Miércoles, 23 Oct,2019
BLOG / HUMOR / ABR 26 2015 / Comentarios

Si se enferma no vaya a la EPS, allá lo dejan peor

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

En Colombia no se puede contraer una enfermedad, y mucho menos protestar por la baja calidad del sistema de salud.

Por eso, y en vista de que nuestros admirables gobernantes no hacen nada por mejorar este servicio tan importante, la solución está en no enfermarse aún más con el estrés que nos producen las EPS y buscar soluciones alternas para nuestros arrechuchos.

Comparto aquí una lista de alternativas para convivir con las EPS, o mejor, para aliviarse por otro lado:

  • Programe su enfermedad con 6 meses de anticipación, y vaya pidiendo la cita de una vez.
  • Cuando llame a la EPS, hágalo con voz quejosa y agónica. Diga que está al borde de la muerte, a ver si alcanzan a incluirlo en la agenda del médico este año.
  • Separe toda una tarde de su agenda, recargue con bastantes minutos el teléfono y consiga una silla bien cómoda para llamar a la EPS y pasarse horas enteras digitando la opción 1...1...1 que le dicta la operadora para mamarle gallo a ver si desiste de pedir la cita.
  • Si se va a enfermar que sea algo grave, si es para una gripa, diarrea o dolor de cabeza, seguramente no lo van a dejar pasar de la puerta de la clínica, gracias al famoso 'Triage', “porque hay pacientes que sí necesitan atención”.
  • Si se descalabra, se descompone una mano o una rodilla, no gaste tiempo yendo a urgencias. Acuda a los yerbateros del parque, esos que soban con chicharrón de marrano y le cuadran el hueso a punta de rezo.
  • Si la enfermedad es grave y nada que lo atienden, una promesa al Señor de Los Milagros de Buga es la solución más efectiva. Si es ateo puede ocurrirle que o se convierte usted, o lo convierte la EPS.
  • Si necesita exámenes especializados, rompa la alcancía y vaya al médico particular, porque de aquí a que le aprueben la orden, le estarán cantando aquella canción que dice: “Somos los peregrinos...”.
  • Aproveche la promoción de Acetaminofén pague una y lleve 10, y mantenga en la casa para que pueda tratar a sus seres queridos cuando padezcan dengue, chikunguña, dolor general y hasta churria. Igual, eso es lo único que le van a mandar si va a la EPS.
  • Finalmente, haga cuentas. Ir a la EPS sale más caro que pagar un médico particular. No solo le sacan dinero de su sueldo y le cobran el famoso co-pago, sino que usted termina perdiendo hasta el pasaje porque fue y no lo atendieron.

 

Por Leonio.

Sígame en @YoSoyLeonio.

Temas Relacionados:

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net