Sabado, 20 Abr,2019
BLOG / ACTUALIDAD / ABR 26 2016 / Comentarios

Los huecos citadinos

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La Ciudad se encuentra como es normal desde hace muchos años en una situación más que lamentable, en materia de vías transitables para vehículos. Cada que una administración mediante un milagro, le da por tapar algunos cráteres, no  se explica uno a quien le adjudica los contratos de reparcheo porque utilizan los materiales mas malos y no tienen ni idea de cómo deben uniformarse , es decir que queden como una mesa de billar,  sino que  los dejan como resaltos o como huecos  deprimidos y lo que es más grave aún, dura más un tamal en un derrumbe que el terminado final de estos trabajos . Así las cosas uno se pregunta si esos   contratos se los adjudican a un médico, un economista o a un contador, menos a un ingeniero,  en vista de la mala calidad de los trabajos y su mínima duración. Esos resellos asfalticos da la impresión de que los sellaran con bóxer o colbón ya que a los dos meses vuelven a configurarse los mismos cráteres .

Otro agravante es que dejan que los huecos se vayan volviendo verdaderas trampas mortales para los vehículos que circulan por esa vías, con el fin de que una vez ocurra un accidente grave, sacan a licitación el resello o pavimentación a costos sobredimensionados para lograr las ganancias a título personal que todos sabemos. En una palabra, adjudican la pavimentada de una cuadra a precios diez veces lo que normalmente vale ese trabajito. Este tipo de corrupción es por la que debemos todos unidos, tratar al máximo de erradicar, denunciandola.

El sector del Caimo – canchas de futbol de la EPA es un claro ejemplo de lo anteriormente expuesto.

Otro vicio que cogieron los contratistas con el concurso de los que se dicen ser interventores  pero de papel, es que abren los huecos para realizar los trabajos y no los tapan debidamente en una falta de ética y respeto por los usuarios que no tiene límites. Hay que ver los trabajos que se están realizando sobre la Carrera 19, sector comercial, en donde se nota la parsimonia y desdén con que trabajan sabiendo el enorme perjuicio que están ocasionando al sector económico no solo de la ciudad sino de ellos mismos. Si tengo que abrir un hueco y tirar una tubería, debo hacerlo con la mayor diligencia posible para evitar esos gravísimos trastornos que se están causando no solo en materia vial sino comercial. 

Todo esto constituye una falta de respeto a la ciudadanía que con un verdadero esfuerzo económico, paga impuestos bien altos y la administración le devuelve con obras de pésima calidad y para cortos períodos, además del enorme perjuicio que le causa al comercio en general.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net