Blogs / Actualidad / Enero 01 de 2017 / Comentarios

La ciberdelincuencia en aumento

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Diremos que es la conducta que cometen personas en internet con propósitos delictivos, ingresando a redes privadas, estafando, robando o sustrayendo información. Encontramos tres modalidades: ataques a sistemas informáticos y piratería, fraude y falsificación y publicación de contenidos ilegales. La escasa legislación al respecto, crea vacíos; igual que la casi nula capacitación para que se investigue y controle, hace que los ciberdelincuentes logren sus fines y continúen delinquiendo.

Lo sorprendente aquí es que personas graduadas en universidades se dediquen a esta ilicitud; también le siguen los que no son, pero que aprende rápidamente este comportamiento delictivo; también se conoce como delito informático o ciberdelito, las acciones que vías informáticas destruyen computadores y redes de internet. El caso es que la informática se mueve más rápido que la legislación colombiana y no se toman con agilidad los correctivos, surgiendo este abuso que se acrecientan cada día.

Múltiples son los engaños en los que caen incautos e incautas. Como le sucedió no hace mucho a Liliana Jazmín García, joven mejicana,  que de su país llegó a Bogotá buscando su príncipe azul, convencida que era un General del Ejército colombiano, que le juro amor eterno en internet; lo que resulto totalmente falso. El resultado, Liliana volvió a su país engañada y traumatizada; solo encontró un general en su laberinto. El cibernauta le pinto pajaritos en el aire y ella creyó, pues no era ni siquiera un soldado. Mujeres por favor no sean tan crédulas.

En internet se induce a diversas formas de hacer dinero y rápido, que muchos creen y a pesar de estar advertidos vuelven a caer, consignando  dinero que le solicitan, con la promesa que recibirán a los pocos días su dinero triplicado. La gente no da sin recibir: nadie hace rico a otro quedándose pobre. No sean tan…. Lo que quieran agregar, es solo para que se concienticen; es una alerta temprana; una recomendación para que no caigan en esas fabulosas propuestas. La única forma de conseguir dinero lícitamente es trabajar con insistencia.

De otro lado, con el propósito de castigar los actos de racismo y xenofobia cometidos mediante delitos informáticos, nació en enero de 2008  el Protocolo Adicional al Convenio de Ciberdelincuencia de Europa, que incluye entre otros aspectos las medidas que se deben tomar en casos de: Difusión de material Xenofóbico o racista; insultos a amenazas. Convenio que entre otras cosas no se cumple en Colombia, habiéndose incorporado a nuestra legislación.

Circulan en el momento el software malicioso o malintencionado, cuyo objetivo no es solo afectar computadores, sino también obtener información a situaciones que posteriormente el cibernauta utilizara para propósitos delictivos, con mensajes similares al que llego a mi computador, que pudo haberle llegado a ustedes así: “Soy una persona muy rica, próxima a morir, pero bondadosa, resido en Nigeria y necesito trasladar una suma importante de dinero al extranjero con discreción.

¿Será posible utilizar su cuenta bancaria? Si acepta recibirá un 20%. El valor a transferir según la moribunda era de 4.5 millones de dólares. ¿Lectores ya calcularon cual es el 20%? Cualquier destinatario desprevenido de inmediato entrega la información y otros datos solicitados. Resultando estafado. No caí, espero no lo hagan ustedes. No crean en tanta historia barata.

En 2015, 40 millones de ataques a sitios web y plataformas empresariales se reportaron, muchos están sin resolver.

No sean uno de esos casos, tengamos un poco de malicia indígena.    

 

jairofrancos@hotmail.com    

                                

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2017 todos los derechos reservados