Jueves, 25 Abr,2019
BLOG / POLíTICA / OCT 31 2016 / Comentarios

¡Exprópiese!

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Hace 10 años ese era el grito de batalla del Comandante Eterno cuando caminaba por las calles caraqueñas y los colectivos chavistas que marchaban detrás le decían al oído “esa propiedad es del opositor perencejo”.

Hoy ad portas de la caída del turbio régimen populista y del inminente estreno de la serie televisiva de 70 capítulos de la vida, sufrimientos, lágrimas y triunfos del reencarnado Libertador, es bien necesario repasar que pasó en estos 18 años de revolución.

Con Petróleo, con P mayúscula, es posible hacer de todo: Inclusive solventar una revolución: Entregar casas al gratín, mercados en la puerta de la casa cada 8 días y mantener el precio del galón de gasolina más barato de todo el hemisferio occidental. No parecen lejanos los días en que el Comandante Eterno compró varias flotas de bombarderos Sukhoi a Rusia, para mantener el equilibrio de fuerzas tácticas en la región y evitar la eventual invasión del Imperio.

Chávez además estuvo a punto de comprar un portaviones y varios destructores. Eran tiempos en que Venezuela quería liderar el continente: salieron del G3 en el que estaba con México y Colombia por que quería concentrarse en el MERCOSUR y mutarlo de un organismo de cooperación económica a un centro de orden político.

El fin altruista era dar casas al gratín, mercados en la puerta de casa cada 8 días y la gasolina más barata del mundo al “popolo” latinoamericano y aprovechar para extender la revolución bolivariana a toda América.

Pero el Petróleo, con P mayúscula, paso de 150 dólares el barril a casi 30 dólares y la esperada Revolución de 200 años fracasó. De la misma manera en que dejaron de fluir los petrodólares, también dejó de fluir el papel higiénico, la masa para arepas y la crema de dientes.

Los sectores más recalcitrantes de la Revolución aseguran que el empresariado en una macabra alianza con el Imperio convinieron desabastecer los mercados en Caracas y las demás ciudades de la hermana nación. Miente, miente, miente que algo quedará diría Herr Goebbels.

Lo cierto resulta ser que la “irresponsabilidad” fiscal, monetaria y cambiaria, llevaron a Venezuela a ser hoy un país inviable. El chavismo caerá en cuestión de horas, el verdadero problema es quién se va a poner al frente de semejante embrollo. Solo falta decir que resultó tierno el intento de incrementar en el 40% los salarios mínimos de los venezolanos, además de inverosímil y estúpido.

Tal vez la parte de la nueva novela que no me quiero perder es la transmutación y transfiguración del decadente cuerpo del Comandante Eterno en el pajarito que se apareció varias veces, a Nicolás y a los demás discípulos en la nueva Galilea Venezolana, para infundirles lenguas de fuego y el nuevo espíritu revolucionario.

En un tono más grave debemos todos rogar para que no haya sangre en este periodo de transición.

 

@_carlosandresgg

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net