Miércoles, 14 Nov,2018

BLOG / SEXUALIDAD / ABR 08 2018 / Comentarios

¡Pilas con el exceso de reproducción!

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Es obvio para mis lectores y para mis cercanos, que el “sexo recreativo”, es el principal eslogan de mi campaña en educación sexual. Me parece deleznable que solo se piense en la sexualidad como un propósito de cópula y reproducción, eso no lo considero una filosofía de gente con juicio ecuánime.

La ley de Malthus, pretendió descifrar la desigualdad económica y la pobreza de las masas como una consecuencia del crecimiento de la población, frente a la escasez de recursos. Afirma que la población se duplica cada 25 años, es decir, crece en progresión geométrica, presentando un crecimiento exponencial. Eso está por demostrarse en Colombia —en 1990 éramos 34,27 millones—.

En este momento es dramático el crecimiento de la población y este incremento dejó de ser una amenaza para convertirse en un verdadero problema de magnitud incalculable. Es evidente que la sobrepoblación comienza a generar emergencias económicas, laborales, sociales, de seguridad, educación y salubridad de toda índole. Para la gente se hizo imperativo recurrir a otras actividades menos ortodoxas, de ahí la multiplicación de: esquiroles, delincuencia, narcotráfico, prostitución, etc.

En el desenfreno de promocionar políticas donde primen los derechos sobre los deberes, se nos olvidó disminuir los índices de reproducción y en vez de enseñar una sexualidad responsable, en la cual el placer y el erotismo estén por encima de la procreación, empezamos a subsidiar los embarazos no planeados, y a premiar la proliferación desmedida de “familias en acción” como si hubiese comida, trabajo y cama para tanta gente.

Ni nuestros ruines genes hispanos, ni la violencia, ni la desigualdad social, ni el conflicto armado de las últimas décadas son culpables de los males que abruman al país. En esta lógica maltusiana la falta de educación sexual, en cabeza de la «incultura sexual» son la causa perfecta de lo que estamos viviendo en estos momentos. Es absurdo que una persona que se gane la cuarta parte del mínimo ostente una familia de seis y más hijos; tampoco imploro una procreación para ricos. En mi opinión, paralelo a su derecho a la familia y al derecho reproductivo consagrado en la constitución, considero que también debe estar la prudencia del daño que la sobrepoblación le genera a la sociedad y al planeta.

Urge buscar mecanismos de control poblacional, donde el estado garantice educación, trabajo y salud para todos, pero todos también debemos procurar una sociedad más objetiva y equitativa a la hora de la reproducción.

Esta reflexión amerita entender que el crecimiento de la población desbordó la capacidad instalada del país. Si deseamos una nación menos violenta, menos prostituta y menos narcotraficante es obvio que en la educación sexual puede haber un recurso táctico a considerar.

Temas Relacionados: Sexualidad Reproducción

NOTICIAS RELACIONADAS

Sexualidad

La sexualidad en las personas homosexuales

Son innumerables las definiciones acerca de la sexualidad. En mi caso es más cómodo reconocerla como un aspecto fundamental de la condición humana, presente a lo largo de la vida; la cual abarca el sexo, las identidades y los ...

Actualidad

El oficio de un sexólogo

Un sexólogo es un profesional de la sexología, una ciencia, cuya mayor exigencia es la consagración multidisciplinar; mediante esta se hace posible comprender, entender y explicar el hecho sexual humano. No podemos desconocer ...

Sexualidad

El derecho a envejecer sin sexo

La sexualidad es un aspecto esencial en la vida de los seres humanos, la cual nace y muere con la persona, ya que somos seres sexuados, sexuales y eróticos; sin embargo esto no puede reducirse a lo genital.  Al agregarle años a ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net