Domingo, 24 Jun,2018

BLOG / SEXUALIDAD / FEB 04 2018 / Comentarios

La «enviagrizacion» del sexo

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Le hago el presente llamado a los hombres, e invito a mis adiestradas huestes de sexólogos a reflexionar sobre la creciente ‘enviagrizacion’ del sexo. Es hora de sentarse a revisar qué está pasando con la excesiva farmacologización de la sexualidad.

A la hora del coito: ¿Los hombres son menos capaces o las mujeres reclaman más? No entiendo la constante tozudez de tomar los encuentros íntimos como si fueran un escenario para salir a convertirse en el adalid del sexo.

Es grande mi conmoción al escuchar, a todo tipo de caballeros —de diferentes edades—, que se habituaron a la ‘pastillita’ para consumar la cópula. Me produce desconcierto el aciago que trae consigo el sexo en estos hombres; no sé de dónde sacan la tarea competitiva que le imprimen a sus jornadas debajo de las sábanas.

Les advierto, ni la pareja ni el coito deben resultar en el condicionamiento de luchar, en buena lid, por ser el más reconocido taumaturgo del ‘catre’. La sexualidad no es para eso. Si la entiende como una contienda donde está forzado a someterse a un desafío contrarreloj, ornamentado con la pirotecnia de fuegos artificiales, déjeme decirle que está en el lugar equivocado, —camine para las olimpiadas—, ya que el sexo no es un campeonato donde gana el que ‘más tire y aguante’.

Si no se tiene un demostrado trastorno con la erección, no hay razón para consumir medicamentos. Esto puede resultar nocivo para la salud en general, en especial, si le va a mezclar alcohol u otro tipo de sustancias recreativas.

La famosa pastilla azul fue puesta en circulación para que los hombres, con problemas de erección, salieran adelante. No fue hecha ni para los sanos ni para los jóvenes que gozan de óptima salud física y sexual. Se trata de un fármaco con efectos adversos y reacciones secundarias, por lo tanto, no es para salir de fiesta ni para encuentros furtivos; ni es mágica para empalmar un orgasmo con otro ni para retrasar el periodo refractario. ¡Bájese de esa nube!

Si es de los hombres al que los acosa el fantasma de la ansiedad de rendimiento o miedo al fracaso, para lo cual cree que existe la ‘pitufina’ viagra; le hago saber que está actuando mal a la hora de controlar sus erecciones. Si su ‘aparato’ no le responde como desea, lo que amerita no son fármacos para poder ‘cumplir en la cama, sino unas sesiones de terapia sexual, porque en poco tiempo entrará a la espiral sin fin de la ‘impotencia situacional’.

En relación con el coito, es prudente tomar conciencia de lo que se hace o ingiere para lograr una erección, no vaya a ser que la supuesta disfunción resulte menos belicosa que la solución; y en vez de un certamen de penetración, el viagra le resulte trágicamente contraproducente, terminando.

Temas Relacionados: Sexo Sexualidad Viagra

NOTICIAS RELACIONADAS

Sexualidad

El adiós al Viagra

La Disfunción Eréctil, DE, es la incapacidad de lograr o mantener una erección suficiente para alcanzar un coito satisfactorio, desencadenando alteración en la autoestima, la calidad de vida y la relación de ...

Sexualidad

Mitos y tabúes en la sexualidad femenina

A lo largo de la historia, la sexualidad ha estado rodeada de subrepticias mentiras, no obstante, en pleno siglo XXI, cuando de “sexo” se trata, aún vivimos en una sociedad atiborrada de mitos y tabúes espurios. En nuestro ...

Sexualidad

El síndrome de laxitud vaginal y sus efectos en el sexo

La relajación o hiperlaxitud vaginal se refriere a la pérdida o disminución de la tensión del canal vaginal, constituyendo lo que se ha denominado “síndrome de laxitud vaginal”. Se caracteriza por la ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net