Martes, 25 Sep,2018

Ciencia y Tecnología / DIC 19 2017 / Hace 9 Meses

Las pantallas de los 'smartphones' podrán autorepararse en unos segundos

El nuevo material que se está estudiando puede cicatrizar a temperatura ambiente.

Las pantallas de los 'smartphones' podrán autorepararse en unos segundos

Un estudiante de la Universidad de Tokio, Japón, ha descubierto sin querer un vidrio capaz de repararse a sí mismo.

Yu Yanagisawa estudiante de posgrado en la universidad nipona, trabajaba en la creación de nuevos adhesivos, y al cortar parte de ese material observó que los bordes de este material se adherían. Según sus datos, publicados en la revista Science, solo hicieron falta 30 segundos de presión manual y el material acabó formando una lámina igual de resistente que el original.

Como no confiaba en lo que habían visto sus ojos, Yanagisawa realizó una serie de experimentos de seguimiento para confirmar que el vidrio era realmente autorregenerativo. Según el equipo, el fenómeno es posible gracias a un polímero de bajo peso llamado polieter-tiourea, que utiliza el compuesto tiourea para aumentar la capacidad de los enlaces de hidrógeno en el material cuando se corta o se rompe.


Autorreparable a temperatura ambiente

Ya se han desarrollado materiales como el caucho autorreparable, pero esta ha logrado cicatrizar a 21 grados: los científicos aseguran que es la primera vez que se crea una sustancia dura que puede arreglarse a temperatura ambiente. El cristal hecho con este material puede repararse presionando las piezas rotas y recupera su resistencia original después de unas horas, han confirmado los investigadores a través de numerosos experimentos. El director del proyecto asegura que todas las pruebas hasta el momento sugieren que se podrá usar en pantallas de teléfonos y otros dispositivos frágiles. 

Hace unos días se publicaba que en la facultad de Física de la Universidad Estatal de Moscú, Rusia, descubrieron el efecto de estiramiento de cristales de diamante en forma de aguja bajo la aplicación del campo eléctrico. Resulta que la deformación que surge durante el estiramiento conduce a un cambio en el espectro de luminiscencia, que puede ser usado para crear sensores de campo eléctrico y otros dispositivos ópticos cuánticos. El trabajo fue publicado en la revista Nano Letters.


Este artículo fue publicado originalmente en el portal N+1
Cortesía para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net