Jueves, 18 Abr,2019
La

El 25 de enero de 1999, la historia de Armenia y el Quindío se dividió en dos. 20 años después, la ciudad y el departamento lucen una cara renovada. La esperanza trajo consigo un nuevo amanecer.

La tragedia

A la 1:19 de la tarde del 25 de enero de 1999, un sismo de 6,2 grados de magnitud en la escala de Richter se sintió en todo el Eje Cafetero y departamentos vecinos. 28 municipios de Caldas, Quindío, Risaralda, Tolima y Valle del Cauca sufrieron diversas afectaciones a raíz del movimiento telúrico; sin embargo, fue el Quindío y en especial su capital, Armenia, los que sufrieron más dificultades por el fenómeno natural.

Según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, 1.185 personas fallecieron en 28 municipios, 1.111 de ellas en territorio quindiano y el 78%, es decir, 929 personas, en la 'Ciudad Milagro'. Más de 217.000 habitantes de los cerca de 270.000 que tenía Armenia en esa época. 90.400 viviendas sufrieron algún tipo de daño —49.927 en Armenia— y 158.915 personas debieron vivir en albergues temporales; 47 instituciones educativas y 126 instituciones de salud resultaron afectadas y el desempleo alcanzó niveles del 39%. El total de daños se calculó en 2.7 billones de pesos.

La tragedia

Hora 1:19 p.m

Magnitud 6,2 grados

Duración 20 seg. aprox.

Epicentro Vereda Siberia Alta, Córdoba

Profundidad 18,6 km

Municipios afectados 28

Réplica más fuerte Mag: 5,5 (5:40 p. m.)



Terremoto de Armenia: 20 años después, un nuevo amanecer


20 años después

20 años después

El proceso de reconstrucción tras el terremoto significó todo un reto. En su momento, el presidente Andrés Pastrana calificó la tragedia del 25 de enero de 1999 como la más grande de la época reciente. Fue la esperanza y el esfuerzo de los quindianos lo que permitió volver a levantar las edificaciones y el ánimo de todo un pueblo. A lo largo de estos años, Armenia se expandió como resultado del crecimiento acelerado de la construcción. Creció a lo largo y ancho del territorio y hoy cuenta con grandes edificaciones en altura, que han fijado el debate de una proyección del territorio que preserve los recursos naturales y que se vea armónico con el imponente verde que hoy lo hace parte de la declaratoria como patrimonio de la humanidad. Armenia es una ciudad nueva.

Reflexiones de los quindianos





Lecciones y Retos

Lecciones y Retos

La tragedia del terremoto no solo trajo un profundo dolor sino que también dejó un gran aprendizaje sobre reducción del riesgo, atención de desastres, planificación y prevención, entre otros aspectos. Hoy en día autoridades, organismos de socorro, académicos y ciudadanía son conscientes de la necesidad de recordar permanentemente las lecciones aprendidas y trabajar en los retos que el Quindío tiene dos décadas después, no solamente en lo relacionado a los desastres naturales sino también a la reconstrucción del tejido social y a la búsqueda de liderazgos que ayuden a la región y permitan que la ciudadanía recupere la esperanza en medio de los escándalos de corrupción y los altos índices de consumo de estupefacientes, suicidio, desempleo y violencia intrafamiliar.

Prevención y atención, un seguimiento histórico



CRÉDITOS
Especiales Cronicadelquindio
Rhiss.net

Reportería
Andrés Felipe Ramos Gámez, Carolina Molina Marín, Cristhian Danilo Pérez Alarcón, Héctor Javier Barrera, Jarol Hincapié Castañeda, Karol Moreno García, Lily Dayana Restrepo, María Fernanda Ramírez Tejada y Álvaro José Carvajal Vidarte.

Fotógrafo y video
John Jolmes Cardona Núñez, Raúl Tiberio Forero Cortés, Carlos Estrada, archivo Fredy Navarro, archivo Centro Audiovisual de la universidad del Quindío y archivo LA CRÓNICA.

F Edición de videos y elementos multimedia
Álvaro José Carvajal Vidarte, Cristhian Danilo Pérez Alarcón y Jarol Stiven Hincapié Castañeda.

Diseño
Vanessa Grajales y Rhiss.net

Agradecimientos

Alberto Rosas, Camacol Armenia —de manera especial a su gerente Gloria Milena Arango—, Ciro Antonio Güiza, Corporación Autónoma Regional del Quindío —CRQ—, Centro Audiovisual de la universidad del Quindío, Everardo Murillo, Fernando Jaramillo Botero, Isabel Cristina Urrea Arias, Javier Ramírez Mejía, Jorge Hernán Arcila, Jorge Raúl Ossa, José Ignacio Rojas Sepúlveda, Julio César Bonilla, Luis Fernando Lasprilla, Nora María Núñez, Observatorio Sismológico del Quindío —de manera especial a los ingenieros Hugo Monsalve y Juan Carlos Zorrilla—, Raúl Pineda, Uriel Orjuela y en general a todas las personas que dieron su granito de arena para la realización de este especial.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net