Martes, 14 Ago,2018

BLOG / AUTOMOTRIZ / FEB 02 2018 / Comentarios

No todas las reparaciones generan los mismos derechos

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La gente confunde lo que se le puede exigir al concesionario o al taller cuando la reparación del vehículo es en cumplimiento de la garantía de fábrica, o cuando se trata de una reparación contratada por el cliente o por una aseguradora para corregir los malos efectos de una colisión.

Si la reparación es por garantía, el consumidor puede exigirle a quien le suministra el servicio que tome atenta nota de lo que se le dice, haga un diagnóstico perfecto del origen de la falla y cuál es la solución, consiga los repuestos de baja rotación en forma oportuna y le entreguen un informe al final sobre lo que se le hizo al vehículo.

Si el vehículo vuelve a fallar por la misma causa, el consumidor puede pedir que se lo cambien por uno nuevo o le devuelvan el parné, y nadie sabe a ciencia cierta cuántos ingresos se necesitan para que se entienda que ‘se repitió la falla’, de modo que la decisión dependerá del humor del juez de la SIC.

Si se trata de una reparación contrata por el propietario del vehículo, no por la garantía de fábrica que ya expiró, el consumidor únicamente tiene derecho a que el proveedor del servicio haga su mejor esfuerzo para solucionar el inconveniente, consiga los repuestos oportunamente y le dé una garantía sobre la reparación, por el tiempo o el kilometraje que quiera. Es más, si aplicamos lo que dice el artículo 7 de la ley 1480/11 al referirse a los servicios contratados en general, la única obligación del proveedor del servicio consiste en emplearse a fondo con sus conocimientos, su experiencia, el personal idóneo y el herramental apropiado para corregir lo que en el vehículo está funcionando mal, pues se trata de una obligación de medio y no de resultado.

Dice la norma lo siguiente: “En la prestación de servicios en el que el prestador tiene una obligación de medio, la garantía está dada, no por el resultado, sino por las condiciones de calidad en la prestación del servicio”, y por último, cuando el servicio consiste en la reparación de unos daños por estrellada, cuyo costo pagará la compañía de seguros por la póliza de seguro del vehículo, el propietario no es el cliente del taller, sino la aseguradora.

Si la aseguradora le da instrucciones al concesionario o taller para que repare el vehículo, se debe ceñir a lo que le autorizaron, y si algo faltó, no es su problema. Si los repuestos se demoran o falta alguno para poderle entregar el vehículo, de malas, asa son las reglas del juego.

En fin, que dependiendo de la clase de reparación se puede utilizar un tono de voz u otro.

Temas Relacionados: Rodrigo Bueno Vásquez

NOTICIAS RELACIONADAS

Automotriz

Daños del vehículo al cuidado del concesionario

Como es sabido, el concesionario asume la custodia de los vehículos que los clientes le entregan para su reparación, con la obligación de restituírselo en el mismo estado en que lo recibió, a menos que el cliente ...

Actualidad

¿Qué tanto obliga el plazo para devolver el vehículo?

Cuando el juez dicta sentencia a favor del consumidor para que se haga efectiva la garantía cambiándole el vehículo o devolviéndole lo que pagó por él, al concesionario le da 10 días para ...

Automotriz

¿Cómo responder por el ¨buen estado del vehículo?

En la definición de la “garantía” que trae la ley del consumidor dice que los productores y los proveedores se obligan a responder por el buen estado del producto, un concepto un poco vago que vale la pena analizar. En el ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net