El Deporte / Noviembre 14 de 2017 / Comentarios

Rubiano, cuyabro pilar de Llaneros FC que pelea por el Torneo Águila

Rubiano, cuyabro pilar de Llaneros FC que pelea por el Torneo Águila

El oriundo de la tierra partió a los 14 años en busca de cumplir sus sueño. Pasó por Once Caldas y Huila.


La falta de oportunidades para que los quindianos brillen en el Fútbol Profesional Colombiano es evidente, y al parecer el futuro es poco promisorio, y más cuando hace rato el departamento a nivel de selecciones dejó de ser protagonista de primer orden.

Sin embargo, uno de los hijos de la tierra se niega a creer que el departamento debe ser ajeno a la máxima categoría del deporte rey nacional y en el Torneo Águila se ha convertido en actor principal.

Se trata de Paul Rubiano, el volante mixto que se ha convertido en pieza fundamental de Llaneros FC, equipo que hace una gran tarea en el Torneo Águila II del fútbol de ascenso y que está en la semifinal del segundo semestre del año, luego de eliminar con autoridad precisamente al Deportes Quindío, el equipo de su tierra.

El de Armenia es hombre de confianza del técnico Jairo ‘El Viejo’ Patiño, quien cumple con el dicho de que ‘nadie es profeta en su tierra’ y desde los 14 años emprendió su viaje y con la ilusión de ser grande en el fútbol.

Vea también: Ni con miras a la reclasificación Quindío pudo de local ante Llaneros


“No ha sido fácil, a los 14 años dejé Armenia para irme a Once Caldas y estuve hasta los 19 años, donde incluso alcancé a ser llamado a la selección Colombia sub-19. Pasé después al Atlético Huila donde debuté en la profesional, sin embargo una lesión me apartó por un tiempo y para tomar ritmo llegué a Llaneros donde me ha ido gracias a Dios muy bien”, sostuvo Rubiano.

Sobre el por qué es tan difícil que los quindianos lleguen a la cima del fútbol nacional como lo hicieron en su momento Jorge Bermúdez o Rubén Darío Hernández, el del barrio Belén resaltó que “uno debe buscar la oportunidad donde le pueda salir, pero para ello hay que trabajar intensamente, a veces es mejor hacerlo callado. Es difícil la proyección de un jugador en la región después de los 14 años, pero uno no debe rendirse y siempre tener compromiso y con mucha personalidad”.

El pase del quindiano es del Atlético Huila, que ha puesto atención en el rendimiento que ha mostrado en la B y no sería extraño que haga parte de las filas opitas en 2018 y así afrontar la Liga Águila, pero por ahora él está enfocado en el presente y ese es Llaneros FC.


La eliminación del Deportes Quindío

Rubiano no ocultó su lamento por haber enfrentado al Deportes Quindío, el equipo de su tierra, pero al tiempo se mostró satisfecho por el rendimiento de él y de sus compañeros para dar un salto importante al sueño de disputar la primera división.
 

“Por supuesto hay sentimientos encontrados, pero uno tiene que ser profesional, ahora nos estamos alistando para afrontar la semifinal ante Real Cartagena”.


Agregó que se planteó en el estadio Centenario un partido inteligente, donde le tocó ser volante cabeza de área y ayudar en el equilibrio.

En contexto: El milagro no se dio, Quindío perdió 3 – 1 en el Centenario y fue eliminado del Torneo Águila

 


Compromiso total

Paul al igual que el resto de sus compañeros está comprometido con obtener el ascenso, luego de clasificar a la semifinal del segundo semestre.

“Queremos cosas grandes, considero que cada uno está haciendo el trabajo que le toca y aportando su granito de arena, sabemos que hay favoritos pero hemos derrotado a Quindío y eso nos da un espacio. Somos muy humildes pero tenemos fortaleza”.


Andrés Felipe Ramos Gámez. 
LA CRÓNICA

PUBLICIDAD

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados