Sabado, 17 Ago,2019
Región / JUL 15 2019 / hace 1 mes

A propósito del cumpleaños, ¿Cuál es el árbol, la flor y el ave del Quindío?

El departamento no posee una especie en fauna flora que se haya declarado insignia, sin embargo, expertos mencionaron las que podrían ser. 

A propósito del cumpleaños, ¿Cuál es el árbol, la flor y el ave del Quindío?

Foto : LA CRÓNICA.

A propósito del cumpleaños del departamento, LA CRÓNICA indagó sobre los elementos representativos de la región en cuanto a flora y fauna. Expertos en el tema hablaron al respecto e hicieron sus postulaciones. 

Asimismo, el presidente de la Red Nacional de Jardines Botánicos de Colombia, Alberto Gómez Mejía, mencionó la intención del Jardín Botánico del Quindío de postular el molinillo como el árbol departamental, la propuesta está en la asamblea. 

Recomendado: Protección de la Palma de Cera


Sin árbol, ni flor, ni ave

De acuerdo con el presidente de la Academia de Historia del Quindío, AHQ, Fernando Jaramillo Botero, algunos municipios y departamentos en el país tienen árbol, flor o ave, pero el Quindío no. “Y si se hablara de algo representativo, en algún momento se ha dicho que en aves el barranquero y el loro orejiamarillo lo son. En árboles el yarumo blanco y el guayacán amarillo y en flores el sietecueros o tibouchina”, señaló el directivo. 

Carolina Valencia, profesional universitaria de la subdirección de gestión ambiental de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, anotó que “debemos considerar la perspectiva de la especie, si es insignia o representativa. Tener en cuenta que el departamento es muy biodiverso, y es muy difícil elegir una especie que nos represente sea en fauna o en flora. Si quisiéramos hacer un trabajo al detalle de cuál nos representa o que son insignias, sería más oportuno hacerlo por municipios”. 

La funcionaria destacó que, por ejemplo, Circasia tiene unas especies insignias que son el tucán esmeralda y el molinillo, un árbol que tiene una categoría de amenaza, pero que posee una población considerable en el ‘Municipio Libre’ y en Filandia. En Salento está la palma de cera y el loro orejiamarillo. 

En Génova el loro coroniazul, en los municipios de tierra baja como La Tebaida, “la nutria es una especie con la que ellos se identifican. Es  decir, dependiendo de los pisos térmicos de los ecosistemas, vamos a encontrar unas especies que nos representen”. 

Le puede interesar: Cuatro regiones unidas por la protección de la palma de cera

Agregó que a nivel de departamento, la más viable sería la palma de cera, porque finalmente al departamento lo identifican con esta, que está en un municipio también muy conocido. Es una especie amenazada, que se encuentra en peligro. Allí mismo, el loro orejiamarillo, que también está amenazado y es muy representativo por el anidamiento que hace el ave en la palma, “lo que genera que se vuelvan especies importantes para el nivel de conservación y ecosistémico. La palma de cera es endémica de los Andes y hay una población considerable en Salento”.

Sobre el loro coroniazul en Génova, indicó que allí en el ‘Bello Rincón Quindiano’ hay un festival alrededor del ave que está en peligro crítico, “porque son especies que tienen restricción en su hábitat, son de bosques altoandinos y de páramos y en estos momentos las poblaciones están disminuyendo considerablemente”, señaló Valencia. 



Continuó su descripción con el barraquero, “una especie que es muy carismática, muy fácil de visualizar, es muy bonita. Se ve en Salento, Circasia, Armenia, y en muchas otras zonas de la región, no necesita un sitio en particular, está en bosques, áreas abiertas, y por sus características puede también tener una representatividad para el departamento”, sostuvo. 

Respecto al yarumo, aseveró que en el departamento hay dos especies, el negro y el blanco o plateado, pero este último, que se ve en Filandia y Circasia, algunos en Salento, para visitantes extranjeros o de otros departamentos es una especie muy llamativa, porque “cuando vemos los bosques llama mucho la atención el color de las plantas y cuando el sol está fuerte brillan”.

Concluyó: “El departamento es muy biodiverso y cada uno puede tener una representatividad en algún grupo biológico”. 

Lectura: Quindío, destino de aves


Adoptar el molinillo

Alberto Gómez Mejía, promotor del proyecto para declarar el molinillo como árbol insignia del departamento, sostuvo: “en mi condición de presidente del jardín propuse a la asamblea que adoptara el molinillo como el árbol del Quindío, ya que es muy característico y exclusivo de esta zona —solo se da en el bajo Cauca—, ”.

El directivo describió sobre la especie, que se calcula que pueden existir unos 700 ejemplares adultos, que le dan la categoría de en extinción. Tiene hojas verdes grandes intensas con flores rosadas. Hace parte de los árboles con flores más antiguos del planeta. 
 



Pertenece a la familia de los magnoliales. “Esta planta tiene una significación muy poderosa, tiene todos los méritos para serlo, se llama así porque los campesinos toman el fruto, que es como una piña pequeña muy dura,  le quitan las semillas y con eso hacen el molinillo y baten el chocolate.

