Miércoles, 21 Nov,2018

BLOG / NACIONAL / ABR 05 2016 / Comentarios

Colombianos no creen en Santos

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Menos de ocho días después de haber concluido una nueva conmemoración de la muerte y resurrección de Jesucristo, tradición que se revive en cada Semana Santa, miles de colombianos salieron a marchar para expresarle al Gobierno Nacional que no creen en Santos.

Sin embargo, el Mandatario y sus asesores no han entendido que el descontento que se expresa a diario en las calles no es el pataleo de un grupito que llaman con desdén uribistas, sino la expresión de desaprobación en la inmensa mayoría de la población que rechaza su manejo errático del país.

Muchos, así lo dicen las encuestas, que muestran que solo el 13 por ciento tiene una imagen favorable de Juan Manuel Santos, desaprueban el manejo que da al proceso de paz con las Farc, tampoco están felices con la forma en que maneja los reclamos de Nicaragua en la Haya y pocos sonríen con su fracasada política económica.

Solo basta con asomar la cabeza por cualquier tienda de barrio o supermercado de cadena para comprobar que los precios de la canasta familiar están por las nubes, como parece estarlo ‘Juanpa’ y su combo, que se limitan a descalificar cada critica tratando a los opositores como fanáticos de la guerra y bandidos, mientras ignoran la viga de la corrupción que tienen ante sus propios ojos y en sus propias huestes.

Como si la anterior situación por sí sola no fuera desesperanzadora, el paro armado decretado el pasado fin de semana por las autodenominadas ‘Autodefensas Gaitanistas’ o ‘Clan Usuga’ como prefiere llamarlos Santos, quien evita a toda consta mencionar que miembros de las Farc son sus socios en el negocio del narcotráfico, nos devolvió a las peores épocas del terror.

Empero, el jugador de póker de la Casa de Nariño, no quiere entender que está perdiendo la partida, lo cual no sería grave si la apuesta no fuera Colombia, manipulador y orgulloso coloca a su hijo a trinar que la marcha del descontento es una extensión del paro de los ‘Usuga’, libreto que repite el camaleónico senador Roy Barreras y el errático ministro Cristo.

El colmo de la ceguera y la arrogancia que conduce a Colombia hacia el desbarrancadero lo confirmó el ‘inexistente’ ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien parafraseando a su jefe dijo que el tal paro no existía, suplicante pero intentando ser desafiante les dijo por tv a los ‘Usuga’, que el tal paro sería cuando pararan de traficar y delinquir, suplicas que repiten a sus socios en la Habana con resultados cuestionables.

Ese ha sido su error, buscar un Premio Nobel de Paz a cualquier costo, dejando en evidencia una debilidad tan peligrosa que todos los actores armados han tomado un nuevo aire y mayores bríos, o ¿cómo explicar que la ‘simple’ amenaza de una Bacrim paralice a cinco departamentos?    

De ahí que no resulte extraño que al escuchar al Presidente anunciar sin sonrojarse que no habrá concesiones en las negociaciones con el ELN, profesionales del secuestro y la extorsión, a la inmensa mayoría de colombianos les quedó la sensación de ya haber escuchado ese discurso.

Por ello sin importar los adjetivos de Martin Santos, del ‘lagarto’ Roy o el mismísimo Cristo, lo que requiere esta nación es más voces como la del valiente congresista David Barguil, presidente del Partido Conservador, quien enfrentó ante la opinión pública al débil gobierno de Santos, exigiéndole reaccionar.

No nos llamemos a equívocos, salieron miles a marchar y de no ser por el temor que genera la marcatización, descalificación y violencia verbal que sale de las fauces de los inquilinos del Palacio de Nariño, saldrían a expresar su inconformismo millones, por ello respetar esas posiciones divergentes sin descalificaciones temerarias sería un verdadero gesto de paz.

NOTICIAS RELACIONADAS

Región

Armenia y gobernación del Valle aún no firman Pacto de Trasparencia

Que a estas alturas 17 alcaldes y 19 gobernadores posesionados el pasado primero de enero no hayan firmado un pacto ‘simbólico’ de transparencia y anticorrupción propuesto por el Gobierno Nacional en el sector transporte, ...

Nacional

“La docencia no puede ser un escampadero”

Con una propuesta que mezcla filosofía y artística, el profesor Jorge William Patiño, se enfrentó a los jurados del premio regional Compartir al Maestro; tenía que superar 1.006 propuestas, un reto muy inferior al ...

Actualidad

Libertad de expresión y otras reflexiones de Semana Santa

Entramos en el periodo de reflexión y perdón al que nos obliga la celebración de la Semana Mayor y aunque hay muchos temas sobre los cuales recapacitar, dudo mucho que lo hagamos, pues es más cómodo continuar en ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net