Sabado, 15 Dic,2018

Economía / NOV 28 2018 / Hace 17 Dias

15 postuladas se disputan el reconocimiento a la Mujer Comfenalco 2018

La premiación será este jueves en el auditorio Los Fundadores del edificio de la caja.

15 postuladas se disputan el reconocimiento a la Mujer Comfenalco 2018

Este jueves se conocerá quien será la Mujer Comfenalco 2018 – 2019. En esta versión del premio —que se celebra desde 1993— se recibieron 15 postuladas de diferentes sectores: educación, social, salud, cultura, agricultura y cuidado del medio ambiente.

La elección de la nueva portadora del título, que destaca la labor de la mujer quindiana, estuvo a cargo de Julián Parra Díaz, periodista y director del programa Nocturna de RCN Radio; Mónica Flórez Arcila, líder del proyecto Pijao Cittaslow y Mujer Comfenalco 2013; Betty Martínez Salazar, periodista y presidenta del Círculo de Periodistas del Quindío.

Vea también: Johana Grajales, mujer Comfenalco 2017 – 2018

El nombre de la ganadora será revelado este jueves 29 de noviembre en la ceremonia de premiación, que tendrá lugar en el auditorio Los Fundadores de la sede administrativa de la caja de compensación Comfenalco, a partir de las 3:30 p. m.  

Las finalistas recibirán un incentivo económico y la ganadora tendrá el derecho de representar al Quindío en el premio Cafam a la Mujer en Colombia, el cual se celebrará en Bogotá en marzo de 2019.

El director administrativo de la caja, José Fernando Montes Salazar, señaló que “este certamen, además de constituirse en un gran ejercicio de responsabilidad social, visibiliza a aquellas damas que, desde diversos roles, con liderazgo, emprendimiento, compromiso y espíritu de servicio, desarrollan programas con sentido social, en beneficio de familias y comunidades”.
 

Dolly Medina González

Es licenciada en tecnología educativa e inició su vida laboral como promotora de salud. Durante ocho años favoreció con sus acciones a los vecinos del barrio en el que reside desde niña. Con ellos dirigió procesos de lectura y escritura, inclusión social y participación comunitaria, especialmente con grupos juveniles, de la tercera edad y comités de salud. En 2005 inició su labor como docente y su trabajo colectivo para la construir una sede propia en la Institución Educativa La Isabela, de Montenegro, en la que hoy se desarrolla el proyecto de primaria artística con 138 estudiantes, ocho docentes y toda una propuesta de acceso al sistema, apoyo social y afectivo a niños que a través de la educación, el arte y la cultura escapan de la drogadicción y la delincuencia. 
 

Ana Mercedes Barbosa Pardo

 

Es maestra de bachiller y una líder natural. Durante 20 años ha estado al servicio de la educación, lidera la formación para la vida de niños y niñas, potenciando sus habilidades y competencia en la vereda Río Lejos, Institución Educativa Luis Granada Mejía, de Barragán, Pijao. Además, después de la jornada laboral da clases a dos hermanas con discapacidad física en miembros inferiores, lo que les impide asistir a la escuela, y deben recibir clases en su finca. Su trabajo social y humano se asocia a líneas de acción de participación democrática, gestión de proyectos y transformación social, mediante distintas actividades como el Festival del Río que realiza desde hace siete años y con el que ofrece un espacio de recreación e integración deportiva de las comunidades aledañas.
 

Rosy Salazar Vigoya

 

Profesional en salud ocupacional y con la experiencia y sensibilidad que le da tener un hijo con discapacidad. Desde el grupo Amigos por un Sueño, trabaja con madres y padres cuidadores de personas en situación de discapacidad para generar bienestar y calidad de vida. Luego de buscar múltiples apoyos, les cumplió el sueño familiar de visitar el mar, y de paso fortaleció el trabajo en equipo para realizar actividades de inclusión social. Además es presidente de la Sociedad de Amigos de Quimbaya, Sadequi, y lidera el programa Salvemos un Corazón, que gestiona cirugías para niños de escasos recursos con cardiopatías congénitas, y costea el traslado de sus padres para el acompañamiento a la intervención quirúrgica y su posterior recuperación.
 

