La Economía / Mayo 19 de 2017 / Comentarios

Cerca de 1.000 colmenas se perdieron en el departamento por fumigaciones

Cerca de 1.000 colmenas se perdieron en el departamento por fumigaciones

Desde 2016 se han perdido aproximadamente 1.000 colmenas de abejas en el Quindío a causa de las fumigaciones con productos químicos y pesticidas, según Fáber Sabogal, propietario de Apimadera y miembro del colectivo Abejas Vivas.


El valor de una de tamaño pequeño oscila entre los $500 mil y $700 mil, lo que acarrea grandes pérdidas para las cerca de 200 personas que trabajan en la apicultura. 

“No solo se pierde el capital, se pierden las casi 6.000 abejas que puede tener una colonia pequeña y la cosecha. Recuperar eso puede tardar hasta seis meses”, indicó Sabogal. 

Para Abdón Salazar Martínez, gerente de Apícola Oro y también miembro del colectivo, “el problemas no es el uso de pesticidas, sino el tipo que utilizan, la frecuencia con que lo hacen y la cantidad que aplican. En el Quindío se utilizan químicos que en otros países están prohibidos porque afectan no solo la salud de los animales, sino la de las personas, nosotros aquí los usamos indiscriminadamente porque están en más de 50 marcas comerciales”, aseguró. 

Otro de los problemas que afecta la industria es la miel falsa, “Hay que tener colmenas,  permisos que autoricen la tenencia de abejas,  maquinaria especial para extraer la miel y prevención para la manipulación, pues son animales que se africanizan fácilmente, todo cuesta y tenemos que invertir y competir con empresas que generan un producto similar a bajos costos, pero que no es natural y no es miel”, argumentó el propietario de Apimadera.


Día mundial de las Abejas 

Con el propósito de buscar soluciones a la problemática y concienciar sobre la importancia de la preservación de los insectos polinizadores, mañana, en el día mundial de las Abejas, Salazar Martínez, Fáber Sabogal y otros apicultores del Valle del Cauca y Risaralda, pertenecientes al colectivo Abejas Vivas, compartirán con agricultores, ambientalistas y ciudadanos sobre el cuidado de la especie. 

“Cualquier investigador o científico sabe que si se acaban las abejas la humanidad reduce sus años de vida, pues son los encargados de polinizar cerca del 30 o 40% de los alimentos que consumimos”, puntualizó Sabogal.  

El punto de encuentro es el Parque Sucre, allí se hará entrega de árboles para reforestar, se brindará a los asistentes muestras de miel y polen  y se hará una muestra apícola con un recorrido que va hasta la plaza Bolívar. La jornada va desde las 10:00 a. m. hasta las 5:00 p. m. 


Colectivo para la defensas de los polinizadores 

La idea de reunir apicultores para frenar el envenenamiento de la especie surgió en el Quindío. A través de un grupo en internet localizaron otros productores y en una reunión efectuada en Bogotá decidieron crear el colectivo Abejas Vivas que reúne a casi 3.000 apicultores. 

“Primero nadie nos prestaba atención, pero ya vieron que somos un grupo grande, estamos participando para crear una ley apícola que permita que las abejas y nosotros los que trabajamos con ellas seamos respaldados y protegidos”, expresó Sabogal.

 

Laura Barrios Quintero
LA CRÓNICA

PUBLICIDAD

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados