Martes, 15 Oct,2019
Región / OCT 18 2015 / hace 3 años

'Cacique' y 'Repollito', dos menciones de la quindianidad

Un hombre y una mujer  forjaron, desde ángulos bien diferentes, la historia de mediados del siglo XX en Armenia y el Quindío.  Ambos fueron conocidos y han permanecido en la memoria colectiva  a través de los mecanismos de validación y aceptación ciudadanos que provee la cultura. 

'Cacique' y 'Repollito', dos menciones de la quindianidad

Ancízar López, López, primer gobernador del Quindío fue llamado ‘Cacique’.

Son Ancízar López y Lilia Pérez, más recordados por sus nombres populares, ‘Cacique’ y ‘Repollito’,  y que dan cuenta de una significancia semiótica que vale la pena destacar.  A través de la toponimia, que “es la forma convencional con que un grupo humano designa parajes, caseríos, montes, ríos, valles, caminos, calles, y por extensión, aquellas construcciones y objetos materiales característicos de una región” (Memorias Cátedra Unesco, 2001),  se entiende la relevancia que tiene para los quindianos la denominación de ‘Cacique’ para el creador de su departamento.  No obstante, ubicarse ese término dentro de una clasificación de toponimia indígena (si tenemos en cuenta que en grupos étnicos se nombra así a su líder), se sitúa también dentro de la toponimia celebrativa, ya que ella “consiste en rendir homenaje a una  santa o santo, heroína o héroe, mujer abnegada o ciudadano ejemplar, generalmente fallecido y sobresaliente” (Libro Caldas, patrimonio y memoria cultural, 1994).

 

Lugares que recuerdan a Ancízar

En todos los municipios se ha asignado ese término para una de sus zonas barriales.  En Montenegro, de donde el exgobernador era oriundo, se  encuentra el barrio El Cacique.  Al averiguar por su origen, algunos  habitantes manifestaron que se había tomado de una hacienda cercana bautizada con ese nombre, aunque aceptaron que es más creíble la versión referente a la mención del dirigente político.  Otros rasgos toponímicos destacados son la existencia de una avenida de Armenia, la sede administrativa de la gobernación, un auditorio oficial y otros sectores de los pueblos que se han  decretado con su nombre, además de las placas conmemorativas que lo llevan  en parques y plazas,  desde hace décadas y aún en vida del personaje.

 

Apodo totémico

El caso de ‘Repollito’ es particular. Este término corresponde a lo que en sociolingüística se conocen como apodos totémicos. Son muy comunes, y las localidades del Quindío se caracterizan por la frecuencia en la pronunciación de estas formas nominales, pues a las personas se les conoce más por su mote, ya que amigos y conocidos pretenden relacionar sus características fisonómicas o sus oficios desempeñados, con animales  y vegetales.  Un trabajo de etnografía del habla realizado en 2006 por dos estudiantes universitarias permitió la compilación de los más curiosos, en un sector bullicioso de Armenia:  “tomate, gallinazo, careperro,  carevaca,  cucarrona, grillo, ojos de vaca, pepinillo, caremico, perro, urraca, lombriciento,  pastor alemán” (Documento “Adultos mayores y quindianidad”, Gobernación del Quindío, 2010).   Es tan frecuente el apodo, que entre algunos gremios (como los conductores) se ignora por completo la identificación de la persona.  Por eso es tan común que, para su sepelio, se debe colocar el apodo al lado del nombre, en el cartel funerario.

 

En un mural

A diferencia de Ancízar López, “Repollito” fue plasmada en el mural del maestro  Antonio Valencia Mejía La Epopeya del Quindío, en la gran pared frontal de entrada al Palacio Departamental.  Había nacido en 1929 en tierras del Tolima y fue trasladada por sus padres a Armenia cuando tenía corta edad, pero creció con una madre de crianza.  Murió en 2008.  Siempre fue un símbolo de la quindianidad pues a pesar de sus 1.10 metros de altura, era la más grande  de las mujeres de la cultura popular. Uno de sus mentores de prensa escribió: “Su similitud con la hortaliza, que sirve de ingrediente para sopas y ensaladas, le permitió convertirse en “sabor de distintas apreciaciones” (Artículo ‘Repollito’, escrito por Catón, en el semanario Hoy Quindío). Ella fue la más querida, aparecía en todos los actos públicos al lado de celebridades.  

Se declaró, como buena liberal, amiga de Ancízar López y con él posó en varias fotografías.  El abogado Helio Martínez se refirió así a su presencia: “No hay conmemoración o efemérides  de Armenia que ella no encabece.  Es la mascota obligada y espontánea de toda cita cívica.  Cada que Armenia amanece de gala ella viste sus decorosos y humildes atuendos para ir, muy orgullosa, a la cabeza de los celebrantes” (“Repollito”, Diario del Quindío, agosto de 1986).

 

Por Roberto Restrepo Ramírez


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net