Jueves, 18 Abr,2019
BLOG / ACTUALIDAD / NOV 06 2015 / Comentarios

Carta a un profesional de la salud

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Tengo el inmenso privilegio da haber interactuado con médicos y enfermeras de extraordinaria calidad humana y profesional, que enaltecen con su actitud la profesión que ejercen y su vida misma es sinónimo de confiabilidad, honestidad y espíritu de sacrificio; intuyo que cuando eligieron esta profesión, eligieron el servicio al prójimo por encima de cualquier consideración y eso los ubica en la parte alta de la escala de valores, todo mi respeto y admiración, pero esa condición no los habilita para mirar a los demás por encima del hombro, sino para que lo hagan a los  ojos con infinita ternura; sabes  nosotros empezamos a sanar cuando nos reciben con palabras amables y con una sonrisa sincera.

Es claro que la ley 100 atenta contra los tiempos de atención a los pacientes, pero no puede atentar contra la amabilidad y el respeto y es preferible devolverle la salud y la esperanza a uno solo que atender apresuradamente a cinco.

Siempre me he cuestionado sobre la actitud que asumen algunos galenos en los pasillos tristes de muchos hospitales y en los consultorios fríos y silenciosos de muchas clínicas, cuando atienden a un paciente que no figura dentro de su árbol genealógico, se percibe una indiferencia que abruma, que duele, que acreciente el dolor, porque es tan difícil verlo como un ser humano  que requiere solo un poco de consideración, una palmadita en la espalada, una voz de esperanza que mitiguen en algo su pena.

Aprendamos ver en los demás sus necesidades y limitaciones, no su soberbia y entendamos de una vez por todas que nadie necesita de más afecto que aquel que no es capaz de darlo a los demás.

Ustedes tienen en su cerebro la formula precisa para sanar, trasmítanla a sus manos y a su corazón en forma de apretón de manos,   de sonrisa sincera y de calurosa bienvenida, de cordial despedida.

 

Tu paciente.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net