Blogs / Automotriz / Agosto 04 de 2017 / Comentarios

El cambio o la devolución parcial pueden ser más justos

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

En estos cuatro años  hay ciertos aspectos de la ley del consumidor que la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, no ha puesto en práctica, entre otros cuando dice que en ciertos casos se puede ordenar el cambio parcial del vehículo o la devolución parcial del dinero, que al no aplicarlo se ha convertido  en letra muerta.
En la época del viejo estatuto del consumidor los jueces de la SIC a veces  ordenaban que solo se cambiara la caja de velocidades del vehículo que tenía cáncer, o que solo se devolviera la parte del precio que correspondía al radio defectuoso que nadie pudo arreglar, y todos salían muy contentos porque se había aplicado la norma en sus justas proporciones.
Hoy en día, cuando la ley del consumidor expresamente consagra esa posibilidad, el efecto ha sido al contrario, porque al ordenar que se haga efectiva la garantía de los vehículos, la SIC siempre dispone que se cambie el automotor o se devuelva todo el precio, seguramente abrumada por la directriz que da la ley de que en caso de duda se interprete a favor del  consumidor.
Parece que el numeral 2 del artículo 11 de la ley del consumidor desaparece ante el juez cuando consulta la norma al preparar la sentencia en el receso de la audiencia, mientras afuera los representantes del concesionario y la marca se encomiendan  a todos los santos para que el juez solamente ordene la devolución parcial  del dinero o el cambio de una parte del vehículo.
Dura lex sed lex dice el aforismo,  y si el consumidor esperaba estrenar carro o que le devuelvan todo el parné debe tener en cuenta que dura es la ley, pero es la ley.

 

Temas Relacionados: Automotriz SIC reclamos por garantías

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2017 todos los derechos reservados