Miércoles, 18 Sep,2019
En profundidad / SEP 08 2019 / hace 1 semana

Candidatos del Quindío en deuda con sus contenidos digitales

Si bien la mayoría son activos en sus redes sociales, sus formas de comunicar no tienen peso a la hora de ganar seguidores y votantes.

Candidatos del Quindío en deuda con sus contenidos digitales

Pese a que el marketing digital es una herramienta de poder, pues cuenta con insumos claves como las redes sociales, hay muestra de un ejercicio débil de los candidatos frente al reto de captar un verdadero mercado de votantes. 

La campaña política que estamos viviendo en Colombia para elegir gobernadores, alcaldes, concejales y diputados no ha sido aprovechada ni por candidatos ni por sus equipos de comunicaciones y publicidad para crear contenidos digitales que puedan sumarle de manera significativa a sus objetivos de triunfo, al menos no en el Quindío.

Si bien la mayoría se ve activo a través de sus redes sociales, sus formas de comunicar y hacer contacto no tienen peso a la hora de ganar seguidores y votantes. Un breve barrido de las propuestas hasta ahora presentadas por los aspirantes a nivel online permite vislumbrar tres circunstancias que limitan el alcance efectivo de sus iniciativas.

 

 


Desconocimiento del entorno digital

Escribir bonito, publicar una foto sensacional o producir un video con muchos efectos, por ejemplo, no es suficiente para atrapar el interés de la comunidad virtual. Es necesario, ante todo, interpretar lo que la gente quiere ver o sentir. 

A diferencia de los medios tradicionales que proponen acciones en un solo sentido, es decir desde donde lo sugiere el emisor, el escenario digital tiene su mayor aprovechamiento en la interactividad que genera. La intención de publicar se convierte en un elemento de valor en tanto sea respondida por medio de una aceptación a través de un me gusta, un comentario de apoyo o la obtención de un nuevo seguidor. De no ser así se estarán perdiendo esfuerzos importantes y un tiempo de oro que no volverá.

Pongamos ejemplos reales de esta situación. Una persona que recibe en su celular o computador determinada publicación asumirá dos percepciones que definen su posición, o no tendrá misericordia en ignorarla porque le parece intrascendente, porque no se ciñe a su gusto o porque a su juicio es mentiroso, o por el contrario la aceptará y eso admite una pequeña victoria.

Acciones concretas debe ser el objetivo de poner a circular información en las redes sociales. ¿Y cómo se logra ese propósito? A través de contenidos de valor, de propuestas que generen una reacción positiva de los públicos impactados, sin embargo eso exige un trabajo que supere la obviedad. Decir que se visitó una comunidad determinada no aporta en nada a menos que se creen factores diferenciales marcados por datos que demuestren un verdadero interés hacia el sector.

Frente a todo lo que se ha mencionado, no cuenta aquí la inspiración de un buen escritor, ni la sabiduría de un excelente productor fotográfico o audiovisual, si no se tiene en carpeta un sensudo análisis de lo que realmente la gente necesita escuchar, y no me refiero a promesas incautas, porque de eso la gente está agotada.

De archivo: 2019 será un año político


La figura desgastada del político

Cuando se asume la condición de aspirante a la política se cambia el papel del ciudadano que su entorno conoce al de su nueva posición. La misma clase política se ha encargado de generar una mala imagen del comportamiento social de este ejercicio por factores graves como la corrupción, hecho que nos ha tocado de cerca.

Todo ello quiere decir que el trabajo de posicionar marca personal se duplica, se convierte en un reto difícil de asumir y es aquí donde resta aplicar una estrategia digital débil que no cause interactividad ni impacto, que mida por lo bajo una gestión que debe cumplirse con estándares de productividad elevados. 

Cada vez mayor número de personas tiene acceso a internet, cada vez grupos poblacionales antes limitados para su uso como las personas mayores de 50 años de edad son proclives y cercanos a estas nuevas tecnologías, sin embargo ignorar el poder que ahora ofrece el internet es ceder uno de los baluartes que tiene un político para alcanzar el triunfo. Aún se nota, a vuelo de pájaro, que esta práctica se hace en el Quindío a un nivel de muy baja intensidad y trascendencia.

 

 

La falta de planificación

Si un proceso exige planificación, el marketing digital encabeza la lista, por eso aquí no cabe la espontaneidad ni las ideas de último minuto porque el fracaso aparecerá.

Este proceso es el eje que fundamenta el éxito del ejercicio. De hecho la palabra clave para definir esta etapa del marketing digital se sustenta desde la definición de sus objetivos. Saber el nivel en que crecerá el número de seguidores en redes sociales, el número de prospectos, las estadísticas por concepto de interactividad, la cifra de contenidos que se publicará, estimar la consolidación de la imagen del candidato, su reputación frente al mercado de electores será la base de un trabajo edificante en resultados. 

Factores no menos importantes son el análisis del entorno desde el escenario político, económico, social, tecnológico, ecológico y legal debido a que como herramienta de planificación clarifica un camino de oportunidades y establece los alcances de la estrategia.

Como se trata de un proceso de rápida consolidación de marca personal, se deben explorar caminos en los que debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas pasen su examen como puntos de encuentro entre el candidato y su empatía con el proceso electoral en el que está inmerso.

Una de las grandes ventajas de planificar es enfrentar con criterio una crisis que se pueda presentar en el camino. Si ante un ataque a la reputación proveniente de cualquier sector de las redes sociales, que se presenta con regularidad, no se tiene una rápida gestión de respuesta, puede caer no solo la imagen sino la aspiración en todo su conjunto, como ya ha pasado en reiteradas ocasiones.

 

Carlos Eduardo Alzate Ortiz
Especial para LA CRÓNICA
Twitter: @carlozed
LinkedIn: Carlos Eduardo Alzate


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net