Agregó que a nivel mundial hay mucho interés por esta especie, y en Colombia tiene una categoría de extinción, “nos han dicho desde Europa que lo protejamos”, indicó, y justificó que por ello también proponen el árbol para que sea insignia del departamento. 

Vea también: Tala de yarumo divide al personal de la CRQ

“El proyecto de ordenanza quedó listo, pero en la asamblea decidieron que fuera incluido dentro de otro de cambio climático. Estamos pendientes de lo que se diga desde la corporación, hay un clima de mucho interés para que este sea representativo”, señaló Gómez Mejía. 

Añadió que quieren hacer una propuesta en positivo de ejemplares y elementos de la flora de un organismo nativo como el molinillo. Respecto a la flor y el ave, el presidente del jardín dijo que no han hecho discusión sobre esto, “pero la flora nativa del Quindío es muy bella y desconocida”.

Aseveró que en un texto de Humboldt, sobre su paso por estas tierras, hizo referencia a una passiflora arborea, “en el Quindío hay dos especies que son árboles y una de ellas se refiere al molinillo, yo elegiría la passiflora arbórea que describió Alexander von Humboldt para proponer una flor”. 

Sobre el ave, describió que si se hace un inventario del medio millar de pájaros que tiene el departamento, casi todos coincidirían con el barranquero, —momotus momota, su nombre científico—, “ave hermosísima, característica de la región, no solo está en el Quindío, pero aquí permanece una población interesante”. 

Artículo recomendado: 
Sembrarán 3.000 palmas de cera en Peñas Blancas


Declaración del árbol

Néstor Jaime Cárdenas Jiménez, diputado de la asamblea del Quindío, habló sobre las  intenciones en la asamblea de declarar el molinillo como árbol departamental, “pero los diputados solicitaron que tuviera el concepto del Jardín Botánico, la CRQ y las instituciones que trabajan el tema ambiental, y fue así como ya salió el concepto”, explicó el delegado. 

Expuso que esta semana se presentará el proyecto de política pública de cambio climático, dentro de esta habrá siete especies que van a trabajar en el departamento en el tema de poder producir las semillas. “Ya quedó involucrado el molinillo y va en esa misma ordenanza de cambio climático que este sea el del departamento. Se trata de un tema muy bonito con el cual estoy muy comprometido”, expresó. 
 

La flor y el árbol del Quindío

Andrés Felipe Orozco, curador del herbario de la universidad del Quindío, hizo referencia a la propuesta del Jardín Botánico y explicó: “Hay muchas especies que tienen poblaciones disminuidas en el Quindío, el año pasado, en un taller de expertos en el departamento, se hizo un listado de especies focales del Quindío, en el que se reportaron algunas con un nivel de amenaza muy elevado”.

Señaló que es importante, de igual forma, resaltar que hay unas que están en el libro rojo, “emblemáticas, entre ellas la palma de cera, el árbol de tibouchina de Filandia, la orquídea, o el molinillo”. Orozco coincidió con la funcionaria de la CRQ en que por municipios se podría destacar una especie diferente, “si se le pregunta a alguien de Filandia, dirá que la tibouchina, en Salento dirán que la palma de cera, en el Jardín Botánico, que el molinillo y en otros municipios podrían decir que la orquídea”.

Recomendado: 
Mauricio García realiza barranquismo en pro de cuidar el medio ambiente
 

El ave del Quindío

Albert Ospina, licenciado en biología y docente de la universidad del Quindío en el área de ornitología, explicó sobre el ave del departamento que, depende quién la vaya a escoger y para qué sea representado el emblema. De acuerdo con esos estándares, el loro orejiamarillo, por el tema de la palma de cera, sería adecuado. “De esta ave se ha escuchado mucho, pero muy pocas personas la han visto”. Señaló que en términos ecológicos el loro no representa nada para nuestra región y la relación con la palma de cera es con esta muerta. Reiteró que “se habla mucho, pero no se ven y no hay poblaciones de loro considerables en la región. En Salento no hay reporte desde hace mucho, en Cocora desde hace más de 10 años no se ven. Algunas especies se han avistado en Pijao”.

Agregó que dicha ave suele ser confundida con otra muy parecida. Respecto al barranquero, coincidió en la descripción de un ave carismática que frecuenta los jardines. Además, es común encontrarla y se ha vuelto como un emblema. Por su ecología es devoradora, “es como la navaja suiza de los pájaro, aunque podría ser. Pero no tiene un rol representativo”.

Ospina propuso otros pájaros para representar la región como la tángara multicolor, que es endémica de Colombia y en Circasia se puede ver,  la tángara turquesa, también endémica y se puede encontrar en el mismo municipio. “En la universidad del Quindío se observa con frecuencia, en el parque De la Vida también. Es un ave muy carismática y que en su rol funcional es importante mantener en sus criterios de conservación”.

Explicó sobre el loro coroniazul, que representa algo importante para la región, por lo que podría ser otra propuesta interesante. “En Génova hay una reserva que lleva su nombre. En el Quindío hay más de 500 especies registradas por kilómetro cuadrado, así que nos representa”.  

Añadió que hay especies que tienen otros atributos por el grado de vulnerabilidad y merecen ser visibles para conservarlos, por lo que dichas características podrían ser tenidas en cuenta para hacer la proposición. 


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net