Miércoles, 16 Oct,2019
Curiosidades / MAR 12 2019 / hace 7 meses

Como en Pinocho, hombre quedó atrapado dentro de una ballena y sobrevivió

Al abrir su boca para alimentarse, estas ballenas pueden envolver todo lo que se encuentra en su camino.

Como en Pinocho, hombre quedó atrapado dentro de una ballena y sobrevivió

Foto : Captura de pantalla

Quedar atrapado en una ballena y vivir viajando dentro de ella puede ser una anécdota sacada del cuento infantil Pinocho. Sin embargo, esta increíble historia saltó de los libros de texto a las playas de Port Elizabeth Harbour, donde el buzo Rainer Schimpf quedó atrapado en la boca de uno de estos cetáceos y sobrevivió para contarlo.

Vea también: 
Conozca el ave que come y duerme en el aire

La carrera de sardinas de Port Elizabeth Harbour puede ser una de las mejores oportunidades para retratar el mundo submarino. Este desplazamiento es reconocido como la mayor migración de animales en el hemisferio sur; por ello, el submarinista de 51 años acudió a las playas de Ciudad del Cabo en Sudáfrica para filmar el evento.


Engullido por una ballena

Cuando Schimpf se encontraba siguiendo subacuáticamente el recorrido de las sardinas y a punto de fotografiar a un tiburón, sintió una presión en su cadera. Segundos después todo se tornó negro: había sido tragado por una ballena Bryde. Estas criaturas suelen medir entre 14 a 15 metros de largo y pueden pesar hasta 30 toneladas.

“Supe al instante que una ballena me había atrapado. Sentí una presión en mi cadera, pero no tienes tiempo para tener miedo, tienes que utilizar tu instinto”, explicó en un vídeo publicado por Barcroft Animals. El angustioso momento fue captado por uno de sus colegas, Heinz Toperczer, quien solo veía cómo la ballena engullía a su compañero y se alejaba de la zona.

Lea también: 
¡Misterio resuelto! Esta sería la verdadera función de las rayas de las cebras

Antes de ser liberado, “tomé aire, asumiendo que volvería a zambullirse y me escupiría en las profundidades del océano Índico”, revela el buzo. Para su suerte, la ballena solo abrió la boca y lo soltó, entonces el hombre pudo regresar a su bote sin lesiones.

Al abrir su boca para alimentarse, pueden envolver todo lo que se encuentra en su camino, pero su dieta está basada en pescado, por ello no pudo haberse tragado a Schimpf. Ellas tienen un esófago pequeño adaptado para recibir presas pequeñas como krill, sardinas, plancton y, definitivamente, no son devoradoras de humanos.


 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net