Viernes, 19 Ene,2018

Curiosidades / DIC 28 2017 / Hace 23 Dias

20 años de la mayor inocentada de Colombia

En 1962 Jaime Torres dijo que él era el embajador de La India

20 años de la mayor inocentada de Colombia

Liliana Cáceres con su barriga de trapo .

En noviembre de 1997 el país sufrió la mayor inocentada de su historia.  Se anticipó tal hecho, pues en realidad la fecha clásica para celebrar ese día de los Santos Inocentes es el 28 de diciembre de cada año.

Todo ocurrió en Barranquilla y su protagonista  fue una mujer llamada Liliana Cáceres.  El ambiente era propicio para comunicar la noticia más increíble del año, debido a que hacía pocos días se había conocido un evento singular, el nacimiento de siete bebés de un solo parto en Estados Unidos.

Liliana, tal vez alimentada por el vigor de esa noticia, preparó una situación, que superaba en espectacularidad el alumbramiento de septillizos en el país del norte.  Otro ingrediente que alimentaba la jugarreta noticiosa era la pretensión de retener a su lado al novio, a quien le había descubierto un caso de infidelidad.

Consideró Liliana, de sólo 16 años, que la única razón de tener ligado, a su ser amado, otro joven llamado Alejandro Ferrans, era simular un embarazo.

Cuando se presentó en los medios, se veía en ella una descomunal barriga que, según su versión albergaba nueve criaturas, lo que además podía constituir un evento de tipo mundial, difícil de superar en número.

Liliana convenció a todo el mundo, entre ellos los periodistas, quienes la retrataron en la cama de hospital, cuando divulgó con naturalidad que dicho “estado de gravidez” prometía ser el más sobresaliente hecho de muchos años.  Días antes  la mujer había adherido a su estómago todo tipo de ropa y se había respaldado en un certificado de embarazo positivo que prestó con una amiga del barrio popular donde vivían llamado Nueva Colombia.

Fueron muchos días de suspenso, pues el país entero estaba pendiente del múltiple y feliz parto.  Las fotos llamaban la atención por la prominencia de su estómago, aunque por lo abultado muchos personajes entraron en duda, porque no tenía una forma adecuada.

Se alcanzó a dar apertura a una cuenta de banco para recoger una colecta, mientras que le llovían donaciones para vestir y mantener a los futuros bebés.

Las cosas no duraron mucho.  Era difícil sostener en un hospital semejante mentira y además porque llegó al momento de acceder a un examen.  Tres días después de estar recluida en su habitación, con todos  los colombianos muy atentos al desenvolvimiento de los hechos, un médico develó la realidad.  Era una barriga de trapo, que echó por tierra todo tipo de conjeturas.

Liliana, no obstante, había logrado su cometido, acercar y sostener el noviazgo. Por momentos el país nacional recordaba otros acontecimientos de inocentadas, aunque a muchos eso se les ha constituido en secreto personal, de nunca mencionar, a riesgo de vivir la realidad de la burla pública.

Otra inocentada muy famosa había sucedido en Neiva, en 1962, cuando el seminarista Jaime Torres dijo que él era el embajador de La India y que estaba encubierto porque quería pasar unas vacaciones en paz.  Alguien divulgó el hecho, lo que motivó a las autoridades para atenderlo con honores varias días hasta que se descubrió la farsa, que no obstante inspiró la graciosa película colombiana “El Embajador de la India”, presentada hace 30 años.  Igual ocurrió con Cáceres, a quien Gabo visitó en una oportunidad para que ella le contara y recreara los pormenores de su maravillosa historia del buen ambiente macondiano.

En un país donde a diario vivimos la “inocentada” del alto costo de vida, podría creerse en seguir tolerando esta u otra de las historias inverosímiles de nuestra irrealidad.


Roberto Restrepo Ramírez
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net