Domingo, 19 May,2019
Quindío Denuncia / MAY 14 2019 / hace 4 días

Atracadores continúan ‘a rueda’ de los ciclistas en el Quindío

Dos deportistas fueron asaltados el pasado primero de mayo en el sector de San Juan Bosco en Salento. Concejal asegura que hay compromisos incumplidos. 

Atracadores continúan ‘a rueda’ de los ciclistas en el Quindío

En el departamento existen 52 grupos reconocidos de ciclistas.

“A los que nos gusta la bicicleta no vamos a poder volver a pasar por el sector de San Juan Bosco en Salento, por miedo a que nos sigan atracando. Era una ruta que hacíamos cada mes”. (En contexto: Continúan denuncias de atracos a ciclistas en veredas de Salento)

Ese es el temor que manifiesta un ciclista, de 35 años de edad, que al igual que su amigo, de 36, resultaron atracados en la noche del 1 de mayo, cuando pedaleaban por esa zona. 

Ese día, los jóvenes aprovecharon que era festivo para salir en bicicleta desde sus casas en Circasia. A las 3:00 de la tarde empezaron una travesía ciclística en la que culminaron aterrorizados.  

Pasaron por la vereda La Nubia, por el Valle de los Guayabos, por el sector Casa Azul en Salento. Luego bajaron a Boquía y de ahí siguieron hacia San Juan Bosco, donde el recorrido se convirtió en toda una pesadilla.

Vea también: Ciclistas denuncian que los ladrones “los tienen azotados”

Una de las víctimas relató que luego de pasar por el puente del río Quindío llegaron al sector conocido como El Túnel, cuando de repente se encontraron con un palo de guadua atravesado en el camino que los obligó a disminuir la velocidad, situación que cuatro sujetos encapuchados aprovecharon para salir de los matorrales. Uno de ellos portaba una pistola de fabricación artesanal y los otros tres, cuchillos. 

“Mi amigo los alcanzó a ver e intentó devolverse, pero uno de los bandidos lo alcanzó, mientras que el del arma de fuego nos apuntó a ambos. A mi compañero lo intimidaron con arma blanca y lo obligaron a entregar una bicicleta GW negra con logotipos azules, a mí me hicieron tirar al piso, me esculcaron y me quitaron el celular, un parlante con el que nos fuimos escuchando música y un reloj”.

La víctima añadió que luego lo llevaron al matorral de donde salieron y uno de ellos lo hizo sentar mientras que el otro traía la cicla del amigo. El delincuente le preguntó si portaba más dinero y aunque el afectado no le dijo nada, cuando el asaltante revisó una pequeña mochila de la bicicleta le encontró 35 mil pesos. También se le llevó el celular, la billetera con algo de efectivo y la bicicleta.

Recomendado de archivo: Ciclistas y comunidad se sienten desprotegidos

El pedalista recordó que mientras padecían esos momentos de pánico, por allí pasaron varias camionetas y motos. Aunque ellos gritaron implorando auxilio, los conductores siguieron de largo. 

Solo uno que iba en un carro detuvo la marcha y gritó: “¡No los roben!”, enseguida el atracador le apuntó con la pistola y el conductor, en medio del susto, corrió un poco el vehículo tratando de evitar que lo impactaran. “¡Estálleselo por sapo!”, le decía uno de los cómplices. 

Los antisociales cogieron los elementos robados, valorados en aproximadamente seis millones de pesos, y se perdieron por una zona boscosa mientras que el señor del carro alertaba a la policía desde su celular.

Le puede interesar: Hurtos, indigencia y basuras: paradero de la carrera 19, “abandonado”

20 minutos después, a la escena llegaron policías de Circasia, Salento y Armenia. Aunque hicieron un barrido por la zona, los atracadores ya se habían perdido. Se notaba que conocían, como la palma de la mano, las rutas de escape. Más tarde las víctimas denunciaron lo ocurrido en la inspección de Policía en Circasia, pero hasta el sol de hoy no han vuelto a ver sus pertenencias y los delincuentes siguen por ahí, andando ‘como Pedro por su casa’.

