Viernes, 19 Abr,2019
BLOG / ACTUALIDAD / FEB 05 2016 / Comentarios

Lecciones de ayer

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Así como nuestros  abuelos cuentan con nostalgia los buenos modales del pasado que han desaparecido en el tiempo, el valor de la palabra empeñada que no necesitaba codeudores, la espesa vegetación que los rodeaba y la rica fauna que alegraba los campos, hoy quienes somos padres de familia sin más de 60 años a la espalda, hablamos con preocupación de la drástica disminución de la oferta de agua, de como muchos ríos que en el pasado recibieron los paseos de olla, hoy se han convertido gracias a nuestra inteligencia en depósitos de basura, en quebradas envenenadas y espesas, en estaderos de gallinazos y cuanto carroñero existe.

Derrochamos el agua sin asomo de vergüenza, pareciera que como tengo capacidad de pago puedo despilfarrarla sin pensar en un momento en los que tienen que caminar durante horas en buscas de un pozo de aguas turbias, mal olientes y calientes para calmar su imperiosa necesidad de agua, consideramos cumplida nuestra tarea de aseo cuando arrojamos la basura fuera de la casa o el auto para conservarlo limpio, que insensatez.

Deje sus absurdos afanes diarios y deténgase por un momento a contemplar  el paisaje que lo ha rodeado por años, como ha cambiado, cierto? Sus hermosos tonos verdes que llamaban a la vida han dado paso al triste ocre, muchos árboles que te proveían de oxigeno se cansaron de esperar un poco del agua que derrochas.

El cambio climático, producto de nuestra pésima administración del planeta, altero los polos, la temperatura ambiente, las épocas de siembra y cosecha, desaparecimos especies que jamás recuperaremos, ampliamos la frontera desértica, secamos ríos, aumentamos la contaminación ambiental, redujimos la oferta de alimentos, y encarecimos el agua a tal punto que hoy se vende más que las bebidas gaseosas y pululan las marcas que volvieron la sed en un negocio muy lucrativo.

Ya existen enfrentamientos entre vecinos por causa del agua, el paso siguiente serán las agresiones, es acaso este el panorama que queremos dejarle a nuestros hijos,  o preferimos vivir en armonía entre nosotros y respetar el derecho que tienen los árboles, los animales, la tierra, el agua como primeros inquilinos de este hermoso planeta convaleciente y delicado.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net