Viernes, 19 Ene,2018

Ciencia y Tecnología / ENE 02 2018 / Hace 17 Dias

2017 se fue y nos dejó mucha ciencia

El estudio de lo que pasó millones de años atrás en las profundidas del cosmo, nuestros orígenes, el tratamiento de enfermedades, descubrimientos clasificados como los mejores.

2017 se fue y nos dejó mucha ciencia

La observación detallada del científico es el primer paso en la investigación de tantos enigmas que tiene la naturaleza por descubrir.

Como es habitual, a finalizar el año la revista científica Science da a concer los descubrimientos más importantes del año. En 2017, los 10 hitos científicos seleccionados por la revista cubren desde lo muy grande, haciendo aportes en astrofísica, hasta lo muy diminuto mejorando el estudio de las partículas elementales.

También señala la revista aportes que mejorarán la salud de los humanos, en particular lo relacionado con el cáncer, así como estudios que permitirán un mejor control de la genética. Y el Homo sapiens también se ha beneficiado con la investigación, porque nuevos descubrimientos indican que nuestros antepasados fueron más antiguos de lo creido.

Dos de los hechos científicos fueron premiados con el Nobel y uno de ellos ocupó el primer lugar: La detección de ondas gravitacionales. Asimisno, la técnica de la criomicroscopía electrónica que permite congelar moléculas, fue clasificada en tercer lugar. 

En esa lista figura una investigación sobre el líquido vital para nuestra existencia: el agua, hallada en forma de hielo que se congeló hace casi 3 millones de años. Y los neutrinos, la esquiva partícula con casi nada de masa también está presente.
 

La astrofísica inició una nueva era

Las ondas gravitacionales que reflejan variaciones del espaco-tiempo, han sido protagonistas en los últimos años y su detección dejó su impronta en revistas científicas y medios de divulgación. Pero la idea nos la legó Albert Einstein al postular su existencia cuando formuló la Teoría General de la Relatiivdad. Además planteó un reto a los investigadores cuando afirmó que sería imposible detectarlas porque se originan demasiado lejos y la señal llegaría muy débil.

Pero al enfrentar los ‘imposibles’ los científicos descubren enigmas. Y medir las ondas gravitacionales después de 100 años de postular su exitencia era justo un Premio Nobel de Física. Además los galardonados Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne contribuyeron en el diseño y puesta en funcionamientro de los Observatorios de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser –Ligo-, iniciando la astrofísica una nueva era.

Ahora no solo se miden las ondas electromagnétcas procedentes de estrelas, galaxias y fenómenos que suceden en las profundidas del cosmos, sino también los eventos asociados a perturbaciones de ese tejido del universo, como es el espacio-tiempo. En 2016 Ligo logró medir un diminuto cambio de ondas gravitacionales, provocado por la fusión de dos agujeros negros.

Luego, este año Ligo y Virgo, otro laboratorio europeo, detectaron cuatro eventos de fusión de agujeros negros, corroborando la existencia de estas ondas gravitacionales. Casi al mismo tiempo, el telescopio espacial Fermi de la Nasa, detectó un estallido de rayos gamma, una potente emisión de energía que se desconoce su origen pero se piensa que se ginó por la fusión de estrellas de neutrones. Estas mediciones permitirá profundizar en el conocimiento del Universo. 
 

Un ‘nuevo’ orangután en via de extinción 

El segundo puesto fue para el descubrimiento del orangután de Tapanuli, dado a conocer por los científicos en noviembre; él es el último miembro de la familia a la cual pertenecemos los humanos. Vive en Batng Toru, una superficie de 1.100 kilómetros cuadrados al norte de la isla de Sumatra y había pasado desapercibido porque su aspecto exterior es similar al de otros orangutanes, pero al analizar su ADN, los científicos pudieron afirmar que es una especie única, que necesita protección porque solo quedan 800 ejemplares.