Dos semanas después del hecho, uno de los afectados aceptó que ‘dieron papaya’ para que sucediera el caso, pero reclama porque, según él, la policía sabe que en ese sitio han asaltado a varias personas, pero no ha tomado medidas.  

Por su parte, el concejal de Armenia, Carlos Alberto Hernández Hernández, quien practica el ciclismo y lucha por el bienestar de ese gremio deportivo, aseguró: “Desafortunadamente, muchos ciclistas le dan la oportunidad a los ladrones porque salen a hacer los recorridos solos por rutas peligrosas. Pese a que las advertencias han sito reiteradas, no hemos logrado que las atiendan”. 

 

Del engaño, a la intimidación con armas de fuego

Según Hernández Hernández, la manera de hurtar a los ciclistas ha mutado en los últimos tiempos en el Quindío, lo que sí se mantiene es que buscan preferiblemente ciclas de alta gama, para venderlas en ciudades cercanas. 

Antes, el delincuente se ganaba la confianza de la víctima y con engaños le pedía el ‘caballito  de acero’ prestado para supuestamente probarlo, pero finalmente desaparecía con este. Ahora el ladrón suele esconderse en parajes solitarios y aparece sorpresivamente al paso de los ciclistas para intimidarlos.
 

Compromisos incumplidos

Hernández Hernández recordó que a las 7:00 de la noche del pasado 22 de marzo hubo una reunión en el comando de la Policía, entre líderes de los ciclistas, los altos mandos policiales y representantes de la Secretaría de Tránsito y Transporte de Armenia, Setta, con el fin de idear métodos para garantizar la seguridad del pedalista durante sus recorridos. 

“En aquel encuentro se pactaron algunos compromisos y han pasado casi dos meses y ninguno de ellos se han cumplido”, aseguró el cabildante. 

Agregó que una de las promesas en pro de la seguridad del ciclista, que no ha sido materializada, fue la de: “Definir entre los colectivos una sola ruta para recorrer a la semana, para que los acompañe una patrulla durante la misma”. O en otros casos, que los policías se monten en ciclas y estén en los recorridos con la intención de proteger a las personas y de cuidar el uso adecuado del bicicarril. “Pero la respuesta de la Policía siempre ha sido que no tiene personal”.

De archivo: 
Hurtos y homicidios han disminuido, pero percepción de seguridad aún es negativa

Al respecto, el coronel Luis Hernando Benavides Guancha, comandante de la Policía Quindío, recordó que en la mencionada reunión ellos como autoridades se comprometieron a hacer acompañamientos a los ciclistas, “pero también se les pedía el favor de que se cuidaran de no andar solos y por las noches por sitios delicados. Se han hecho las coordinaciones, el coronel Solano es el que ha estado pendiente de estos acompañamientos, pero los deportistas siguen saliendo solos y por las noches”. 

“Estamos haciendo el máximo esfuerzo, no solo para evitar que hurten a los ciclistas, pero entre las 5:00 de la tarde y las 8:00 de la noche es el momento en el que la mayoría de gente se está desplazando en bus o en taxi, los almacenes están haciendo los cierres, muchos jovencitos salen a las 6:00 p. m. de los colegios y se desplazan para sus casas, son un simple ejemplo de las necesidades de seguridad que debemos atender en la actualidad”, explicó el alto mando policial. Añadió que precisamente en esos horarios han atracado puntos de Facilísimo y algunos buses, por lo que deben estar muy alertas en todas las zonas. 

El coronel Benavides Guancha concluyó diciendo que hay una reunión pendiente con el coronel Solano para hacer los correctivos que sean necesarios para proteger a los pedalistas.  


Redacción 
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net