Domingo, 23 Sep,2018

Economía / ABR 06 2015 / Hace 3 Años

Comedog, mucho más que un comedor para perros callejeros

Desde la semana pasada, en el sector del parque Cafetero de Armenia y en el centro de Calarcá se instalaron dos dispensadores de comidas, destinados a saciar el hambre de los perros que deambulan por algunas de las calles de estos municipios quindianos. 

Comedog, mucho más que un comedor para perros callejeros

Una de las estrategias de Comedog es ubicar los dispensadores en lugares que se reconocen como de alto tráfico de animales callejeros.

La iniciativa, que es liderada por Cristina Arbeláez —activista y defensora de los animales—, se tomó como ejemplo de la ciudad de Barranquilla, donde hace un mes, el veterinario Juan Manuel Montoya Pardo, cansado de ver la indiferencia del gobierno y de algunas personas ante el sufrimiento de los animales abandonados, se ingenió el dispensador, para que la gente de buen corazón ayudara al bienestar de la población canina callejera.

En la capital del Atlántico fue tal el éxito del proyecto, que de inmediato se quiso replicar en diversas ciudades del país. 

“Entonces, yo me comuniqué con el promotor del proyecto para traerlo al Quindío, de inmediato empecé a gestionar los lugares estratégicos para ubicarlos y las donaciones para poder adquirirlos, así logramos traer los primeros dos comedores”, señaló la líder, quien además se mostró muy contenta ya que con solo verlos, muchos quindianos se sumaron al proyecto por lo que en los próximos días serán instalados otros cinco Comedog en el departamento.

Cada dispensador cuenta con la seguridad necesaria para que la comida no corra riesgos de dañarse con la lluvia y para que no atraiga roedores que generen un mal mayor. Además, cualquier persona puede donar el concentrado con el fin de que más perros se alimenten.
“Este proyecto fue muy bien pensado, analizando todos los pro y los contra, y previendo que los animales no corrieran el riesgo de ser envenenados, que es una de las principales amenazas que se vive en el departamento”.

No obstante, esta iniciativa es mucho más completa, conlleva tres componentes adicionales que propenden porque cada día sean menos los perros abandonados.

“Alimentarlos es importante pero no soluciona el problema de raíz, el proyecto Comedog implica además: esterilización, adopción y educación”, advirtió la promotora de la iniciativa.

Es por ello que cuidadosamente se seleccionaron lugares comerciales, administrados por personas amantes de los animales, porque además de proporcionar seguridad durante las 24 horas, se creó un compromiso de vincular a los perros —que acudan constantemente al lugar— a un programa de esterilización. 

“Asimismo, en la calle vemos muchos perros con potencial para ser adoptados, así que estos serán promocionados, a través de la página de Facebook del proyecto, con el fin de encontrarles un hogar que se responsabilice de su cuidado”, anotó.

Según Arbeláez, el último componente de la iniciativa, que es la sensibilización, permitirá que muchas personas comprendan la problemática de los perros abandonados.

“Necesitamos que se enteren de que hay defensores de los derechos de los animales que requieren de apoyo para sacar adelante la causa. Nada es gratis, se requiere concentrado, apoyo en las operaciones y en las medicinas de los perros”, añadió.

Los interesados en vincularse pueden buscar la página de la red social Facebook denominada Proyecto Comedog Quindío, que ya cuenta con más 4 mil seguidores.

“Cualquier persona puede buscarnos, puede involucrarse completamente en la iniciativa, para ayudar a traer e implementar más dispensadores al departamento o donando alimentos o esterilizaciones”.
Cada Comedog tiene una capacidad de 22 kilos que, en promedio, permite alimentar alrededor de 50 perros.

 

Sin el apoyo del gobierno
El proyecto Comedog Quindío es ajeno a cualquier tendencia política y no cuenta con el apoyo de la administración pública porque en las secretarías de Salud no apoyan la alimentación de los animales callejeros.

“Ellos lo ven como un problema de salud pública, pero Comedog es más que simplemente alimentarlos”, concluyó.

 

Por Carlos López


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net