El hallazgo lo logró un equipo de la universidad de Zúrich, y contó con la participación de investigadores del Instituto de Biología Evolutiva, un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la universidad Pompeu Fabra, ambas de España.  

Los investigadores merecedores del Premio Nobel de Química, también los selección Science y los ubicó en el tercer lugar. Ellos desarrollaron la criomicroscopia electrónica, técnica que permite congelar y visualizar biomoléculas en funcionamiento. Además, mejoraron el software de procesamiento de imágenes. 

La técnica permite ver las bioestructuras con resolución casi atómica facilitando el análisis de observaciones bioquímicas y genéticas. Por ejemplo, se ha conseguido visualizar en alta resolución, los agregados moleculares que se acumulan en lo cerebros de pacientes con Alzehimer. También se ha observado cómo funciona la maquinaria que repara el ADN o cómo actúan las ‘tijeras’ moleculares que se usan en las técnicas de edición genética.
 

La bioRxiv, democratiza las publicaciones

Un sistema que ayuda a impulsar la carrera de investigadores jóvenes y propicia la investigación científica, como es la plataforma bioRxiv, fue premiada con el cuarto lugar. Es un espacio donde estudiosos de la biólogía, microbiolgía y neurología pueden situar sus artículos antes de ser revisados por editores de revistas. Inciando el año, organizaciones de EE.UU. y Reino Unido promovieron su uso y en abril la iniciativa Chan Zuckerberg le hizo una gran inversión, promoviendo su utilización. 

Este año, un nuevo avance potenció la herramienta de la edición genétca conocida como Crispr, que permite editar las letras del material hereditario y tratar de curar enfermdades. David Liu, investigador en la universidad de Harvard, modificó este instrumento, y se le ha comparado con unas tijeras del ADN, capaz de hacer correcciones de una sola letra sin producir más modificaciones. Esta investigación está en el quinto lugar.

Por primera vez la Agencia del Medicamentos y la Alimentación de EE.UU. autorizó un tratamiento oncológico basado en un biomarcador sin pensar en el órgano del cuerpo humano donde se origine el tumor. El medicamento Pembrolizumab, está aprobado para tratar el melanoma y otros tumores. Investigadores de la universidad Johns Hopkins en Baltimore publicaron en junio un estudio donde probaban la terapia en 86 pacientes con 12 cánceres diferentes.El 53 % respondió positivamente y Science le asignó el sexto puesto.


Hielo y humanos: Muy antiguos

Al descubrimiento del hielo más antiguo, con 2,7 millones de años, por investigadores de las universidades de Princeton y Maine, le adjudicaron el séptimo puesto. Los primeros análisis indican que al comienzo de las edades de hielo, los niveles de dióxido de carbono se mantenían por debajo de 300 partes por millón - ppm-, muy inferiores de los 400 ppm actuales.

Los restos humanos más antiguos se ubicaban en Etiopía, con 200 mil años antigüedad, pero científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipsig - Alemania- estudiaron un cráneo y otros huesos procedentes de una cueva del yacimiento de Jebel Irhoud, en Marruecos. El anális arrojó una edad de 300 mil años. La investigación se clasificó de octavo lugar. 

La terapia genética sigue aportando soluciones y por eso la revista Sciencia otorgó el noveno lugar a la investigación realizada por el equipo del National Children’s Hospital en Columbus y a la empresa Avexis. Los científicos salvaron la vida de bebés que nacieron con una enfermedad neuromuscular agregando un gen del que carecían sus neuronas espinales.

El décimo lugar fue para el nuevo sistema que permite interacciones de los neutrinos y la materia, el equipo es tan pequeño como una tostadora, evitando el uso de las inmensas instalaciones bajo tierra. El nuevo equipo fue obra del grupo de la colaboración Coherent, que agrupa a 90 científicos de 18 instituciones. Seguramente el 2018 tendrá nuevas sorpresas científicas.
 

Diego Arias Serna ([email protected][email protected])
Profesor-Investigador universidad del Quindío
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net