Miércoles, 12 Dic,2018

Región / AGO 09 2018 / Hace 4 Meses

Funcionarios de La Misericordia protestarán durante toda la semana

Una hora diaria, los trabajadores del hospital de Calarcá harán plantones para reclamar la falta de pago de sus salarios. 

Funcionarios de La Misericordia protestarán durante toda la semana

Durante lo que resta de la semana de 7 a 8 de la mañana, al menos 100 trabajadores del hospital La Misericordia de Calarcá harán plantones en las instalaciones de la IPS reclamando la falta de pago de sus salarios, que asciende tres meses.

Los funcionarios aseguraron que están pasando por una crisis financiera, a raíz de los sueldos que les deben.

Vea también: Trabajadores de La Misericordia protestaron por no pago de sueldo

El gerente del hospital, Leonardo Quiceno Páez, afirmó que las manifestaciones se están realizando según un acuerdo hecho entre las directivas y el cuerpo operativo. 

“El no pago desmotiva a la gente y hace que se sienta insatisfecha, porque nosotros trabajamos por amor a este oficio, pero necesitamos vivir”.

Explicó que el problema radica en la falta de pago por parte de las EPS, pero además indicó que espera un giro de la alcaldía por más de $200 millones hace 90 días.

Agregó: “El hecho es que el hospital no ha podido pagarle a la temporal, y por tanto, esta no ha podido consignarle a los trabajadores. Hay que aclarar que aunque nosotros le debemos seis meses a la temporal, ellos solo le deben tres meses a los funcionarios, pero ya se les acabaron los recursos con los que estaban supliendo eso. Hace tres meses se acordó con la alcaldía un pago de $211 millones, el cual ya estaba conciliado y concertado. Con ese dinero lograría cierta liquidez y podría pagar un mes, pero todavía no recibo el giro”.

Lea también: “Por falta de vigilancia, el sistema de salud se tiñó de corrupción”: médico Marín Pérez

El médico explicó que ese dinero corresponde a la atención de las personas del municipio que no están aseguradas, la cual es responsabilidad de la administración. 

“Calarcá tiene más de 30 mil personas que no tienen seguridad social y esas atenciones le corresponden a la alcaldía por ley. El año pasado le facturamos cerca de $800 millones, pero logramos que reconociera $200 millones, que es lo que estamos esperando. Es un problema para nosotros, porque si no atendemos a esas personas, se nos complica, pero los atendemos y nadie nos paga”. 

Puntualizó también que en la ‘Villa del Cacique’ hay 80.000 habitantes, de los cuales solo 32 mil hacen parte del régimen subsidiado. 

“Las personas del subsidiado son las que le pagan a los hospitales públicos, porque los de contributivo van a IPS privadas. Por ejemplo, en Montenegro hay 40 mil habitantes y 28 mil son de subsidiado, entonces ellos reciben más ingresos”.

Vea también: $3.000 millones debe La Misericordia a proveedores

Con respecto a esto, la alcaldesa Yenny Alexandra Trujillo Alzate informó que las cuentas de hospital son evaluadas en mesas de revisión para hacer los respectivos giros. 

“Estamos haciendo unas mesas de revisión de las cuentas que nos pasan, porque hay que tener mucho cuidado con los recursos que se giran. Yo tengo la mejor disposición para ayudar al funcionamiento del hospital, incluso es por los recursos que gira la alcaldía de primer nivel por los que aún tienen las puertas abiertas”, dijo la mandataria. 

Indicó que se han hecho reuniones con entidades regionales y nacionales para poder exponer el caso del centro asistencial. 

“Me he reunido con las EPS, con la gobernación, con el ministerio de Salud y con la Superintendencia de Salud, entre otras, para elevar una voz de protesta en cuanto a la situación del hospital, porque soy la primera interesada en que se supere la crisis”. 
 

“El problema es que las EPS no pagan”

Manifestó que aunque el problema financiero no es responsabilidad de la alcaldía, el dinero que les adeudan estas entidades territoriales podría mejorar el panorama.

“El problema no es de los entes territoriales, el problema es que las EPS no nos han pagado. El hueco grande lo hizo Cafesalud, que nos quedó debiendo el año pasado $3.000 millones por esa venta irresponsable que hizo el Estado. Además, en la liquidación de Saludcoop y Caprecom nos quedaron debiendo otros $2.000 millones, para un total de $5.000 millones. Esto es un hueco muy grande para un hospital que tiene un presupuesto de cerca de $16.000 millones al año”.

Quiceno Páez informó que aunque Cafesalud ya reconoció una parte de la deuda, aún no ha girado ni un peso.

“Saludcoop no reconoció nada de la cartera que tenemos, mientras que Caprecom, de los $1.800 que nos debía, nos ha pagado $1.000. Como los hospitales tenemos que hacer el presupuesto de acuerdo al recaudo real, no a lo que nosotros pensemos que nos entra, entonces no solo no tenemos la liquidez suficiente, sino que nos recortan los presupuestos, entonces se complica más el problema”.

Lea también: Trabajadores de Esimed exigen pago completo de los sueldos

Otra de las gestiones hechas por el gerente fue el cruce de cuentas con un dinero que le debía la gobernación a Cafesalud, no obstante, no fue posible concretarlo y en este momento es imposible por el embargo de las cuentas de la administración seccional. 

“El año pasado, cuando iban a vender Cafesalud, yo empecé a gestionar para que me pagaran lo que me debían, eso lo hice con el apoyo de la secretaría de Salud departamental, pero no fue posible. Después logramos que reconocieran una parte de la deuda y pedimos que se hiciera el cruce con una cuenta de la gobernación, pero ellos no lo autorizaron y ahora con el embargo de las cuentas por las primas de maestros, perdimos esa oportunidad. No es justo que la EPS no permitiera hacer ese movimiento, porque ahora son mis colaboradores los que están pasando hambre”. 

Finalmente, indicó que el total de la cartera con las EPS es de $9.000 millones. “Nuestras deudas están por los $4.000 millones, de las cuales $2.500 millones son a la temporal que no ha podido pagar los salarios. Incluso, el hospital le ha servido de fiador a esa empresa para los préstamos que hacen en los bancos para pagar el arriendo, la situación es complicada”. 


Redacción
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net