Lunes, 25 Mar,2019
BLOG / ACTUALIDAD / MAR 20 2015 / Comentarios

Policías golpeando mujeres

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La impactante escena en la que un miembro del Esmad golpea de manera violenta con su escudo protector a una mujer en el centro de Armenia, durante los operativos de recuperación del espacio público el pasado viernes 13 de marzo, causa indignación, nos deja sin aliento y produce un alto sentimiento de impotencia ante un hecho tan deplorable, justo 5 días después de que se celebrara con bombos y platillos el Día de la Mujer.

El vídeo fue publicado en las redes sociales e incluso fue subido a la página web de LA CRÓNICA en el enlace: "Presunto abuso de autoridad del Esmad, denunciado en redes sociales, será investigado", generando el rechazo de la mayoría de personas que lo vieron y luego lo comentaron.

En las imágenes se ve a una señora que es agredida físicamente por uno de estos uniformados que parecen robots, no solo por sus trajes, sino porque actúan como tal y parece que no razonan como humanos, pues van 'cascando' a quien se atraviese en su camino, sin importarles si son mujeres, niños, manifestantes o simples transeúntes que quedaron en medio del enfrentamiento.

La señora en cuestión llega a la escena a protestarle a este policía por la forma como estos están tratando a su hijo, quien en el vídeo aparece intentando ayudar a una persona que yace en el piso rodeada de agentes del Esmad. La ciudadana con sus manos desnudas, o sea sin piedras, palos o cualquier cosa que pudiera causar daño a los uniformados, se acerca desprevenida sin siquiera imaginarse el golpe que segundos después le da el policía, sin previo aviso, sin justificación alguna, y que de lleno la manda al piso, en cuya caída por poco se golpea la cabeza contra un camión policial que está parqueado en la misma zona.

Durante el vídeo se alcanza incluso a escuchar a quien lo graba diciendo “malparido le reventó la boca”, y se aprecia la reacción impotente del hijo de la señora, que trata de defenderla, como lo haría cualquier hijo, utilizando solo sus manos, pues como ya dije antes, ni el joven, ni la señora cuentan con objetos que pudieran amenazar la integridad de los policiales.

Al final, con la misma impotencia que siento yo al escribir estas líneas y que tal vez sienta usted al leerlas o al ver el vídeo, el muchacho es subido en el camión para ser trasladado a un centro judicial, mientras su señora madre trata de dialogar con los uniformados para que no se lo lleven, sin siquiera reclamar por el dolor que debe estar sintiendo no solo en su rostro tras el golpe infame del agente, sino también al ver a su hijo detenido por tratar de defenderla a ella.

Como es obvio, en el trozo de vídeo publicado no se aprecia todo lo acontecido ese día, donde vale la pena decir también se presentaron agresiones por parte de los vendedores ambulantes de DVD piratas que estaban siendo desalojados de la zona. Agresiones que obviamente también deben ser condenadas por la ciudadanía, pues algunas de estas personas lanzaron piedras contra los uniformados y causaron daños a la infraestructura de las zonas aledañas a los enfrentamientos.

Tras la reacción en las redes sociales, y los más de 125 comentarios en la página web de LA CRÓNICA, el comandante de la Policía en el Quindío indicó que los hechos serán investigados. Pero aquí quiero, como ciudadano colombiano, exigir que se conozcan los resultados de estas investigaciones, que de la misma forma como deben ser castigados y sancionados quienes lanzaron piedras contra los uniformados, así mismo se anuncie a la opinión pública la sanción a la que debe ser sometido este uniformado por este bochornoso episodio.

Y que esto no pare aquí, pues la Policía Nacional debe demostrar que la manera como se instruyen sus unidades es la adecuada, ya que estas situaciones parecen indicar que a los uniformados no se les educa con humanismo, no se les enseña a controlar sus emociones y a reconocer entre una persona que representa una amenaza y una persona que se encuentra indefensa. La repartición de golpes y  bolillo a diestra y siniestra sin identificar a quienes verdaderamente los están agrediendo no puede ser justificada de ninguna manera en un Estado Social de Derecho como lo es Colombia.

 

Post scriptum:

¿Es a punta de garrote la única manera de enfrentar la ilegalidad de la venta de CD y DVD piratas en nuestras ciudades?

¿Acaso no reconocen las mismas autoridades que estos vendedores ambulantes son manipulados por verdaderas mafias?

¿Por qué no se ataca entonces a estas mafias? ¿Por qué se emprenden cada mes estos brutales operativos contra las líneas más bajas de estas redes ilegales y no se identifican las verdaderas cabezas de las mismas y se les captura?

¿Por qué no se toman y allanan los lugares donde se produce este tipo de material ilegal, se incautan las máquinas con las que se produce el mismo y se les confiscan los productos?

Atacar el problema de raiz producirá una verdadera solución, todo lo demás son paños de agua tibia.

Temas Relacionados: Policía

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net