Blogs / Salud / Septiembre 03 de 2017 / Comentarios

El «petting» es una práctica sexual saludable

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

El «petting» es un término inglés derivado del verbo “pet”: acariciar; cuyo correspondiente en español es “faje o magreo”, el cual es el contacto físico e intercambio de caricias placenteras, en donde “todo está permitido”, excepto el coito. A diferencia de lo que mucha gente piensa, con esta práctica sexual si se puede alcanzar el orgasmo. Es tal la aceptación, en el grueso de la población femenina, que para ellas puede llegar a ser más satisfactoria que la misma penetración.

En este juego sexual, el contacto físico puede ir desde limitarse a unos inocentes besos y caricias, roces o frotes, por encima de la ropa o desnudos, hasta la inclusión del sexo oral, eso sí, sin llegar a la penetración.

Entre sus principales ventajas se destacan la prevención del embarazo no planeado o deseado, el evitar contraer infecciones, además de incluir el excepcional deseo, de algunas mujeres, de conservar el himen intacto.

La práctica del «petting» es emocional y físicamente beneficiosa, ya que además de satisfacer la necesidad de comunicación y expresión de afecto, -a través del contacto corporal-, promueve la ternura y la intimidad, a veces olvidada durante la cópula.

En mi opinión profesional, el «petting» no tiene nada de malo, sino todo lo contrario, pues no solo ayuda a las personas a iniciar su vida sexual, sino a conocerse a sí mismos y a conocer el cuerpo y deseos de la pareja, especialmente entre los adolescentes, además de ayudarles a liberar la tensión sexual.

Las recomendaciones para su inicio son: a) no se deje presionar por otras personas o por las circunstancias, b) en la práctica del sexo oral es indispensable el uso del condón, c) si se presenta la eyaculación, fuera de la vagina, la posibilidad de un embarazo existe, téngalo presente, d) nunca olvide el acuerdo de que no ocurra la penetración.

En el grupo de adolescentes, lo considero una excelente opción para iniciar la sexualidad, porque los riesgos o peligros del coito son más pronunciados a esta edad; no obstante, requiere de un responsable autocontrol, madurez y respeto por sí mismo y por la pareja, para no dejarse llevar por la excitación o las circunstancias, terminando en un coito no planeado o no seguro.

Le recuerdo que la felación o cunnilingus hace necesaria, y hasta obligatorio, el uso adecuado del preservativo, debido a que existe la posibilidad de contagio de alguna infección de transmisión sexual; por lo tanto, no deje a sus genitales pensar por usted.

Temas Relacionados: Sexualidad Petting

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2017 todos los derechos reservados