Miércoles, 19 Jun,2019
Economía / MAY 20 2019 / hace 4 semanas

99% de actividad constructiva es en Armenia; ciudad debe proyectarse para una densificación equilibrada

Conozca la actualidad del desarrollo territorial y cómo debe pensarse la capital quindiana. 

99% de actividad constructiva es en Armenia; ciudad debe proyectarse para una densificación equilibrada

Carlos Alberto Garzón: “Hay que frenar y desestimular las tendencias desordenadas de ocupación del territorio y orientar de manera estratégica las dinámicas territoriales y las inversiones”. Foto : Archivo LA CRÓNICA

LA CRÓNICA consultó a Camacol Quindío para conocer cuál es la actualidad de la construcción en el departamento, donde el 99% de la actividad se concentra en Armenia, y a expertos urbanísticos quienes afirman que la capital quindiana debe proyectarse hacia una densificación equilibrada.

La argentina Baleria Inés Barbero, arquitecta urbanista con maestría en urbanismo y especialista en política pública y desarrollo local, advirtió que conoce Armenia desde hace poco más de ocho años, y que su primera impresión fue la de una ciudad que se ha ido extendiendo y abandonando las áreas urbanas, que como consecuencia del terremoto han sufrido algún tipo de daño, por lo que se van viendo más deterioradas.

“Creo que frente a la situación actual, lo que debería darse es no hablar de crecimiento, sino de una densificación equilibrada. Veo la necesidad de un cambio de modelo en el sentido de transformar esas áreas urbanas degradadas del centro aprovechando que ya hay una oferta de servicios de redes de infraestructura y por temas de movilidad es conveniente ocupar esos vacíos”.

Dijo que hay que buscar los mecanismos jurídicos, técnicos y financieros para que esa renovación urbana se dé, sea atractiva para los inversores privados y para que decididamente sea más rentable que intentar colonizar suelo periférico, rústico que de pronto es más barato.

El quindiano Carlos Alberto Garzón, arquitecto máster en planeamiento urbano y project management, anunció que en tanto se resuelven temas instrumentales que sirven de soporte a la planificación como son los estudios de gestión del riesgo y la actualización de la cartografía base en los municipios, “sería recomendable convocar a los actores clave del territorio en un nuevo pacto de principios y objetivos medibles”

Indicó que pueden ser dos objetivos los puntos de partida: frenar y desestimular las tendencias desordenadas de ocupación del territorio y orientar de manera estratégica las dinámicas territoriales y las inversiones.
 

Actividad constructora se enfoca en Armenia

Claudia Milena Arango, gerente de Camacol Quindío, precisó que el gremio básicamente se enfoca en la actividad constructiva de Armenia, dado que en la capital quindiana están radicados el 99% de las constructoras del departamento y que solamente  tienen una constructora que es de Quimbaya. 

Frente al panorama constructivo en el resto del departamento dijo que no hacen mayor análisis de toda la situación de los otros municipios. Sin embargo, anotó que conoce algunas situaciones puntuales como son las de Quimbaya, donde desde hace seis meses están suspendidas todas las licencias de construcción por un tema de uso de suelos.

“En Calarcá, sabemos que con la actual administración, han funcionado bien las cosas, desarrollando algunas estrategias tendientes a sacar a sacar adelante la actividad constructiva. Conozco de La Tebaida que hizo una alianza especial que fue con Bogotá para poder obtener recursos para la terminación del Plan Básico de Ordenamiento Territorial, Pbot, de los otros municipios en realidad nosotros no hemos trabajado”.

Arango señaló que van a empezar a hacer una gestión haciendo un inventario de cuáles son las construcciones rurales o suburbanas que se están llevando a cabo en los municipios “porque la actividad edificadora que nosotros manejamos es urbana, de más de 300 metros cuadrados, entonces lo que esté por fuera de ese rango nosotros no lo analizamos”. 

Advirtió que en los municipios el suelo es más restringido y limitado, sobre todo, la actividad edificadora en suelo rural. “Por eso todas las posibilidades se tienen en Armenia. Lo que nos preocupa es que debido a la inestabilidad jurídica que enfrenta la capital quindiana, las constructoras, que son empresas que perfectamente pueden adquirir predios en otras ciudades, puedan trasladarse en otros puntos del país y dejar sin empleo a la mano de obra local”.
 

Desarrollo urbanístico con prevención

El arquitecto Carlos Alberto Garzón anotó que debido a que Armenia se encuentra en una zona altamente sísmica hay que hacer todas las acciones para minimizar los posibles impactos y que la ciudad debería estar en permanente entrenamiento en cuestiones de resiliencia urbana, poner en práctica lo que tiene que ver con la renovación de sectores de ciudad, reasentamiento de personas en zonas de alto riesgo. 

