Miércoles, 16 Ene,2019

BLOG / AUTOMOTRIZ / ABR 15 2018 / Comentarios

¿Cómo responder por el ¨buen estado del vehículo?

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

En la definición de la “garantía” que trae la ley del consumidor dice que los productores y los proveedores se obligan a responder por el buen estado del producto, un concepto un poco vago que vale la pena analizar.

En el momento en que el concesionario le entrega el vehículo al comprador se materializa una relación de consumo, en la que el consumidor se obliga a utilizar el vehículo según sus especificaciones y a darle buen mantenimiento en el concesionario, y éste, a su vez, se obliga a demostrarle cuantas veces sea necesario que se trata de un producto de buena calidad, acorde con el precio que se pagó por él.

En el mercado se ofrecen vehículos de distintos precios y calidad, y por esa razón lo del buen estado no funciona igual para unos que para otros, ya que existe cierta distancia entre un vehículo de alta gama y uno de combate (y no tienen los mismos ruidos).

Si el alistamiento del vehículo se hace con todas las de la ley, el comprador únicamente debe detenerse en una estación de servicio para ponerle combustible al carro, y no porque se presente una falla que se debía haber corregido en el alistamiento.

Entonces, podemos decir que responder por el buen estado del producto significa entregarlo en óptimas condiciones, y asegurarse de que el propietario contará durante toda su vida útil con repuestos genuinos, personal capacitado y talleres apropiados para mantenerlo en buen estado.

No es una obligación ilimitada, ya que el buen funcionamiento del automotor depende del buen uso y mantenimiento que le dé su propietario, y por tanto hubiera quedado mejor decir que esa obligación de responder por el buen estado del producto está condicionada a que el consumidor también cumpla sus deberes para mantenerlo en buen estado.

Los reclamos de los consumidores gozan de gran simpatía, pues ellos son la parte débil de la relación de consumo, pero al juzgar las fallas del vehículo hay que tener presente que el buen estado depende de la marca y del precio del semoviente. Lo malo es que el discurso es el mismo trátese del vehículo que se trate.

Temas Relacionados: Rodrigo Bueno Vásquez

NOTICIAS RELACIONADAS

Automotriz

“Ese es el negocio, socio”

En Medellín un concesionario de vehículos de alta gama celebró un acuerdo comercial con un cliente que le reclamaba porque aparecía un aviso en el tablero de instrumentos de su automóvil indicándole que algo ...

Automotriz

Porque prefiero mi concesionario

Generalmente los consumidores encuentran en una marca el estilo que les gusta, algo que va con su personalidad, y para el concesionario preservar ese sentimiento tiene gran importancia, ya que a lo largo de su vida la gente cambia varias veces de ...

Automotriz

El vendedor de girasoles que no era consumidor del vehículo

El juez 32 Civil del Circuito de Bogotá, como Juez de segunda instancia, revocó la sentencia de un Juez de la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, que le ordenaba a un concesionario de Pereira devolverle al demandante la suma ...


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net