Viernes, 23 Feb,2018

La Salida / ENE 10 2018 / Hace 1 Mes

Angélica Jannette Pinzón Ruiz, dedicación exclusiva al origami

Al Quindío arribó con la habilidad de doblar papel, actividad con la que subsiste, al tiempo que  permite a otros emplear el tiempo libre, aprender una obra manual y procesar duelos.

 

Angélica Jannette Pinzón Ruiz, dedicación exclusiva al origami

Hormiguita, paciente, y avezada es la ‘profe’ de origami, a quienes los niños adoran y los ancianos quieren como a una nieta. Es una apasionada por enseñar el arte que aprendió y transmitir ese mismo sentir a quienes le siguen los pasos. 

¿Nacida en dónde y razón para acercarse al Quindío?

En Zipaquirá, Cundinamarca. A raíz de que una hermana y el esposo vivían aquí vine a conocer hace 21 años y me encontré con una alternativa laboral. Trabajé con Comfenalco, en la biblioteca dirigía talleres de animación lectora, en los que integré el origami a la literatura; en el área de recreación, esta técnica era una alternativa en vacaciones para los hijos de los afiliados y con un club de la tercera edad, enfocado a invertir el tiempo libre. Esa experiencia fue por un año y medio ... y me atrapó. 

¿Es artista plástica?

Soy diseñadora textil, profesión en la que me hice empresaria inicialmente en mi tierra natal y luego al prosperar el negocio me radiqué en Bogotá donde infortunadamente me robaron todos los telares e implementos de trabajo y me dejaron en bancarrota, corría el año 1996. La empresa se llamaba La Abejita Tejedora.

Le puede interesar: Trabajan por las ‘Raíces’ de la cultura en Barcelona

¿Qué es el origami?

Un arte que consiste en plegar papel sin emplear tijeras ni pegante para obtener figuras de formas variadas, las cuales pueden considerarse como esculturas de papel. También se conoce con la palabra papiroflexia. Etimológicamente procede de los vocablos japoneses ‘oru’, que significa plegar y ‘kami’, papel. Su máximo exponente en el orbe fue el nipón Akira Yoshizawa.

¿Por qué el origami le apasiona?

En segundo bachillerato una amiga del colegio que se iba para otra ciudad me regaló una ranita, un detalle que recuerdo y atesoro. Así lo conocí y me interesé. Cuando llegó la crisis al perder la empresa me sirvió de terapia para salir de la depresión. Indagué en la biblioteca Luis Ángel Arango en Bogotá, en varios libros, encargué publicaciones a amigos en el exterior y cada vez me entusiasmé más. Considero que es una forma de expresarse, de ver cómo se transforma un sencillo pedazo de papel y se crean diversas formas: mariposas, aves, flores... Me encanta hacer estas obras y entregarlas en la calle para obtener sonrisas de la gente, ver su cara de sorpresa.

Vea también: Edilberto Morales Morales, el último arriero de Circasia

¿Es un arte muy desarrollado en Japón, a qué se debe esto ?

Tiene milenios de existencia en ese país. Pero durante la posguerra, cuando había miles de personas enfermas, con graves lesiones, traumatizadas y atravesando grandes duelos, producto de las bombas atómicas en Nagasaki e Hiroshima sirvió para transformar vidas. Era uno de los llamados oficios inútiles, junto con el grabado en madera y la pintura en cerámica, que servían de terapia a los sobrevivientes, quienes lo realizaban por núcleos familiares en su casa y al final del día, recibían por su labor un ingreso monetario de parte del Estado. 

¿Surgió en el Lejano Oriente?

No es del todo cierto y tampoco se trata de una técnica reciente como aducen algunos autores. Es un arte que surge con la creación del papel en China y que es tradicional de la cultura de Japón. En realidad de alguna manera formó parte de la vida diaria en casi todas las culturas nativas de numerosos países de todos los continentes. En Colombia, por ejemplo, es algo sencillo que se hace con las hojas de plantas para los envueltos y tamales en diferentes regiones. También era usual hacer pliegues en una tela para envolver a los bebés, cuando no había pañales desechables.

¿Y el trabajo pedagógico?

Inició una vez en Cali, donde se realiza anualmente un encuentro nacional e internacional de origami, tuve el honor de instruir a niños, entre ellos una pequeña oriunda del Amazonas que no tenía un brazo. Recuerdo la sensación de asombro que me llevé al presenciar que escogió una flor con muchos pétalos y sacó la tarea avante sin quejarse o darse por vencida... y luego mirar sus ojos alegres fue maravilloso. Esa primera experiencia me cautivó.

Lea también: Jenny Milena Yusti Delgado, componer, regalo de la creación

¿A qué se debió su retorno a esta tierra cafetera años después?

Gladys Sierra Parra, amiga y exjefe en la caja de compensación, fue nombrada como directora de Cultura del Quindío y se presentó la oportunidad de hacer un proyecto con este sector en los municipios, desde las casas de cultura y bibliotecas para enseñar a personas de todas las edades. Fui muy satisfactorio y enriquecedor.

¿Y se ha desempeñado en labores sociales?

Por supuesto, en el Museo de Arte de Armenia y el Quindío, Maqui, adelanté talleres para menores infractores y con la organización Visión Mundial, hice un trabajo para entregar detalles a los padres adoptivos.

Recomendado: En 2017, Quindío dijo presente a nivel mundial con su cultura

¿Invitada de honor a exponer en México en el 2016?

Un maestro de pintura con el que tomé un taller en la Sociedad de Mejoras Públicas, SMP, apreció mi destreza con el origami y junto con la galería Alianza y el departamento de Cutura del estado de Coahuila me invitaron a exponer en 4 ciudades, pero por agenda solo pude estar en los municipios de Torreón y Zaragoza, y dictar talleres en colegios de esas localidades. 

¿Qué hace con el Centro Cultural y Museo Quimbaya?

Desde hace dos años se agendan talleres gratuitos para quienes se inscriban. Están enfocados en figuras y culturas indígenas colombianas. Esta semana estamos programando los de este año, que la ciudadanía puede encontrar en el sitio www.banrepcultural.org/armenia


Adriana Patricia Matiz R. 
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net