Domingo, 24 Jun,2018

Medio ambiente / DIC 30 2017 / Hace 5 Meses

Bosque de Palmas de Cera será un área protegida en 2018

El bosque abarca los municipios de Salento, Quindío, y Cajamarca e Ibagué, en Tolima.

Bosque de Palmas de Cera será un área protegida en 2018

El ministerio de Ambiente trabaja en otro proyecto para trazar unos corredores biológicos con el fin de proteger la palma, el cual incluiría el valle de Cocora.

Las veredas La Ceja de Cajamarca y Tochecito de Ibagué en Tolima junto a la vereda Camino Nacional de Salento en el Quindío son los territorios que abarca el bosque Tochecito, zona que será declarada en 2018 como un área protegida por el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El bosque resguarda el mayor número de palmas de cera del país, cerca 600.000 árboles adultos se encuentran concentrados en el lugar.

Vea también: Cerca de la mitad de los ecosistemas colombianos está bajo amenaza, advierte WWF

María Eugenia Pineda, miembro de la mesa ciudadana de Salento, señaló que este es un proyecto muy importante entre Quindío y Tolima. Dijo que hay un programa que lleva muchos años desarrollándose entre el ministerio de Ambiente, el instituto Von Humboldt y algunos expertos científicos conocedores del tema como el doctor Rodrigo Bernal, que es el científico que más conoce de palmas en el mundo. 

“Han determinado realizar una protección especial para ese sector con la categoría denominada Santuario de Flora y Fauna para la conservación de la palma de cera. El ministerio está próximo a emitir la resolución, ya está totalmente avalado el proyecto, solo falta que se protocolice la declaratoria”, explicó Pineda. 

Agregó: “También hay un proyecto más ambicioso del mismo ministerio para hacer unos corredores biológicos para la protección de palma que incluye a Cocora en Salento, que está ubicado al lado de la vereda Camino Nacional”.

Recomendado: Campaña en Cocora para que turistas preserven el paisaje
 

Importancia de proteger el territorio

Pineda manifestó que la protección del bosque con mayor número de palmas de cera del país representa un paso grande y un avance en lo que respecta a la protección de la vida, el agua y la cultura.

“Es la protección de un territorio que su principal vocación es la ambiental, producir todos los servicios ecosistémicos que esta cordillera entrega a muchos de los habitantes de la región, por ejemplo el agua, pues en esta zona es donde se regula el líquido para más del 70% de los habitantes del Quindío, entonces es muy importante que se dé este paso para la protección, sobre todo de las partes altas donde se hace la regulación hídrica y ecosistémica, la protección de la flora y de la fauna, de la vida del planeta y máxime ahora cuando estamos en tiempos de calentamiento global”.

Le puede interesar: Procuraduría pide a Unesco que páramos del país sean Patrimonio Natural de Humanidad

“Las acciones que se hacen para mitigar el deterioro del medio ambiente no tienen que ser solamente por parte de la voluntad gubernamental, sino que tiene que ser también de concurso de toda la comunidad y de las instituciones para que se lleven a cabo este tipo de acciones que son las que podrían salvar el planeta”, concluyó. 

 

La declaratoria sería en mayo 

El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, en entrevista con el diario El Tiempo, indicó que en el primer semestre del 2018, posiblemente en el mes de mayo, el bosque Tochecito estará protegido. 

“Las razones son demasiadas. Las poblaciones de palma de cera en Colombia, por ejemplo, tienen una muy baja representatividad en el sistema de áreas protegidas. Si la población que se concentra en la cuenca del río Tochecito es protegida, su singularidad regional y nacional aumentaría aproximadamente a 93% y 86%, respectivamente, lo que es indispensable para esta especie, considerada en peligro de extinción a nivel nacional y vulnerable a nivel internacional”, dijo el ministro.

Agregó: “A partir de la restauración ecológica de diversos ecosistemas ubicados en municipios del corredor de la palma de cera, se protegerá la especie vegetal, al mismo tiempo que la fauna de la región, como el loro orejiamarillo. Además, les apuntamos a la regulación hídrica y a mejorar el uso del suelo”.

Recomendado de archivo: El Paso del Quindío y la palma de Cera, patrimonio cultural y ambiental

Según la publicación del periódico nacional, otros objetivos contemplados por el ministerio de Ambiente consisten en recuperar la conectividad del bosque altoandino, asociado a los últimos remanentes de palmares que quedan; mantener la muestra más representativa de la población de palma de cera del Quindío en la microcuenca del río Tochecito, usar sosteniblemente los recursos naturales que allí se encuentran y proveer espacios naturales asociados al patrimonio cultural e histórico del área, puesto que allí serpentea el famoso Camino del Quindío, la ruta que por más de 300 años comunicó a Ibagué con Cartago por donde pasaron ambientalistas como Humboldt y transitó el libertador Simón Bolívar.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net