Domingo, 18 Ago,2019
Judiciales / ENE 26 2016 / hace 3 años

A prisión enviaron a sujeto que asesinó a dama a machetazos

Con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario fue cobijado Floresmiro Cometa Carabalí, de 47 años, oriundo de Cajibío, Cauca, quien fue capturado por agentes de la Policía en el Quindío, luego de que diera muerte a su excompañera sentimental y causara graves lesiones a dos hijos de la dama, un adolescente a quien le amputó una de sus manos y una joven a la que le causó una herida, por fortuna leve.

A prisión enviaron a sujeto que asesinó a dama a machetazos

El procesado, Floresmiro Cometa Carabalí.

La víctima fatal de este hecho corresponde a la señora Rocío Ipia Hernández, de 41 años, mientras que los otros afectados son dos de sus seis descendientes, de 17 y 18, respectivamente.

El brutal ataque se registró el pasado domingo en horas del mediodía, en el interior de la vivienda de nomenclatura 32-61 sobre la carrera 17A del barrio Obrero de Armenia, donde funciona un inquilinato.

Los vecinos del lugar calificaron esta como una tragedia anunciada, pues los problemas de estas dos personas, que convivieron por algunos años, ya venían de tiempo atrás y en los últimos días habían empeorado.

“Era un hombre celoso, que no se aguantaba nada y Rocío cansada de ello y de los maltratos decidió ponerle fin a la relación, de la que sobrevive un niño de tres años y medio”, relataron.

Señalaron que sin embargo, el pequeño era la excusa de Cometa Carabalí para acercarse y pedirle que volvieran.

La negativa de la mujer, sumado a que el viernes asistieron a una comisaría para fijar una cuota alimentaria, habría desencadenado la ira de Floresmiro, que lo llevó a perpetrar el ataque.

En la reunión le insistió nuevamente que arreglaran todo, con lo que la dama no estuvo de acuerdo y por ello le ofreció la suma de 20 mil pesos para los gastos de su hijo.

También el día siguiente, es decir el sábado, según la información entregada por el coronel Ricardo Suárez Laguna, comandante de la Policía en el departamento, la ciudadana se dirigió a la estación local, donde dio a conocer la situación que se estaba presentando.

Allí los uniformados le recomendaron mantenerse alejada de él, le indicaron que estarían realizando patrullajes más constantes por su lugar de residencia y que ante cualquier intimidación o agresión se resguardara o alejara y diera aviso inmediato.

Infortunadamente, Cometa Carabalí no se quedaría de manos cruzadas y regresó al inquilinato del que ya se había mudado, pues ahora vivía por el sector de estación de servicio Boyacá.

Posiblemente, tenía todo planeado aunque al llegar al lugar se mostró normal y le pidió a Rocío que le dejara llevar al niño, algo a  lo que ella se opuso.

En ese momento se originó una fuerte discusión en medio de la que nadie sabe de dónde este individuo sacó un machete y la emprendió contra ella.

Profundas y mortales heridas le causó en la cabeza, cuello y en su brazo izquierdo, lesiones que ocasionaron su deceso sobre una silla y una mesa.

Mientras se producía la reprochable agresión, se presentó otro lamentable hecho, pues el hijo de la víctima, de 17 años, quiso mediar y al tratar de detener el ataque fue agredido por el sujeto, quien le atravesó una de sus muñecas, desprendiendo su mano.

“Parecía endemoniado y a todo lo que se movía le lanzaba machete, tanto que también lesionó a otra descendiente de la señora que al escuchar las voces de auxilio se asomó a ver qué era lo que pasaba”, contaron los habitantes del inmueble.

Tras el desenlace de esta historia, que años atrás era de amor y que quizá ni él se imagino terminaría así, decidió alejarse del lugar, sin camisa, sin zapatos, con su cuerpo ensangrentado y con el arma homicida en su mano.
Las personas no entendían lo que estaba ocurriendo, mientras él descargó el machete en un pastizal frente a la iglesia Nuestra Señora del Carmen, en la carrera 18 con calle 33 y siguió caminando.

Quienes lo vieron relataron que parecía no tener el afán como el de alguien que quiere escapar, mientras era seguido por un amigo, al que le decía que necesitaba un CAI de la Policía.

Fue así como antes de llegar a uno o de que se diera a la fuga fue alcanzado, cerca a su residencia, por uniformados que reaccionaron tras ser alertados sobre lo que había acontecido.

De inmediato y con la certeza de que era a quien buscaban procedieron a subirlo a un vehículo de la institución y esposado lo condujeron a la URI, para adelantar los debidos procedimientos e iniciar su judicialización.

Quienes lo custodiaban expresaron que no se refirió a lo que pasó, hasta ayer que fue presentado ante un juez en audiencia donde fue legalización su captura y en la que no aceptó los cargos que le imputaron por feminicidio, tentativa de homicidio agravado y lesiones personales.

Entre quienes se unieron a las voces de protesta por lo que aconteció se encuentra el gobernador Carlos Eduardo Osorio, quien dijo que hay que rechazar cualquier tipo de violencia.

“No se debe tolerar ninguna agresión de género, el respeto por la igualdad debe ir en nuestra cultura y para ello trabajamos desde la administración”, expresó.

Por su parte, Liliana Ocampo Sepúlveda, directora regional encargada del Icbf, a través de un comunicado también rechazó este hecho violento.

Explicó que con un equipo de la Defensoría de Familia del Centro Zonal Armenia Sur, se brindará la protección al menor herido y se verificará los derechos de sus otros hermanos, además de  prestar asesoría y asistencia a la familia con el equipo psicosocial.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net