Miércoles, 23 Oct,2019
Cuentas claras / ABR 08 2019 / hace 6 meses

Ciudadanía considera que gestión de la asamblea departamental no ha sido buena

94% de los quindianos encuestados por LA CRÓNICA calificó negativamente la gestión de la duma. 

Ciudadanía considera que gestión de la asamblea departamental no ha sido buena

A través de un sondeo realizado por LA CRÓNICA en Facebook, el 94% de los quindianos encuestados calificó negativamente la gestión que ha adelantado la Asamblea Departamental del Quindío en lo que va del periodo constitucional. Solo el 6% dijo que sí había sido buena. 

En total fueron 460 votos que tuvo la consulta de opinión realizada este 4 de abril en la red social, donde  433 de los usuarios contestaron no, frente a 27 votos por el sí.

 

Las tres etapas de la asamblea departamental

Oposición, interés general y gestión de resultados son las tres etapas de la asamblea para  López Guzmán.

Diego Fernando López Guzmán, decano de la facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la universidad Alexander von Humboldt, habló sobre la labor de la asamblea departamental del Quindío.

“La asamblea principalmente hace control político a la gestión del Ejecutivo. Esta ha sido importante en términos de controlar las acciones que el ejecutivo desarrolla y desempeña, sobre todo en el tema de contratación, en lo que tiene que ver con la forma como esa contratación se desarrolla y, ahí, creo que hay una virtud del equilibrio de poderes, es decir, la manera como los pesos y contrapesos del ejercicio de lo político se hacen mutuamente una veeduría, un acompañamiento, para efectos de lograr que lo público y el interés general primen”. 

Recomendado: Política pública de libertad religiosa en Quindío, en trámite

Expuso que no ha sido pacífica la gestión de la duma. “Uno podría decir que en estos años de gestión que finalizan en 2019, han sido diferentes momentos en los cuales la asamblea ha tenido un rol protagónico dentro de la vida gubernamental, principalmente en el inicio cuando había una especie de oposición muy fuerte a toda la gestión que en este caso el gobernador adelantaba y fue muy vehemente la posición de la asamblea en ese control”. 

Indicó que luego se asumió un papel más protagónico en términos del interés general y no del interés político partidista, que juega un papel muy importante en una corporación.

“Lo que hay es el juego de los intereses de lo político y resulta que en este caso el interés general y público se ven beneficiados cuando los corporados, en este caso la duma departamental en cabeza de cada uno de los diputados, comienza a generar debate y discusión y no simplemente oposición de manera arbitraria”. 

Vea también: Política pública de familia del Quindío tendrá enfoque rural

El decano precisó que en resumen se pueden recoger tres momentos, “uno inicial muy fuerte de oposición, una etapa más deliberante frente a lo que más le conviene al departamento en procura de lograr que salgan avantes muchas de sus iniciativas, y un tercer momento que es este, el final, donde claramente la asamblea departamental deberá dar cuenta de su gestión”. 

Argumentó que si se hace un análisis de cuáles son las ordenanzas que hasta ahora se han generado versus cómo ha sido el control político que se ha ejercido en la duma, “claramente se encuentra que la función más importante es la del control, en el sentido de que se ha generado un acompañamiento en el escenario de pesos y contrapesos de lo político para que el interés general prevalezca”.
 

“Sana independencia entre gobierno y duma”

Diego Javier Osorio, representante a la Cámara, habló sobre la gestión de la asamblea en el periodo constitucional en curso y destacó la sana independencia que actualmente existe entre el gobierno departamental y la duma. 

“El trabajo de control político que la asamblea ha liderado es prenda de garantía para el desarrollo de nuestra democracia. Esa independencia, sin embargo, no ha sido obstáculo para que haya existido la sinergia necesaria para sacar adelante iniciativas en beneficio de la ciudadanía”.

Osorio dijo que fruto de esa relación en la que la asamblea se ha podido avanzar en la solución a importantes necesidades como el cuidado del medio ambiente, la calidad en la prestación de los servicios públicos domiciliarios, la infraestructura, la competitividad como generadora de desarrollo, entre otros.

Por otra parte, Luciano Grisales, representante a la Cámara, advirtió sobre la importancia de cumplir con el control político para hacer advertencia y canalizar lo que la comunidad está esperando del desarrollo social y económico de la región y el país. 

Se refirió a las necesidades actuales de los territorios y manifestó que espera que la sociedad, el primer reclamo que debe hacerse es: ¿Qué esperamos del desarrollo económico de nuestra región? Y que las personas que quieran asumir responsabilidades del manejo de lo público tengan claridad de temas coyunturales como el ordenamiento territorial y el modelo de desarrollo económico.

Asimismo, Grisales resaltó la apertura de espacios para el debate de temas coyunturales del departamento, como el que se llevó a cabo el pasado viernes sobre las pequeñas  centrales hidroeléctricas.

Le puede interesar: Salud y deporte, enfoque de los debates de César Londoño

 

Redacción
LA CRÓNICA

 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net