Jueves, 23 May,2019
BLOG / ACTUALIDAD / AGO 01 2015 / Comentarios

Centros comerciales que asaltan a sus clientes

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

El comercio de Armenia se ha venido expandiendo con grandes superficies que le dan a los habitantes de esta pequeña ciudad la sensación de que aquí también se puede vivir como en las grandes capitales del país, o incluso como en ciudades europeas o norteamericanas. Pero en ese ambiente futurista y de bonanza se debe incluir el respeto por los mismos clientes que hasta estos centros comerciales arriban para comprar ropa, ver una película o simplemente comerse un helado.

No entiende el consumidor habitual quindiano, ni el turista nacional o extranjero, cómo estos centros comerciales pueden cobrar parqueadero a sus clientes, aún cuando estos hayan hecho compras, consumido y gastado su dinero en los establecimientos ubicados en estas superficies.

No parece lógico que los propietarios de los negocios situados dentro de estos centros comerciales, permitan a la administración del lugar cobrar por el parqueo de los vehículos de quienes llegan a comprar.

El hecho de tener qué pagar un parqueadero, incluso cuando se han comprado artículos, va en detrimento no solo de la imagen del sitio, sino de las mismas ventas que sus establecimientos puedan alcanzar. Esto es de pura lógica.

Y por si fuera poco ¿cómo es posible que sea más barato parquear el carro o la moto en cualquier parqueadero privado de la ciudad, que dentro de un centro comercial al que uno va a dejar la plata comprando?. Lógica leonina la de estos comerciantes y empresarios a quienes hay qué pagarles para que nos ofrezcan sus productos. Nos cobran por vendernos, ¿qué tal?

Y no es que deban dejar completamente gratis los parqueaderos, pues lógicamente el parking también hace parte del negocio, pero que le cobren a quienes han hecho sus compras porque se pasaron de las dos horas permitidas por la factura que llevan en sus manos, sin importar la cantidad de dinero gastado en sus locales comerciales, y que además le cobren más de lo que hubiera pagado si dejara su carro en otro parqueadero, es de un absurdo que crea en el comprador la sensación de que lo asaltaron, ¡lo atracaron!

Facturas que exceden los 100 o 200 mil pesos y que no cubren el parqueo de dos simples motos o una hora más de un carro, produce risa en turistas que jamás volverán a estos sitios, y causan ira en los mismos quindianos, a quienes les toca aguantarse el robo de tener que pagarles después de haber ido a hacerles el gasto.

Si con los grandes centros comerciales lo que pretendemos es parecernos a ciudades intermedias más desarrolladas como lo son Bilbao en España, Bourdeaux en Francia, o Atlanta en Estados Unidos, deberíamos aprender de sus empresarios y comerciantes, quienes permiten el parqueo gratuito en sus centros comerciales, la confitería en sus cines no vale cuatro veces más de lo que costaría afuera y los clientes, sean compradores o no, son tratados con el respeto que merecen, pues cualquier persona que ingrese a un establecimiento es un cliente potencial, que tal vez no compre hoy, pero que puede comprar mañana, o mejor aún, puede traer nuevos clientes y recomendar el lugar a futuros compradores.

De la experiencia del cliente depende el crecimiento del negocio. Y de seguro un comprador se sentirá más feliz cuando al salir del establecimiento, conduciendo su vehículo, lo despidan con un “feliz viaje y vuelva pronto”, y no se sentirá ofendido o atracado, cuando lo obligan a pagar desde $1300 hasta $3000 de parqueo, según el vehículo, porque se pasó de las dos horas que le permite la factura que lleva.

Razón tienen los que crearon grupos en redes sociales como el de: No pagar parqueadero en los centros comerciales (https://www.facebook.com/groups/156252657778530/) y no al cobro de parqueadero en centros comerciales (https://www.facebook.com/groups/110129059154381/), donde incluso promueven iniciativas de dejar de ir a estos establecimientos, si siguen tumbando a la gente con sus dichosos horarios de parqueo.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net