, tal vez sea un efectivo oxímoron; ya que no siempre es usado de la mejor manera. 

Entretanto, quizás, sea mucha la indignación de la Real Academia Española —RAE—, la cual ha sido acusada de machista y sexista recalcitrante, sin resultar ni risas ni trizas al respecto, a pesar de haberse pronunciado al negar el uso del grafema “e” como marca de género inclusivo, argumentando que los cambios lingüísticos no son producto de la decisión de un colectivo.

En algunos debates me han dicho que el lenguaje no sexista y la inclusión de los géneros, es como un relato lleno de imágenes oníricas, no obstante, para mi opinión personal, —el lenguaje no sexista y la inclusión de los géneros—, exige la participación de una fuerte acción social igualitaria, cuyo fin único sea que el lenguaje se modifique por la propia inercia del cambio, tal como lo propone de forma implícita la RAE.

Temas Relacionados:

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net