Jueves, 22 Ago,2019
20 años terremoto de Armenia / ENE 24 2019 / hace 6 meses

Nora María Núñez ‘resucitó’ 15 días después

La mujer, que en ese entonces contaba con 37 años de edad, fue trasladada a Palmira con un nombre diferente y notificada en Armenia como muerta. 

Nora María Núñez ‘resucitó’ 15 días después

Nora María Núñez, sobreviviente del terremoto de Armenia.

Nora María Núñez fue dada por muerta durante 15 días. En medio del caos, su nombre fue cambiado por el de otra mujer llamada Dora Muñoz, que sí había fallecido.

Vea todo este especial en: Terremoto de Armenia: 20 años después, un nuevo amanecer

En la cocina de su casa, en la calle 35 del barrio Santander de Armenia, Nora María adelantaba su almuerzo tratando de atender el llamado de su hija mayor que la invitaba a ver una escena de un programa de televisión. 

Antes de que pudiera acudir inició el temblor, el llamado de la joven se intensificó, esta vez buscando ser acompañada para pasar el susto.

Nora nunca alcanzó a llegar, fue derrumbada por una pared que le cercenó dos dedos y medio de su mano derecha, el impacto la dejó inconsciente y cuando despertó, en medio de la mirada de su perro Tony, el dolor que sentía se localizaba en las piernas, “pensé que había quedado inválida”. Lejos de ser este su diagnóstico, la ciudadana fue llevada al hospital, descrito por ella como una ‘carnicería’. “Había sangre por todas partes, la gente pidiendo ayuda, me sentaron en un charco rojo”.

Recomendado: Las coincidencias del terremoto que un científico tiene por resolver

Debido a la gravedad de sus heridas fue remitida al hospital de Palmira, Valle del Cauca, con un nombre errado. Cuando sus familiares fueron a preguntar por ella, les notificaron su muerte. 15 días después, en un noticiero fue entrevistada, por fortuna, ese día los seres queridos de su esposo la vieron, se dieron cuenta dónde estaba y viajaron desde Lejanías, Meta, para llevarla de nuevo a su hogar en Armenia. 

 

“Había sangre por todas partes, la gente pidiendo ayuda, me sentaron en un charco rojo”.


Cuando llegó a su casa, con ropa diferente y varios kilos menos, su familia no lo podía creer, ella estaba allí parada en la puerta, aún en ‘shock’, sus dos hijas también, segundos después del impacto de una ‘madre resucitada’ se abrazaron y continuó la historia. Con el nuevo renacer, Nora María cuenta hoy que no le interesa haber tenido lesiones en su mano, nunca renegó por ello, solo tiene agradecimiento con Dios por haberle dado otra oportunidad para ver crecer a sus hijas.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net