“Más allá de minimizar estos impactos es evitar construir sobre los bordes topográficos o los quiebres de pendiente, ceder estos puntos como espacios públicos de calidad dotados de equipamientos y que tengan un plan de gestión y de mantenimiento a cargo de una entidad gestora”. 

Dijo que más que desarrollar torres en altura de forma aleatoria, se deben definir sectores estratégicos donde estas construcciones se puedan concentrar y estimular el aumento de la densidad general de la ciudad en edificaciones que promedien los cinco pisos de altura, por ejemplo. 

“Se trataría de sustituir el modelo de desarrollo urbano predio a predio por el desarrollo de porciones más amplias de ciudad, priorizando zonas que requieren renovación urbana, esto ayudaría a garantizar estándares de calidad constructiva más generales e integrales, espacio público es importante el equipamiento”.
 


Baleria Barbero señaló que el ordenamiento territorial se debe enfocar más en la transformación del centro y menos en la expansión.
 

Estabilidad jurídica del sector

Con relación a la estabilidad jurídica, la gerente de Camacol Quindío relató que están en una situación un poco traumática, dado que después de la sentencia del Tribunal Administrativo del Quindío, TAQ, —sobre vertimientos— han desarrollado algunas acciones con diferentes entes para mirar cuáles pueden ser las salidas más expeditas para esta situación. “Hasta ahora no encontramos una salida viable”. 

“Tuvimos una reunión muy importante con el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, como antesala a un foro que tenían sobre el agua, y señaló que el desarrollo no se puede detener, por lo que ofreció su acompañamiento para las mesas de trabajo que se requerirán en torno a la actividad constructiva”, indicó Arango. 

Anunció que seguramente van a tener una reunión con los jueces del TAQ para mirar un poco más el contexto y el alcance de lo que tiene que ver con la sentencia. 

“Es muy delicado. Nosotros ya hemos hablado en los diferentes escenarios sobre todo el alcance que tiene la parte jurídica. Vienen momentos muy difíciles si las cosas se quedan tal cual como están en este momento, que es detener la actividad y no generar licencias porque no van a tener una autorización de vertimientos”. 

La gerente de Camacol recalcó que “la ciudad está muy golpeada por el desempleo, el indicador volvió a subir, a eso se tendrán que sumar 10.600 personas más del sector que se quedarían sin trabajo, más las personas de las constructoras que tendrían que prescindir de sus servicios, los contratistas y así en los 26 renglones de la economía que jalona el sector. Esto es muy preocupante, pero tenemos la fe de que podemos, con mesas de trabajo, salir adelante”.
 

“Vienen momentos muy difíciles si las cosas se quedan tal cual como están en este momento”: Camacol Quindío 
 


Los retos para una ciudad densificada

La experta en urbanismo Baleria Barbero dijo que uno de los retos para llegar a la densificación de la ‘Ciudad Milagro’ debe haber un liderazgo desde lo político y crear condiciones urbanísticas específicas en los sectores a los que se quiera traer inversión.

“Creemos que el crecimiento en altura no debería planearse indiscriminadamente en toda la ciudad, eso puede llevar a unos problemas de saturación en la movilidad y la necesidad de servicios, mientras que si eso se planifica, se permite solo en unos enclaves estratégicos, ya el municipio tiene un portafolio para salir a vender inversión”. 

Barbero advirtió que se debe tener claridad meridiana de realmente qué se puede hacer en términos de techo edificable, de ocupación del terreno, parámetros urbanísticos muy claros que no generen incertidumbre o confusión al inversor por entrar en conflictos ambientales, jurídicos o de otro tipo.
 

“El crecimiento en altura no debería planearse indiscriminadamente en toda la ciudad, eso puede llevar a unos problemas de saturación en la movilidad y la necesidad de servicios”: Baleria Barbero.


“Un reto es pensar en modelos que permitan una transformación real y estoy pensando en casos concretos en ciudades como Medellín, Barcelona -España- , Rosario -Argentina- que han trabajado desde la visión de que la arquitectura y el urbanismo son importantes para el desarrollo social. Se pueden estudiar esos referentes y ver qué principios del modelo se pueden aplicar”. 

Resaltó que es importante empezar a cambiar algunos paradigmas como pensar que se puede crecer ilimitadamente. 

“Hay que cerrar ciclos. Por ejemplo, en el ámbito ambiental en torno al tema del suelo, el agua y la construcción, si yo voy a hacer una construcción intentar trabajar en un suelo que ya tiene alguna transformación para no generar más huella ecológica”.


Redacción
LA CRÓNICA

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net