Stella Hurtado Rodríguez

 

Directora del área de Relaciones Internacionales, abogada y máster en economía. Es socia de la fundación Concívica, que nació para trabajar por la reconciliación del país y busca la reparación material, moral y espiritual de los colombianos. En el Quindío ha desarrollado proyectos de seguridad alimentaria e inclusión social de comunidades vulnerables, así como intervenciones por el desarrollo físico y la sana utilización del tiempo libre. También gestionó para Colombia el relacionamiento con la fundación Real Madrid, que habilitó el convenio de cooperación para implementar las escuelas sociodeportivas que ha involucrado más de 10.000 niños en Quindío y Antioquia, con un proyecto de atención integral que agrupa los componentes social, nutricional, deportivo y académico.
 

Nayarith Castaño Palmera

 

Estudió danzas en la escuela Dantea, dirigida por el maestro Lafourie. Empezó su carrera musical y social a los 12 años dando clases a los niños de su cuadra pues consideraba que los riesgos externos los alejaban del libre y sano desarrollo de su personalidad y el cumplimiento de sus sueños de vida. Hoy, desde Funactívate, atiende 160 niños, niñas y jóvenes de los programas de música y danza, entre los 4 y 17 años, de estratos 1 y 2, con alto índice de vulnerabilidad, así como a 170 personas del núcleo familiar de sus estudiantes y cerca de 600 personas asistentes, entre los 3 y 70 años, a quienes lleva el mensaje de incentivar el desarrollo de aptitudes y valores que les permitan mejorar su convivencia y nivel de comunicación.
 

Claudia Janneth Díaz Vela

 

Fisioterapeuta y especialista en salud ocupacional. Desde hace 17 años pertenece al Ejército Nacional, hace parte del dispensario médico del batallón San Mateo, donde su principal reto fue la adecuación del consultorio de rehabilitación personal de amputados que son víctimas del conflicto armado. Inició el programa para pacientes con discapacidades diversas, en beneficio de los hijos de los soldados, suboficiales y oficiales para garantizar su recuperación y mejor calidad de vida. Ha concretado campañas regionales para realizar cambios de prótesis y empezar procesos de rehabilitación sicológica, con el propósito de brindar competencias que fortalezcan las habilidades sociales y comunicativas de los soldados.
 

Nelly Cardona Gutiérrez

 

Se desempeñó como modista por más de 35 años, y dictaba clases gratuitas, en su casa, a personas de bajos recursos. Desde su nacimiento presentó una enfermedad en los huesos y tuvo que someterse a múltiples cirugías y aunque los médicos le advirtieron la posibilidad de no volver a caminar, hizo una promesa al Señor de los Milagros de dedicar todos sus esfuerzos al servicio social si recuperaba su movilidad, promesa que ha mantenido hasta hoy a través de la Asociación de Voluntarias Vicentinas de la Caridad. Desde que fue designada en esta labor social, se ha encargado, con la ayuda incondicional de muchas personas que donan recursos y trabajo, a mejorar la calidad de vida de los visitantes de este hogar de paso.
 

María Custodia Arias

El trabajo de María Custodia refiere pasión por el oficio y rescate de la tradición y la cultura. Desde hace 50 años, cuando llegó al Quindío desplazada por la violencia, se enfocó en perfeccionar un arte que heredó de sus abuelos: el trabajo en hoja de guasca o de plátano, cestería y barro. Dedicada a grupos de vecinas y amigas que llegan a su taller del barrio Belencito de Armenia, para aprender a hacer artesanías en guadua, entrega a sus estudiantes herramientas para que mejoren sus condiciones de vida a partir del emprendimiento. Además, su propósito es garantizar el relevo generacional que permita extender este conocimiento, que la ha llevado a mostrar sus productos alrededor del país donde ha sido maestra en procesos de extracción de hoja de plátano y su aplicación a manualidades.
 

Marcela Ramos Melo

 

Es líder comunal y ha puesto al servicio de sus conciudadanos valores que han sido exaltados en su desempeño como gestora de paz y edil, y en distinciones de la ciudad, como la medalla al Mérito Comunitario, que se entrega cada año en Armenia, en el marco de sus fiestas aniversarias. Aunque no terminó sus estudios de Derecho, y actualmente estudia Administración Pública, como líder social Marcela ha desarrollado un amplio trabajo en la comuna en la que reside, compuesta por 28 barrios, donde ha desarrollado actividades sociales educativas, deportivas, recreativas y ambientales. Capacitaciones, escuelas de formación deportiva, actividades lúdicas y mejoramiento ambiental de su sector han hecho parte de la agenda de una mujer que tiene en su corazón el deseo de ayudar a los demás.
 

