Lunes, 21 Oct,2019
Judiciales / MAY 20 2019 / hace 4 meses

Accidente de un Willys en Salento dejó un muerto y siete heridos

La víctima mortal fue Yólber Andrés Beltrán Acosta, guía turístico. El caso ocurrió alrededor de las 7:45 a. m. de este lunes en el sector de la vereda Llano Grande.

Accidente de un Willys en Salento dejó un muerto y siete heridos

Bomberos de Circasia y de Salento llegaron al sitio y socorrieron a los heridos.

Un hombre muerto y siete personas heridas dejó un aparatoso accidente de tránsito. La víctima mortal fue identificada por las autoridades viales como Yólber Andrés Beltrán Acosta, de 28 años de edad. 

El siniestro ocurrió aproximadamente a las 7:45 a. m. de este lunes en el sector de la finca Buenos Aires de la vereda Llano Grande de Salento. 

Las autoridades indicaron que el conductor de un Jeep Willys, que se movilizaba con siete pasajeros y que cubría la ruta que de Armenia lleva a la vereda Los Pinos del ‘Municipio Padre’, por motivos que son investigados por las autoridades, perdió el control del vehículo cuando transitaba por un descenso. 

Lea también: 
Accidente en la vía Barragán-Génova deja una víctima mortal

El automotor cayó por un barranco de unos 85 metros de profundidad. Cuando el automotor llegó cerca a una cañada chocó contra un árbol y se volcó. 

Al escuchar el violento estruendo y los gritos de las víctimas, José Ancízar Calvo, un residente de la mencionada parcela, fue el primero en bajar a la escena. Según él, el cadáver de Beltrán Acosta, quien iba como pasajero, yacía a un costado del carro. 
 

Quedaron muy afectados 

Fuentes oficiales informaron que el golpe que sufrió en la cabeza con el bómper del vehículo le causó la muerte. Además padeció traumas en las piernas. 

Calvo relató que arriba de la víctima mortal vio a una mujer y a un joven. Ella estaba inconsciente, pero tenía pulsaciones. De pie y recostada en unas matas había otra dama con raspones y hematomas en diferentes partes del cuerpo. 

Con una cuerda, el hombre la ayudó a salir a la vía y en poco tiempo, a la escena llegaron siete bomberos de Salento y cinco de Circasia, un policía que acordonó la zona y cuatro agentes del Instituto Departamental de Tránsito del Quindío, Idtq,  quienes levantaron el croquis para, mediante la investigación, establecer las causas del siniestro. 

Vea también: Conductor de Willys de Quimbaya murió en un accidente de tránsito

Personal de los bomberos de Salento informó que encontraron al conductor atrapado en el Jeep, por lo que debieron ejecutar maniobras de extracción para rescatarlo. Revelaron que él sufrió un trauma en la  cabeza y posibles fracturas en las costillas y en el abdomen. 

Otro pasajero también sufrió fracturas en las costillas. Una mujer tenía un trauma leve en la cabeza. Los siete afectados fueron rescatados gracias al trabajo conjunto entre los bomberos de las dos localidades mencionadas. A todos los trasladaron al hospital San Vicente de Paúl de Circasia.

Lea también: Conductor perdió el control, atropelló una persona y colisionó con 7 vehículos

Víctor Rodríguez, agente del Idtq, informó que el chofer y otra pasajera estaban en estado crítico, por lo que debieron ser remitidos a un centro médico de Armenia, para recibir una atención especializada. Los otros pacientes permanecían bajo cuidados especiales en el hospital del ‘Municipio Libre’.

Pasado el mediodía llegó una camabaja con grúa para sacar el automotor del abismo, labor dispendiosa por lo profundo, boscoso y por la gran cantidad de barro que tiene el terreno. A la escena también se acercaron varios servidores del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, quienes en compañía de bomberos, policías y guardas de tránsito hicieron grandes esfuerzos para inspeccionar el cadáver en la profundidad del barranco y subirlo a la carretera para luego trasladarlo a la morgue departamental en Calarcá, en medio de desgarradoras escenas protagonizadas por los dolientes que llegaron hasta el lugar del accidente.
 

Guía turístico experto en idiomas

José Bernardo Beltrán, padre de la víctima, reveló que su hijo era egresado en lenguas modernas de la universidad del Quindío y al momento del accidente pretendía llegar a la finca El Ocaso, donde llevaba 14 meses laborando como guía turístico, allí prestaba especialmente servicios de interpretación a los extranjeros. “Esa era su ruta todas las mañanas y todas las tardes para regresar a la casa”, reveló. 

Agregó que su mayor anhelo era viajar al exterior para especializarse en idiomas, que era la actividad que lo apasionaba. 

“Además, era muy buen lector y un hombre estudioso”, dijo el progenitor, que recordó a su ser querido como “un ser ejemplar, sin vicios y muy buen hijo. Vivía con su novia en el conjunto residencial Agua Bonita de Armenia, con ella llevaba año y medio de relación. No dejó descendencia”.

José Bernardo añadió que conservaba las esperanzas de que al llegar al sitio iba a encontrar a su hijo con vida, pero la realidad fue otra.


Redacción
LA CRÓNICA 

Temas Relacionados: Accidente de tránsito

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net