Domingo, 16 Dic,2018

La Salida / JUN 13 2018 / Hace 6 Meses

Banda marcial de Ciudadela del Sur, campeona especial en Valle del Cauca

El grupo del colegio de Armenia compitió el pasado fin de semana en Florida, Valle del Cauca.

Banda marcial de Ciudadela del Sur, campeona especial en Valle del Cauca

La banda de marcha del colegio Ciudadela del Sur de Armenia ocupó el primer lugar en la categoría especial en el Primer Festival de Marcha San Antonio de Padua, realizado el pasado 9 de junio en San Antonio de los Caballeros, corregimiento de Florida, Valle del Cauca.

Milton Marín García, tecnólogo en música y quien desde hace un año está al frente de la banda, dijo que el reconocimiento, que se suma a otros cuantos del grupo, posiciona a la orquesta como una de las mejores de la capital quindiana.

El profesor, oriundo de La Tebaida, ha sido jurado en concursos a nivel nacional de bandas de marcha, destacado durante 10 años como músico en diferentes orquestas y sinfónicas en el Valle del Cauca. Con LA CRÓNICA habló de la banda, sus logros y objetivos.

Cuéntenos un poco sobre la banda del colegio Ciudadela del Sur.

Desde hace un año estoy al frente del grupo y desde entonces han ingresado nuevos estudiantes. La banda de marcha se encuentra en categoría especial por los instrumentos de viento que posee. Tiene 48 integrantes. 

¿Cómo puede describir el trabajo de coordinar a 48 jóvenes para que rimen al mismo son?
Todo es con disciplina, porque el que no la tenga no puede pertenecer al grupo. También se requiere seriedad y compromiso es querer el instrumento, cuidarlo, aprender a interpretarlo. También son importantes los valores entre compañeros.

¿Además del trabajo al interior del equipo, cuentan con un respaldo extra?

El rector Marcelo Gallego ha apoyado mucho el proceso de la banda. 

¿Cómo se define qué instrumento tiene la capacidad de interpretar cada niño?

Cuando llegan, les muestro cada instrumento y les explico cómo funciona y cada quien elige el que le guste más. De esta manera comienza a interpretarlo y si no es el suyo, entonces cambia hasta que encuentre el que es. 

¿Ha tenido alguna experiencia en la que el estudiante no encaja en ninguno?

No, la verdad es que uno se va acomodando. 

¿Del proceso que ha adelantado con ellos ha obtenido otro reconocimiento?

Ganamos el año pasado en Génova, en Candelaria Valle, —donde acabamos de participar—, estábamos empezando, ni teníamos uniforme de banda y quedamos en el tercer puesto en categoría especial. Nos llegó una invitación para ir a los Llanos e incluso una de México, a la cual no podemos asistir por falta de recursos, y más porque la cultura bandística no es tan apoyada en el Quindío. 

Hablemos un poco de su vida, ¿por qué se convirtió en profesor de música?

Desde pequeño estuve en bandas de marcha tocando corneta, en grado 11 presté mi servicio social en una banda infantil, hubo un problema con el profesor que la coordinaba y la profesora me dijo: “Usted que es más hiperactivo y como más líder, hágase cargo de eso”. Desde ahí seguimos, sin estudio ni nada. Después me fui a vivir al Valle del Cauca y estudié la tecnología y me especialicé como músico. 

¿El gusto por esta actividad, viene de familia o de dónde cree que salió?

No, en la familia yo soy el primer músico y ahora mi hermano también está fomentando música en La Tebaida, tiene el coro infantil, se llama Esnéider Marín, también trabaja el rock sinfónico. 

¿A nivel profesional, tiene algún reconocimiento?

Con casi todas las bandas he ganado en muchas partes. He ido a la costa, Arauca, Medellín, Tolima y Cundinamarca, además de los concursos que he calificado.

A propósito de su trabajo evaluador, ¿qué actividades tiene en agenda?

Estoy invitado a Venezuela en agosto, también al Tolima y estoy a la espera de un concurso en Cundinamarca. 

¿Qué es lo que se evalúa para dar puntuación a los concursos de las bandas?

Lastimosamente nosotros trabajamos en un puntaje de 0  a 10, donde reparamos más en el error que en la virtud y eso se hace en casi todos los concursos, pero siempre valorando el trabajo que lleva cada delegación.  

¿Cómo ha sido la experiencia con este grupo?

Chévere, la cuestión es de tenerle paciencia a los muchachos, porque a ellos hoy en día la tecnología los tiene consumidos, usan el internet para cosas malas o tienen vicios en la calle. Estoy muy contento con ellos porque son muy juiciosos y respetuosos conmigo y sus padres, los últimos también muy colaboradores, porque uno sin ellos no puede decir, “voy a contar con este muchacho”, porque si él no lo apoya, estamos jodidos. 

¿Qué objetivo tiene con este grupo?

Ir a ganar muchos concursos y representar bien el colegio, Armenia y el Quindío, porque en estos momentos es una de las bandas que más se destaca en la región. Este reconocimiento que LA CRÓNICA hace es muy positivo para ellos y todo el trabajo que han hecho, porque esto es un esfuerzo de cada uno de nosotros, y aunque el colegio siempre está, a veces los recursos no le dan para todo.

Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net