Domingo, 20 Oct,2019
20 años terremoto de Armenia / ENE 25 2019 / hace 8 meses

Armenia, construida con parámetros sismorresistentes

LA CRÓNICA consultó a la gerente de Camacol Armenia para consultarle sobre las medidas en materia de construcción tomadas tras el terremoto de 1999.

Armenia, construida con parámetros sismorresistentes

Foto : John Jolmes Cardona Núñez, LA CRÓNICA

Gloria Milena Arango, gerente de Camacol Armenia, indicó que el riesgo de un sismo no solamente existe en Armenia, sino en otras zonas del país. Precisó que el código de sismorresistencia y las normas que en Colombia se han expedido después del terremoto de 1999 permiten decir que hoy construyen con mayor seguridad y rigurosidad

“Desde 1984 Colombia cuenta con normas que se han venido actualizando. La norma vigente es la NSR-10, que tiene clasificado a nuestro país en varias zonas de amenaza sísmica, de acuerdo con los mapas que el servicio geológico actualiza periódicamente. Todas las edificaciones construidas posterior a 1998 con la NSR-98, deben acoger dichas reglamentaciones para contar con una aprobación de sus licencias de construcción”.

“La ley 400 de 1997 establece que una edificación diseñada, siguiendo los requisitos consagrados en las normas que regulan las construcciones sismorresistentes, debe ser capaz de resistir, además de las fuerzas que le impone su uso, temblores de poca intensidad sin daño; temblores moderados sin daño estructural, pero posiblemente con algún daño en elementos no estructurales, y un temblor fuerte con daños a elementos estructurales y no estructurales, pero sin colapso”, agregó.

Vea todo este especial en: Terremoto de Armenia: 20 años después, un nuevo amanecer

Arango dijo que adicional a esto, las curadurías y oficinas de Planeación municipal revisan y solicitan los ajustes necesarios a los proyectos antes del licenciamiento, dentro de los que se incluye la revisión de parámetros de sismorresistencia en sus diseños. Así mismo, la ley 400 establece la obligatoriedad de la supervisión técnica en las edificaciones, con el fin de hacer seguimiento y control a que lo dispuesto en la norma se cumpla.

“Consideramos que los empresarios del sector constructor cada vez son más conscientes de la necesidad de ejercer su trabajo con los mayores estándares de seguridad y calidad, igualmente, las autoridades deben velar porque no se construya en zonas de riesgo y en laderas, donde la vulnerabilidad es total, y que exista un debido control físico que propenda porque las modificaciones y remodelaciones que se hagan a las viviendas cumplan con las normas y diseños”.

Lea también: 20 años después, Quindío tiene infraestructura, pero falta tejido social

Advirtió que los nuevos propietarios deben abstenerse de hacer modificaciones y remodelaciones que puedan afectar las estructuras de las viviendas. 

“Debe existir en nuestra ciudad una cultura de la prevención, del cuidado y la reducción del riesgo, buscando siempre la seguridad y el bienestar para todos. Por lo anterior, Camacol promueve la construcción formal para garantizar el cumplimiento de las normas existentes en el país”.
 

“Los empresarios del sector constructor cada vez son más conscientes de la necesidad de ejercer su trabajo con los mayores estándares de seguridad y calidad”. 


Construcción en altura

Arango dijo que no conoce ningún estudio o recomendación de expertos que definan el límite máximo de altura para Armenia

“Lo importante cuando se va a construir un edificio es contar con un buen diseño estructural y de suelos, que defina el tipo de edificación considerando su altura, espacios, calidad del suelo, etc. Además debe construirse siguiendo las recomendaciones de los expertos y con materiales de calidad. En todo el mundo existen ciudades ubicadas en zonas de riesgo alto donde se construyen edificaciones de gran altura, a manera de ejemplo tenemos Ciudad de México, San Francisco, Los Ángeles, Santiago de Chile, Tokio, entre otras. No veo porqué Armenia sea la excepción”.

Vea también: [Video] ¿Está Armenia preparada para un nuevo sismo?
 

“En todo el mundo existen ciudades ubicadas en zonas de riesgo alto donde se construyen edificaciones de gran altura”.


Recomendaciones para el ordenamiento territorial

Camacol considera que es necesario que se brinde claridad y seguridad jurídica para que los empresarios del sector puedan plantear y desarrollar sus proyectos con la tranquilidad que se requiere teniendo en cuenta las inversiones y capital que en esta industria se compromete.

“Las demandas que se hicieron al POT en 2017 y las derogatorias específicas de los decretos 081 y 030, por el que se adopta el POZ de la avenida Centenario, cambiaron las normas para unos sectores de la ciudad y esta zona no tiene hoy normativa. Esto afectó la dinámica del sector y minó la confianza de los compradores”. (En contexto: Decretos que reglamentan POZ de la avenida Centenario fueron derogados)

Debido a esta situación, el sector constructor manifiesta requerir que se avance juiciosamente en los estudios a fin de dar claridad frente al desarrollo que se espera de la ciudad. Asimismo solicitan que la autoridad ambiental resuelva con prontitud y criterios técnicos, como les corresponde.

Recomendado: La cronología del ordenamiento territorial de Armenia

“En este momento hay una dificultad para los constructores en cuanto a adquisición de tierra y desarrollo de futuros proyectos, no hay normativa sobre el suelo que en el POT se destinó para segunda vivienda o vivienda residencial campestre, así mismo, el suelo de expansión determinado no se ha desarrollado y los sectores que tenían posibilidad de aprovechamiento en altura hoy no pueden tenerla porque los decretos que la regulaban fueron derogados”.

Arango dijo que toda esta problemática que se tiene requiere ser atendida por las autoridades. “Desde Camacol estamos a la espera de la revisión del POT y estaremos trabajando, apoyando y opinando, teniendo en cuenta que el tiempo para la revisión de mediano plazo termina en diciembre de 2019 y la de largo plazo en 2023”.

Lea también: 20 años de gran transformación para la ciudad

Finalizó: “Nuestro interés como ciudadanos, empresarios y gremio, es que Armenia sea una ciudad sostenible, amable, con densidades, alturas, índices de ocupación que propendan por una mejor calidad de vida y una mejor ciudad para todos”.


Karol Moreno García
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net