Jueves, 18 Abr,2019
BLOG / ACTUALIDAD / OCT 23 2015 / Comentarios

Preparándonos para el fin

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Hago parte de la generación del 60 cuando los diarios y emisoras solo se ocupaban del nacimiento de la moda hippie, los Beatles. Leonardo Fabio, Leo Dan, los asesinatos de Kennedy, Martin Luther King, el inicio de la era espacial con Yuri Gagarin, el primer alunizaje en nuestro satélite natural con el Apolo 11, el primer trasplante de corazón y el invento del marcapaso, entre otras cosas.

Hice parte gracias a Dios de una familia  con profundas creencias católicas de misa los domingos, rosario en familia por las noches y primeros viernes de confesada, igual fuimos levantados con cierto temor al demonio, a la muerte y al fin del mundo; pero cuando apenas estaba terminando de formar mis alas para volar muy alto empecé a convivir con la idea del fin de los tiempos.

En el año 1985 cruzaría por la tierra el cometa Halley y su paso sería devastador, nada pasó, luego sería el cometa Hyakutake en 1996, después se habló de que sería el 1 de enero del 2000 con un colapso de los sistemas tecnológicos, acto seguido debía prepararme para el 21 de diciembre de 2012 pues los Mayas aseguraron que ese era el día señalado, San Malaquías pronosticó que sería el 13 de Mayo de 2013, History Channel sugería que acontecería el 22 de febrero de 2014 según una profecía Vikinga, y nada sucedió,  pero esto no es nuevo, del fin se está hablando desde el año 741 antes de JC, según el imperio Romano, Roma seria destruida y ese sería el fin de los tiempos, en el año 793 el Beato de Liebana aseguró que el fin del mundo sería en abril de ese año, en el año 1000 el papa Silvestre II aseguró que ese año sería el fin del mundo, después dijo que sería en el 1033 pues las cuentas eran diferentes, en 1914 los Testigos de Jehová daban esa fecha como la fecha del fin.

La verdad no he tenido vida tranquila pensando en que todo lo que siempre soñé no se alcanzó a hacer realidad y que mis recursos siempre tan limitados no me han permitido aprovisionarme de la suficiente cantidad de velas y fósforos benditos, de agua y enlatados para hacer frente al fin.

No se han puesto a pensar que muchos vivieron con esta misma angustia y se les acabo la vida antes del fin.

Prefiero vivir con la imagen de un planeta adornado por una luna llena, el  verde de una montaña, beber un sorbo de agua fresca, percibir la mirada del amor, escuchar una bella melodía en la radio, sentir el aroma de un delicioso café o una flor que saluda el amanecer, la sonrisa de un niño, o  escuchar el canto de las aves a vivir con la imagen de un planeta arrasado por el fuego, inmerso en epidemias, guerras y odios, por qué mirar en blanco y negro todo lo que me rodea cuando puedo apreciar las cosas con toda la gama de colores.

Jesús les dijo a sus discípulos en Marcos 13:32 que el día y la hora del fin no lo sabía ni siguiera los ángeles del cielo si no solo El Padre.

Seguramente grandes desafíos se avecinan pero mi preocupación no debe estar en cómo me voy a salvar yo, o como le saco el cuerpo a esta situación, sino EN SERVIR AL PROJIMO EN AMAR A DIOS Y A LA NATURALEZA Y  EN VIVIR LA CARIDAD.
 

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net