Martes, 25 Jun,2019
Deportes / MAY 19 2019 / hace 1 mes

Brasil acabó su sequía de 40 años y volvió a celebrar un título continental

Se rompió la racha en 1989 con un único gol.

Brasil acabó su sequía de 40 años y volvió a celebrar un título continental

Brasil en 1989 alcanzó su cuarta Copa América.

Cuando se habla de fútbol no solo a nivel continental sino mundial no es ajeno el seleccionado de Brasil, el país que más copas mundiales ha ganado —cinco en total— y que fue la cuna de futbolistas que han dejado su huella imborrable en la historia del deporte rey como Djalma Santos, Carlos Alberto, Roberto Rivelino, Édson Arantes do Nascimiento ‘Pelé’, Manuel Francisco dos Santos ‘Garrincha’, Arthur Coimbra ‘Zico’,  Falcao, Ronaldo Nazario o Ronaldinho Gaúcho.

Sin embargo, no es ajeno a momentos negativos en la práctica y aunque cuesta creerlo la canarinha vivió una sequía de casi 40 años sin celebrar un título en el ámbito continental

Vea también: En 1919 fue la final suramericana más larga: duró 150 minutos

En 1949 el certamen continental —en ese tiempo se llamaba Campeonato Sudamericano— se llevó a cabo en tierra carioca y Brasil se impuso, tras superar en la tabla a siete selecciones: Paraguay, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, Ecuador y Colombia.

Los dueños del certamen en ese año acumularon un total de 14 puntos producto de 7 juegos ganados —en ese tiempo la victoria solo entregaba 2 unidades, de acuerdo con las reglas de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, Fifa— y superó al elenco paraguayo, que al final fue subcampeón.

Pero de ahí en adelante fueron decepciones las que vivió la torcida brasileña. Estuvo cerca de alzar el trofeo de rey de América en 1953, 1957, 1959 y 1983, pero solo alcanzaron el segundo lugar.

La decepción llegó a su fin en 1989, cuando Brasil se encargó de organizar esa versión y de la mano de nombres como Bebeto, quien fue el máximo artillero de evento con 6 tantos, más Romario, la auriverde volvía a lo más alto y alcanzaba así su cuarto título suramericano. 

Lea también: En 1925 ocurrió la versión más reducida de la Copa América

El camino hacia la gloria inició con la clasificación al cuadrangular final como el segundo de la tabla del grupo A. Aunque sumó los mismos puntos de Paraguay fue el onceno guaraní el que clasificó como primero porque terminó con diferencia de +5 goles, mientras que el local sumó +4.

Sin embargo, en la instancia final el conjunto carioca no tuvo rivales y ganó todos los puntos en disputa: derrotó a Argentina 2-0, a Paraguay lo vapuleó 3-0 y en la última fecha a Uruguay lo doblegó por la mínima diferencia.

Precisamente el choque contra el representativo charrúa, llevado a cabo el 16 de julio en el estadio Maracaná, fue de bastante importancia, porque ambos países llegaban a la fecha con los mismos números —4 puntos cada uno e igual registro de goles a favor—. 

Recomendado: Colombia y un intenso viaje de 24 días para su debut

Uruguay, que disputó la copa de esa vigencia como campeón defensor y al igual que Brasil, derrotó a Paraguay 3-0 y a Argentina 2-0, por lo que estaban con las mismas cifras y se esperaba una contienda bastante pareja. 

Pero la tranquilidad y la felicidad volvió al país más grande de Conmebol cuando Romario en el minuto 4 del segundo tiempo marcó el único gol, pero suficiente para acabar con cuatro décadas de amargura y de ahí en adelante sembrar una nueva historia para el país en referencia con la Copa América.  


Andrés Felipe Ramos Gámez
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net