Domingo, 16 Jun,2019
Economía / OCT 20 2018 / hace 7 meses

“Al incentivar consumo interno de café, las cosechas serían sostenibles al productor”: Fáber Buitrago

El dirigente gremial del Quindío habló sobre el proyecto de ley que busca establecer el café como bebida nacional.

“Al incentivar consumo interno de café, las cosechas serían sostenibles al productor”: Fáber Buitrago

Con la iniciativa se busca que productores y recolectores tengan seguridad social.

El proyecto de ley 100 de 2017 “Por el cual se favorece la formalización laboral de los pequeños productores y recolectores de café en Colombia, se incentiva el consumo interno de café y se crea el sello social Quiero a los Cafeteros” —radicado para segundo debate en Senado— sería el camino para que cosechar sea sostenible para el productor, señaló Fáber Buitrago, dirigente cafetero del Quindío.

“Estamos seguros que esta iniciativa contribuirá a incrementar el consumo interno del grano de buena calidad origen Colombia, con lo cual podremos estar en todos los escenarios deportivos, culturales y sociales, en donde hoy es complejo participar”.

Recomendado: 7.000 recolectores de café se necesitan en Quindío para cosecha de fin de año

Buitrago agregó: “Un objetivo determinante para las leyes del mercado es disminuir la oferta exportable como parte de los principios básicos del sentido común de la economía, buscando que a menor oferta mayores precios, en donde el ingreso de nuestras cosechas sean sostenibles al productor”.

Los objetivos principales de este proyecto son declarar el café como bebida nacional, incentivar el consumo interno, establecer un estímulo a compras de café colombiano por parte de las entidades públicas o de economía mixta y crear un Fondo Social Cafetero, al tomar en cuenta que este sector ha impulsado por décadas la economía y ha sido sinónimo de progreso y unidad gremial y social.

Vea también: Con lonas, producción de café aumentaría 41%

El dirigente quindiano precisó que es importante que tome fuerza y se materialice como posible ley de la República el planteamiento que desde hace un tiempo se propone de declarar el café como la bebida nacional.

“Esto en razón al orgullo de patria que sentimos los colombianos en el aporte que ha hecho el grano y las más de 500.000 familias que lo cultivamos, al desarrollo socioeconómico y cultural del país. Además del importante aporte al posicionamiento de la buena imagen de Colombia internacionalmente”.

El gerente general de la FNC, Roberto Vélez Vallejo, dijo: “Una vez se apruebe este proyecto de ley, podemos decir a los cafeteros que les cumplimos en la declaratoria del café como bebida nacional, en los incentivos en las compras públicas, no solo para niños sino para adultos mayores de nivel nacional y territorial, la visibilización de la mano de obra de recolección y la creación del fondo social para la vejez”.

Lea también: En septiembre, bajó producción de café en Quindío

El proyecto de ley fue radicado en agosto de 2017 en la comisión séptima del Senado, y votado y aprobado en primer debate en mayo pasado

Recientemente fue radicado para segundo debate por los ponentes del proyecto de ley, los senadores Laura Esther Fortich Sánchez, Nadya Georgette Blel Scaff y Gabriel Velasco Ocampo.
 

Consideraciones clave del proyecto

La ponencia para primer debate hizo una exhaustiva exposición del grave problema que el sector enfrenta desde los 80, circunstancia que amerita una intervención estatal para corregir dichas fallas y asegurar los niveles de producción esperados y la mano de obra que la sustenta.

“El café ha sido motor de la economía y del desarrollo rural colombiano, y con los recursos derivados de su explotación y exportación se han financiado innumerables obras para la comunidad cafetera. En los últimos años, el cultivo ha representado cerca del 21% del Producto Interno Bruto, PIB, agrícola del país”.

Recomendado: 40% se habría reducido la venta de café en Quindío debido a caída del precio

La reciente caída del precio interno del grano llegó incluso a niveles que impedían cubrir el costo de producción promedio de $760.112 por carga de 125 kilogramos, según el amplio estudio “Plan 2.000 fincas” de la FNC en 1.639 fincas, siendo los rubros más altos recolección y fertilización — 39% y 14.2%, respectivamente—.

Por otro lado, el consumo interno de café en Colombia, como país productor, es muy bajo, de apenas 1,8 kilogramos per cápita, es decir, 255 tazas al año —menos de una taza diaria por persona—, la tercera parte de lo que consume Brasil —5,5 kg/cápita—, casi la séptima parte de lo que consume Finlandia —12 kg/cápita—, e incluso inferior a los 3,8 kg/cápita de Costa Rica y 3,9 de Honduras.

Le puede interesar:  FNC solicita medidas que garanticen mejor precio para el caficultor

“De ahí que el estímulo a las compras de café colombiano por parte de entidades públicas o de economía mixta y la inclusión del café en programas alimentación sean dos artículos clave del proyecto de ley para elevar el consumo interno del grano”, explicó la FNC.

La iniciativa también toma en cuenta, en sus consideraciones, la amplia experiencia de Colombia en materia de diferenciación y sus condiciones agroecológicas y climáticas como ventajas competitivas en la industria global.

Vea también: Carlos Cardona: “El aporte que anuncia gobierno a los cafeteros es solo el primer paso”

“Si bien se presentan alzas en el consumo del grano en mercados internacionales, aún está pendiente de ejecutar la tarea de fomentar el consumo en los colombianos, aumentando de una taza diaria a dos o tres”, anota el proyecto.

En materia de promoción del consumo interno, el gran aporte del proyecto de ley en trámite es que eleva la responsabilidad al ministerio de Agricultura, que diseñará e implementará estrategias de largo plazo para tal fin, en coordinación con el ministerio de Comercio, Industria y Turismo.
 

Formalización laboral

El proyecto propone políticas para que los pequeños productores y recolectores tengan cobertura en seguridad social: régimen subsidiado de salud, Beps —Beneficios Económicos Periódicos—, afiliación a riesgos laborales tomando como base un salario mínimo mensual legal vigente y se estudiaría la aplicación de una cofinanciación, entre otros.  


Programa “Quiero a los Cafeteros” 

El propósito de este programa es el recaudo organizado de aportes voluntarios hasta por el 10% con ocasión de la compra de café o productos de café. Estos recursos, que serían administrados por una fiduciaria, se destinarían exclusivamente a financiar programas de mitigación y atención de los riesgos de vejez de los pequeños productores y recolectores de café.
 

El proyecto



Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net