María Lucía Osorio Pineda

 

Su vocación de servicio la ha llevado a trabajar horas extras de su oficio de vendedora ambulante para dedicarse a su comunidad de la comuna 7 de Armenia. Reinados comunales, capacitaciones para la manipulación de alimentos y el fortalecimiento de la mentalidad empresarial y la solidaridad expresada en recolectas de medicinas y vestuarios para los adultos mayores del sector, entre otras actividades, figuran en el trabajo desarrollado por esta entregada madre de familia. Además, la limpieza de quebradas, la siembra de árboles para mejorar el medio ambiente y la investigación de la flora y la fauna del sector han sido prioridad en el desarrollo de su trabajo en el sector de Buenos Aires Plano, en Armenia, donde se destaca por propiciar un diálogo sincero y bondadoso para escuchar a los demás.
 

Laura Melissa Márquez Hernández

 

Zootecnista, tecnóloga en producción animal y en producción de cafés especiales, interesada en impulsar la caficultura empresarial a partir del empalme generacional. Lidera el proyecto de café de origen Herencia 24 con 14 jóvenes, entre los 14 y los 27 años. Cada día conocen algo más sobre la trazabilidad que le dan a cada taza un contenido de valor, evaluado por los catadores, lo que empieza a influir en las variedades cultivadas y cosechadas en la región, con la meta clara de garantizar el relevo generacional en el campo. Hijos, nietos y sobrinos de pequeños caficultores de Armenia y Calarcá contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida y a la generación de oportunidades con responsabilidad social, sin ánimo de lucro, que enfoca su desarrollo y sostenibilidad en brindar soluciones competitivas en el sector rural.
 

Amparo Rosas

 

Profesional en química con experiencia docente, decidió dedicarse al estudio de la discapacidad, tema en el cual tiene amplia experiencia por la proyección de su trabajo comunitario. Desde la experiencia de superación personal, ha enfocado procesos de gestión de proyectos sociales y culturales incluyentes, dirigidos a las personas con discapacidad en el departamento. Es líder en la proclamación y difusión de derechos humanos, y con experiencia en consultoría y asesoría técnica en política pública de discapacidad, ha demostrado su liderazgo en la participación activa de procesos locales para generar propuestas que garanticen el desarrollo de la política pública en el Quindío, desde la fundación Fundamor Celmira Rosas de Vásquez.
 

Fanny Gaitán Triana

 

Licenciada en tecnología educativa, especialista en dificultades del aprendizaje escolar. Con vocación de servicio y atención social. Su decisión de vida de convertirse en docente le permitió organizar grupos con padres de familia para realizar gestión en beneficio de su comunidad educativa. Ahora, como pensionada y presidenta del voluntariado Damas Rosadas, en Calarcá, continúa realizando innumerables obras de servicio en comunidades vulnerables, especialmente con adultos mayores, entre quienes orienta charlas para su desarrollo físico, emocional, nutricional y artístico. Además de su voluntariado, dicta clases de manualidades en su casa, de manera gratuita, y organiza actividades comunitarias en beneficio de madres de familia y estudiantes del Quindío.
 

Ángela Patricia Menza Astilledo

 

Es gerontóloga y gracias a su apoyo y gestión 15 personas mayores, entre los 68 y los 92 años, reciben hospedaje y alimentación. Es una líder que de manera silenciosa e invisible dedica sus esfuerzos y tiempo a la obra de la fundación Geros, para propiciar y desarrollar acciones con el fin de mejorar el bienestar de vida de adultos mayores. Desde el nacimiento de su proyecto social, en 2006, con el trabajo de personas pertenecientes a la Parroquia Universitaria de Pentecostés, se propuso como meta construir y pagar con recursos propios un hogar para abuelos, en el que hoy les brindan atención profesional por su condición de vulnerabilidad, luego de establecer líneas de acción solidaria a largo plazo, relacionadas con el fragmento social desatendido y vulnerable de estos seres humanos.
 

Luz Mary Vallejo Flórez

 

Es madre sustituta del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar desde hace 17 años donde ha estado dispuesta a servir a los demás. Junto a su esposo e hijos, ha atendido cerca de 120 niños y adolescentes que han recibido sus atenciones y cuidados 24 horas al día, siete días a la semana. Muchos de ellos han llegado con complejas enfermedades y conflictos, han recibido amor, cariño y atenciones, para el restablecimiento de sus derechos.

Quienes pasan por el hogar de Vallejo Flórez encuentran una familia conformada por padres, abuelos y hermanos que han superado sus condiciones emocionales de salud, para recibir amor desde el momento mismo en que ingresan al hogar. Una labor de disciplina, convicción y vocación social.


Redacción
LA CRÓNICA

 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net