Miércoles, 12 Dic,2018

BLOG / SEXUALIDAD / OCT 07 2018 / Comentarios

El sexo en la mujer en senectud

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Me he dedicado en la última década a trabajar la motivación de la sexualidad en la mujer madura. Me interesa enseñarles y hacerles entender cómo pueden explorar y descubrir su verdadero “yo sexual” a la par de los hombres, tan solo usando sus dedos y manos —sin descartar a la pareja—, mediante el equilibrio con su mapa erógeno —algo en lo que los hombres tardan más—.

La senectud es el periodo de la vida que vive un ser humano tras la madurez, entendiéndose esta como ancianidad o vejez. En una de mis recientes investigaciones, en una población de 72.894 mujeres, encontré que el 2,54 % de las participantes de más de 65 años tienen relaciones coitales menos de una vez por mes. Siendo curioso, pero nada novedoso, el hecho de observar al 57,17 % afirmando haber logrado el clímax, pasados los 40 años, y más peculiar ver cómo el 18,03 % de las menores de 40 años afirmó insatisfacción sexual, mientras el 21,86 % de las mayores de 40 años reportaron insatisfacción sexual.

La mujer en la vejez tiene la ventaja de haber dejado atrás su rol de madre —no más embarazos, ni maternidad, ni crianza de hijos—, vive la satisfacción del síndrome de la labor cumplida, y no tiene por qué entristecerse con la contraparte del “síndrome del nido vació”. Urge la necesidad de reconciliarse con el cuerpo, es tiempo de empoderarse de su sexualidad, aceptando los cambios de la figura como mera evolución de su existencia.

La mujer en senectud está invitada a entender cómo la sexualidad, en este periodo de su vida, tiene más que ver con la calidad que con la cantidad, más con la incesante imaginación que con la mera penetración, sin dejar de lado la oportunidad de vivir de forma asexual por propia decisión y exclusiva elección, porque así lo decide, más no por imposición social, familiar o cultural.

La mujer anciana no debe sentirse insegura de su cuerpo —una arruga de más o de menos, es solo una mella en discreción—, y no es razón para impedirle disfrutar de cada centímetro del cuerpo. 

El aprendizaje consiste en explorar la propia geografía de ese inmenso órgano sexual llamado piel. Su propia naturaleza femenina, la llama a vivir pomposamente la sexualidad, con más disposición así sea menos frenética, esté o no presente el coito, sin boicotear su satisfacción sexual.

La senectud no consiste solamente —como parece creer mucha gente— en una sociedad de viejos arrugados o sin ganas, sino también, y aún más esencialmente, en un periodo de goce sexual, amparados en el principio de igualdad. La verdad es una sola, la mujer anciana puede ganar en la vejez lo que no vivió en la paupérrima sexualidad de la juventud, pero con la oportunidad y el reto de disfrutarlo más y mejor, de lo cual Isabel II ya dejó constancia, al demostrar cómo la senectud no es una enfermedad.

Temas Relacionados: Sexualidad

NOTICIAS RELACIONADAS

Actualidad

El sexo sin amor no debe ser un dilema moral

A mucha gente le encanta centrar su sexualidad en el sexo que se hace con los genitales. Es la forma como disfrutan y desean vivir la erótica, lejos de todos los aspectos morales, aplicables o no, tanto a las personas con y sin pareja ...

Sexualidad

Las hormonas del enamoramiento

El enamoramiento se caracteriza por un estado emocional enriquecido de alegría y atracción de una persona hacia otra; donde se pueden compartir todo tipo de circunstancias, siempre y cuando permanezcan juntas. En este estado no existe ...

Sexualidad

Cefalea coital: cuando la cabeza duele de verdad

El dolor de cabeza presente durante la actividad sexual —coito, sexo oral o masturbación—, es más frecuente de lo que la gente se imagina. Es mayor en hombres que en mujeres —relación 4:1, a partir de los 50 ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net