Blogs / Salud / Abril 15 de 2017 / Comentarios

Lo que caracteriza a un «buen catre»

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Un buen amante es una persona con habilidades e información suficiente y necesaria para convertirse en la compañera íntima ideal; sabe cómo satisfacer a su pareja, lejos de toda monótona rutina.
 

En realidad secreto no hay ninguno, lo recomendable es que una persona con el deseo de mantener una adecuada armonía bajo las sabanas, debe desprenderse del pudor, abrirse a probar, vivir y disfrutar nuevas experiencias, lejos de todo mito o tabú (aprender a compartir, dando y recibiendo, sin ser egoísta a la hora del placer). Se esmera en que la pareja sienta y experimente tanto o más placer que él o ella misma.

No llevar los problemas y conflictos a las sabanas. Lo mejor es concentrarse en el encuentro íntimo; deleitar lo que le brinda y ofrece la sexualidad. Es importante centralizar las emociones y sentimientos, depositando la atención en el encuentro, sin ahorrar tiempo o mimos, disfrutando sin prisas y libre de estrés.

Las mujeres se caracterizan por  hablar, y a su vez les encanta ser escuchadas (algo para entender y aprender del lado de los hombres). Les  importa mucho que les muestren interés, traduciéndose en fortalecimiento de la relación de pareja.

El romanticismo no es para los abuelos, es un tema de moda. La invitación es a resucitar los piropos, los cumplidos, las flores y las chocolatinas; ayudan a despertar y a mantener el deseo.

El buen amante acaricia, besa, cautiva, habla, seduce y respeta; no es tacaño para complacer a su pareja en la intimidad. Es menos lo que piensa en penetrar y taladrar, que lo que se preocupa por hacer sentir bien, sin olvidarse del malabarismo del Kama Sutra y otras alternativas gimnásticas.

En síntesis, no hay una medida para establecer la fórmula dé como ser el buen amante que todos esperamos, ni como ser el o la amante perfecta a la hora de involucrar los cuerpos en el «catre»; sin embargo, estas sugerencias le van ayudar a que su vida sexual resulte más espléndida.

A las personas no se les puede medir con el mismo rasero, pues la satisfacción sexual es individual, y lo que para uno es bueno para el otro resulta catastrófico. No son el número de veces ni el tiempo que lo meta, sino como lo hace, siendo más importante la calidad que la cantidad.

La percepción de «buen catre», suele ser muy diferente lo que piensan las mujeres respecto de los hombres. Los varones somos más instintivos y lascivos, mientras las mujeres son más emotivas y sensitivas, claro está con sus grandes excepciones.

Temas Relacionados: Blogs

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2017 todos los derechos reservados